¿Cómo puedo llevar mi negocio al mundo digital?

La ambición y el hambre de seguir mejorando es la gasolina que todo negocio necesita para tener éxito. Hay que evitar el estancamiento y la obsolescencia a toda costa.

Como hemos podido observar estos últimos años, la tecnología avanza a un ritmo muy rápido. Por tanto, es también la que marca el camino que las empresas y negocios deben seguir para no quedar desactualizados.

Hoy en día todo pasa por la digitalización de los negocios y su presencia online. Un negocio que a día de hoy no se encuentra en fase de digitalización ―ya sea planificación o ejecución― está destinado al fracaso.

Si no quieres que tu negocio sea obsoleto en pocos años, es momento de tomar cartas en el asunto y empezar con la digitalización de tu negocio.



Fuente

 

Tips Para Digitalizar Tu Negocio


Página web y tienda online


El punto de partida de todo negocio que quiera acceder al mundo digital es tener una página web. Se trata de la unidad mínima que nos permitirá, en cierta manera, empezar a tener presencia online y atraer clientes.

En caso de que no tengamos una aún, habrá que crearla. Afortunadamente, hoy en día esto es más sencillo de lo que parece. Puedes crear un sitio web gratis con HubSpot u otro asistente que te permitirá tener tu página web creada y funcionando en pocos minutos.

La página web de tu negocio es probablemente lo primero que los clientes vean, por lo que funciona como una especie de carta de presentación. Como tal, debe ser descriptiva e informativa, pero asegurándonos de no avasallar.

No obstante, la página web no será la que nos permita realizar ventas. Tendremos que enlazarla y conectarla a una tienda online en la que ofrezcamos nuestros servicios y productos.

La verdadera digitalización pasa porque un cliente pueda conocernos y recorrer todo el proceso de compra sin moverse de su navegador. De este modo es más cómodo para los clientes, quienes pueden realizar su compra en minutos, y para el negocio que ve cómo los pedidos van entrando.

Resumiendo, sin página web o tienda online, el proceso de digitalización de un negocio no puede siquiera empezar.

Digitalización de procesos


La digitalización de un negocio no es solo de puertas hacia afuera. También internamente debemos abandonar la idea de trabajar de forma analógica y empezar a modificar la manera de trabajar.

Este cambio debe incluir a la totalidad del negocio para que realmente marque una diferencia. La digitalización de los procesos debe ser general y, por tanto, requiere de una gran planificación previa.

Si investigamos, veremos que existen muchas herramientas que nos pueden ayudar a que los procesos de nuestro negocio sean más eficaces y, sobre todo, digitales.

Cada negocio es distinto y necesitará de herramientas distintas, por lo que es importante conocer a fondo las necesidades de cada uno para poder buscar las herramientas que mejor encajen.

A continuación enumeramos algunas de las más comunes, importantes y útiles que podrán ayudarte a dar los primeros pasos hacia la digitalización de tu negocio.

 

ERP - Enterprise Resource Planning


Se trata de programas que se encargan de la planificación de todos los recursos empresariales. Nos ayudará a gestionar mejor la totalidad de los departamentos que componen nuestro negocio.

Un ERP nos ayuda a gestionar, pero también a conectar los varios sectores de nuestro negocio. Todos comparten la información y nos ayudan a que los procesos sean más fluidos.

Lo positivo es que, si bien se conectan y gestionan desde un único mando, no se unifican. Cada departamento o recurso mantiene su independencia del resto, aunque se encuentren interconectadas y compartiendo información.

Gracias al uso de un ERP, podremos aumentar nuestra productividad y eficacia, reduciendo tiempo y costes.

 

CRM - Customer Relationship Management


Un CRM es la herramienta clave que nos permitirá tener todo lo relacionado a nuestros clientes bajo control.

No se trata simplemente de una agenda virtual donde apuntamos los datos de contacto de cada cliente o lead, va mucho más allá. 

Extrae y almacena información de cada interacción que hayamos tenido con cada cliente. Puede ser una compra, un email, o una visita a la web. Nos ayuda a conocer sus gustos, costumbres y así poder ofrecer ofertas o productos que pueden interesarles.

A la vez, un CRM nos ayuda a tener una atención al cliente más eficaz. Teniendo a mano toda la información relevante, podremos responder sus dudas o gestionar incidencias más rápidamente.

 

SCM - Supply Chain Management


Un SCM es aquel que se encarga específicamente de la gestión de las redes de suministro. Todo lo relacionado a la logística y producción del material puede gestionarse de manera rápida y eficaz utilizando estos softwares.

Desde la compra de material, el almacenamiento y stock en almacén, hasta su transporte y posterior servicio post-venta.

Si bien es raro encontrar este tipo de programas separado de un ERP o un CRM, es posible que simplemente necesites un software que te ayude con el suministro. En ese caso un SCM es definitivamente lo que debes buscar.



Fuente

Presencia en redes sociales


La digitalización, como hemos mencionado anteriormente, pasa también por tener presencia online en distintos canales. Tener una página web y una tienda online está bien, pero puede no ser suficiente.

Necesitamos estar presentes en varias plataformas, para que los clientes nos puedan encontrar sin dificultad, sin importar dónde se encuentren.

Las redes sociales son una gran herramienta en este aspecto. Nos permiten tener un alcance muy amplio a un coste muy reducido.

Sin embargo no basta solamente con crearse un perfil. Al igual que sucede con la página web, la imagen es importante ya que puede ser lo primero que una persona vea de nuestro negocio.

Debemos tener perfiles en todas las plataformas que creamos puedan ser útiles. En ellas, hay que crear contenido que sea relevante e interese a los clientes para atraer su atención.

Todo esto ayudará a que nuestro perfil esté activo, que los clientes aprecien que hay alguien detrás a quien importa su imagen y sus clientes y con quien pueden interactuar.

SEO


Podemos haber invertido mucho tiempo y recursos en crear una página web ideal, estéticamente hermosa y con toda la información necesaria al alcance de la mano.

El customer journey de nuestra tienda puede estar optimizado al máximo, sin obstáculos y con todos los pasos bien definidos y breves.

Nuestros varios perfiles en redes sociales pueden estar repletos de contenido relevante y manteniendo la marca y la imagen corporativa al pié de la letra.

Sin embargo, de nada servirá todo esto si los clientes no son capaces de encontrarnos a través de un buscador.

El SEO ―optimización de motores de búsqueda― es lo que hace que una página se encuentre entre los primeros resultados de las búsquedas o quede relegado al fondo.

Es crucial, por tanto, que prestemos atención a las prácticas de SEO que llevamos a cabo tanto en la web, como en la tienda o redes. 

Existen varias acciones que podemos llevar a cabo: posicionamiento de palabras clave, mejoras en el tiempo de carga o mapa del sitio web, hacerla accesible y responsive, inclusión de imágenes y textos alternativos, etc.

No necesita de una gran inversión en cuanto a dinero, pero sí que requiere tiempo y atención constante. 

No podemos descuidarnos ni ignorar el SEO o nuestro negocio y sitio web no conseguirán despegar.

Actualización constante


Como ya hemos mencionado al principio, la tecnología se actualiza y renueva todo el tiempo. Los avances tecnológicos avanzan frenéticamente y debemos intentar, en la medida de lo posible, estar al día con ellos.

Nuestro negocio no puede quedarse atrás, la digitalización también implica una renovación y actualización periódica. El avance de las tecnologías nos obligan a tener que realizar nuevos cambios cada determinados períodos para poder ponernos al día.

Es verdad que no siempre podremos adoptar las últimas tecnologías ―sobre todo porque puede ser costoso y arriesgado al principio― pero si debemos, al menos, conocerlas.

Saber cuales son las tendencias, por dónde se están moviendo la competencia o que puede ser lo próximo que se viene en el campo en el que nos movemos.

El estar al día con la tecnología también nos ayudará a encontrar nuevas herramientas o procesos que podemos mejorar en nuestro negocio. Por tanto, es de vital importancia para su supervivencia que nos mantengamos informados y actualizados.

Conclusión


Aunque sobre el papel parezca sencillo, hay que entender que el proceso de digitalización es más amplio y generalmente incluye más puntos. 

Hemos querido, sin embargo, tocar simplemente aquellos más relevantes y que puedan aplicar a negocios que se encuentren en distintos niveles: desde los que no tienen una página web creada siquiera, a los que quieran mejorar sus procesos ya digitalizados a través de software.

El fin de este artículo es hablar de lo importante que puede ser la digitalización para tu negocio. Quizás ninguna de estas prácticas se aplique al tuyo, pero pueden haber inspirado otras ideas o simplemente haber sido el empujón que necesitas para lanzarte.

Sea cual sea tu caso, te aconsejamos que analices la situación y veas en qué punto se encuentra tu negocio y, sobre todo, donde puede llegar gracias a la digitalización. 

Aunque al principio sea difícil, valdrá la pena.
Etiquetas: , , , , ,
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.