Solicitud de consejo y orientación (experiencia profesional)

Solicitud de consejo y orientación (experiencia profesional)
Comparto con vosotros otra petición de asesoría personalizada recibida en mi correo electrónico, pills buscando darle a la solicitante un feedback conjunto en función de orientarle en su caso particular. Me gustaría conocer vuestra opinión profesional sobre el caso expuesto, thumb sabiendo que cualquier comentario será bien recibido. Nuevamente se busca crear una especie de caso práctico que sirva para encontrar la mejor solución. Les dejo con el relato de quién llamaremos: “A”, recipe tal y como fue expresado, pero sin incluir detalles personales.
Llevo unos días leyendo su web y la verdad es que me parece muy interesante y con consejos muy prácticos. Me atrevo a utilizar la posibilidad de asesoramiento que ofrece, porque estoy en un momento profesional un tanto peculiar. En febrero comencé a trabajar como jefa de administración en una mediana empresa que estaba siendo absorbida por un grupo empresarial. Mi función inicial era hacer una auditoría y puesta al día de la contabilidad para posteriormente encargarme de la organización de todo el departamento de administración de la empresa. Era un trabajo en una empresa que me ofrecía una carrera profesional a largo plazo y con estabilidad, y para entrar en ella, renuncié al trabajo en el que estaba. A finales de abril acabé la revisión y puesta al día con los nuevos datos, pero entonces y como resultado de mi revisión, la empresa "compradora" terminó retirándose de la adquisición, puesto que había bastantes errores contables que hacían que no se hubiera reflejado correctamente la imagen fiel de la empresa, en las cifras utilizadas en un principio para la valoración de compra. Dado la situación, los actuales socios de la empresa me han comunicado que ya no cuentan conmigo (digamos que soy "el enemigo" en este momento). Mi pregunta es la siguiente, ¿cree adecuado incluir esta breve y "extraña" experiencia profesional en el CV y explicarlo luego todo en la entrevista?, ó ¿mejor me lo salto y ni lo nombro en el CV? ¿Algún consejo en particular?
Como siempre, cuento con la autorización de la solicitante para publicar su caso, y si alguno desea contactarla, sólo hace falta que me lo indique para solicitar su consentimiento para el contacto a través de su e-mail personal.
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

0 pensamientos sobre “Solicitud de consejo y orientación (experiencia profesional)

  1. José Luis del Campo Villares

    Buenas amigo Senior y amiga A.

    Difícil decisión a mi modo de ver por dos motivos:
    1º Porque se trata de un cese laboral por parte del empresario y no del empleado, cosa que es poco aconsejable poner en un curriculum.
    2º Porque de la empresa donde dejo de trabajar para irse a ésta última se fue de forma voluntaria, con lo cual de no inculir esta última experiencia la explicación del “por que” se marchó se hace compleja.

    Incluirla o no tiene en ambos casos sus pros y sus contras. A mi en particular me interesaría como seleccionador el que me explicase el porque se marchó de la empresa anterior, en la que en teoría llevaba bastante tiempo, y por “motu propio”. Si veo que se ha ido a otra empresa, la cosa tiene explicación. Si se ha ido y no es a otro trabajo, la cosa sencillamente me puede hacer creer que no se fue voluntariamente sino que fue un cese pactado. Desde ese punto de vista, yo me inclino por poner todas las experiencias incluída esta última.

    Lo que si haría es preparar una argumentación para responder el porque duró poco en la ultima empresa.

    Y lo digo por experiencia. Yo entre en mayo de 2007 en una empresa para llevar la direccion finaciera, cosa que era imposible porque estaba a punto de cerrar, al cabo de 5 meses me fui para otra que parecía muy buena, pero que lo único que quería era cobrar una subvención por incorporar una persona que supiese de comercio exterior (era mi caso). Cuando cobró la subvención prescindió de mis servicios. ¿Qué hago yo en el curriculum? Dependiendo de la oferta de empleo a la que me dirija, o incluyo las dos o no incluyo ninguna. Lo que no hago es poenr una si y otra no.

    Un saludo

  2. Felipe

    Para estos casos, una buena técnica es la balanza, que consiste en que valores todos los pros y contras que se te ocurran, y que te digan por aquí, y luego los valores cada uno de 1 a 10. En el lado de los contras, los puntos descuentan, y en el de los pros, suman. Si el saldo es positivo (sobre todo muy positivo), los pros son más importantes, y por tanto yo lo incluiría.

    De todas maneras, es cierto que tanto hacerlo como no hacerlo requiere una posible explicación; así que en cualquier caso, lo más importante es que te busques una coartada sencilla y que te deje en buen lugar. Sobre todo.

    Personalmente me suelo inclinar hacia la sinceridad (dosificada, eso sí), y es posible que yo en tu caso lo incluyera, ya que lo que se deduce de tu historia es que tu trabajo fue competente, y los incompetentes habían sido los de esa empresa durante el tiempo que acumularon esos errores.

    Si optas por una coartada de “mentira piadosa”, que puede ser una solución, sólo te advierto que si algo no convence o no encaja bien, aunque sólo sea una pequeña disculpa del tipo “estuve enferma” o algo por el estilo, seguro que la duda te dejará fuera.

    De todas maneras, todo esto que digo, es a título personal. Mi consejo profesional es que analices los pros y contras directos y derivados de incluirlo, de no incluirlo, y tomes la decisión más sensata. Y mi consejo personal es que con la verdad por delante, sin contar demasiadas batallitas, se sale más airoso.

    Un saludo y mucha suerte.

  3. Pablo Rodríguez

    Compleja historia, y muy interesantes las aportaciones de José Luis y Felipe.

    Vamos a ver, yo trataré de analizarlo desde el punto de vista de la empresa que la ha despedido (1), de la solicitante (2), y de la que le podría contratar en el futuro (3).

    La empresa que ha decidido prescindir de sus servicios tiene motivos para ello, lógicamente puede discutirse si son válidos o razonables, pero tal y como se plantea el caso, se ve que se ha frustrado la adquisición de la empresa por causa de esta revisión contable.

    Ojo, no digo que no haya hecho bien su trabajo, pero desde el punto de vista de la empresa, les ha fastidiado. Hay ahí una cuestión que no se menciona, no sabemos si una vez realizado el trabajo -o a medida que lo iba haciendo e iba encontrando errores- lo fue consultando con sus superiores, de manera que éstos ya estuvieran advertidos del problema que podía surgir, advertencia que posiblemente ya tuviese que hacer ella misma -“oye, que estas cuentas estaban bastante mal elaboradas, y con las cuentas bien hechas, nuestra situación es bastante peor”.

    Si no lo hizo, la empresa lo vería como una deslealtad (podrían pensar, vale, hizo bien su trabajo, pero debería habernos advertido); si lo avisó, pero no le hicieron caso, el error habría sido de la empresa, lo cual ya le podría valer de argumento para el futuro.

    Enlazando con la anterior, entiendo que la persona que realiza la consulta realizó su trabajo lo mejor que supo, desde ese punto de vista y si está convencida de lo que hizo y cómo lo hizo, yo pondría la experiencia en el currículum, pues debería ser capaz de “defenderla” en una entrevista, como alguien que hace bien su trabajo en todo tipo de circunstancias.

    Repito, de todos modos, lo único preocupante en este caso sería el tema de la “lealtad”, es decir, que no se pueda pensar que uno hace bien su trabajo aunque ello suponga fastidiar a la empresa en que trabaja, porque esto sí le cerraría muchas puertas, y los trabajadores, en este sentido, sí que tenemos que tener en algunos casos un poco de “manga ancha” con algunas circunstancias profesionales que, aunque sabemos que no están bien del todo, o personalmente nosotros no haríamos, lo hacemos por el bien de la empresa. Como es comprensible, no estoy hablando de robar o delinquir en favor de la empresa, creo que se me entiende.

    En cuanto a la empresa que le pueda contratar en el futuro, como dice José Luis, sería difícil de explicar que uno ha dejado una empresa sin más, porque podría parecer un cese pactado. Tal y como ha actuado la consultante, está claro que ella tiene como prioritario ser honesta en sus actuaciones, y realizar adecuadamente su trabajo en cualquier circunstancia.

    Como esos son sus valores, sobre ellos se debe apoyar para buscar otro empleo, y deben ser características apreciadas por la empresa que la contrate, así que, como dice Felipe, yo iría con la verdad por delante, de esta manera sé que si una empresa me contrata será porque sus valores estén en consonancia con los míos.

  4. Felipe

    He vuelto a pensar en el caso, y quisiera añadir un matiz a la parte personal de mi “consejo”:

    Siempre se dice que no se debe hablar mal de las empresas anteriores. Pues bien, otra opción sería omitir esta empresa, y como respuesta al motivo de marcharse de la de toda la vida, decir algo así como que “surgió una muy buena oportunidad de promoción que no resultó ser lo esperado”, y ante mayores preguntas, decir que preferiría no mencionar a la empresa ni profundizar demasiado en el tema. Porque contar la película da demasiada información sobre una empresa, y eso yo no lo vería bien, pensaría que, en todo caso, hay poca confidencialidad.

    Es otra opción, que te permitiría decir la verdad, en el sentido del motivo de la baja, sin que necesariamente hables mal de nadie ni se generen varias interpretaciones, ya que también he pensado, igual que Pablo Rodríguez, que en la historia no sabemos si el resultado de la auditoría fue previamente consultado con los superiores.

    En fín, es otra opción. Al final la decisión es tuya.

  5. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola José Luis, Felipe y Pablo:
    Muchas gracias por ofrecer vuestros puntos de vista… “A” ya sabe que habéis publicado vuestros consejos. Y yo le he dado también el mío.
    Acciones desinteresadas como las vuestras me demuestran que la blogosfera sigue siendo un campo abierto a la participación colaborativa.
    Saludos
    SM

  6. Juan Martínez de Salinas

    Hola SM,

    Interesante y peliagudo tema el que se plantea aquí.

    Creo que esta persona es honesta y debido a que la multinacional se arrepintió de la compra prescinden de sus servicios porque yo personalmente leo en sus líneas que su contratación fue motivada por esto. Luego la mediana empresa se busca una excusa para prescindir de sus servicios.

    En primer lugar como ya han comentado varios de los comentaristas debe de analizar los pros y los contraed y estar convencida de la versión que decida porque sino estas cosas se notan. Pienso que no tiene nada que ocultar y explicar brevemente el periodo pasó por esa compañía centrándose en la idea de que era un proyecto interesante y arriesgado debido a que esa mediana empresa se iba a reestructurar con una multinacional para crecer y al final la operación no cuajo. La línea es esta desde mi punto de vista. No hay que entrar en más detalles que son subjetivos y que nunca se puede saber que parte tiene razón. Por supuesto, debe de argumentar muy bien porque se marcho del anterior trabajo estable que tenía si sabía que este nuevo proyecto tenía sus riesgos.

    La decisión nunca es fácil. Aunque no poner esta breve experiencia es peor porque como justifica actividad en estos 5 meses. Debe de convencer porque se fue del trabajo sin tener nada y que quiere hacer ahora con su vida porque sino lo argumenta bien denota pasividad.

    Saludos,

    Juan

  7. Aran

    Soy la persona que hizo la consulta. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    En respuesta a la duda que teníais algunos comentar que en todo momento mantuve informada a la empresa sobre los errores contables que iban apareciendo, pero creo que ellos pensaban que ya tenían “el pescado vendido” con seguridad y no le dieron demasiada importancia al tema. Y para rematar, la hija de uno de los socios era quien había llevado la contabilidad hasta ese momento. Así que, desde que supe que los compradores plantearon la retirada, sabía que la puerta estaba abierta para mí.

    Como alguien ha apuntado también, para mi el problema de incluirlo en el CV está sobre todo en que si explico lo que ha pasado, doy demasiada información sobre la empresa, y creo que es información algo “sensible” para ir comentándola en una entrevista profesional. De mi trabajo, no tengo duda, y lo podría defender en cualquier sitio.

    Bueno, recojo todos vuestros comentarios y analizaré como me aconsejáis todos los pros y contras. De todas maneras, ya he encontrado trabajo (la empresa compradora me ha ofrecido uno interesante, aunque con cambio de lugar de residencia) así que una experiencia más en mi carrera profesional.

    Lo dicho, muchas gracias por vuestros comentarios y el tiempo dedicado, que en estos días siempre es el bien más preciado.

    Un saludo y hasta otra.

  8. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Aran: Gracias por pasarte a comentar, sólo acotar que no hay soluciones mágicas, por lo que lo mejor que puedes hacer es reflexionar sobre lo expuesto y luego desde tu óptica tomar una decisión.

    Hola Felipe:
    Yo asesoré a Aran como estuviese en su lugar diciéndole textualmente lo siguiente (ni más ni menos):
    “Pienso que lo mejor, es obviar esta experiencia y no reflejarla en el CV, debido a que podría ser fuente de malas referencias y origen de explicaciones estériles durante la entrevista, que más que ayudar, podrían perjudicar… Yo en tu lugar no lo reflejaría en el CV.”

    Saludos
    SM

  9. Pablo Rodríguez

    Gracias, Aran, por contarnos el final de la historia, y me alegro de que haya terminado bien, porque era un fastidio que por hacer bien tu trabajo hubieses tenido esa “recompensa”, por lo menos se ve alguien, en este caso la empresa compradora, ha valorado como correspondía tu profesionalidad.
    Lo que comentas de la hija de uno de los socios, sí, ya me suena a mí esto, es un caso bastante habitual… 🙂 Hay que convivir con ese tipo de situaciones, y llevarlas de la mejor manera, evidentemente, en estos casos, quien se lleva la peor parte es la persona que no tiene relación, ¡no van a echar a su hija!, así que es una situación que hay que manejar con cuidado en cualquier caso, y ésta es una lección que podemos aprender de este caso.

    Saludos
    Pablo Rodríguez