Si trabajas en Social Media, ninguna línea divide tu vida personal y profesional en Redes Sociales

configuración privacidadEl concepto de ‘vida personal’ es cada vez más difícil de delimitar para alguien que trabaja en profesiones 2.0, ya que si bien es cierto que todo profesional del Social Media tiene el derecho adquirido de la privacidad, también es cierto que su profesión le exige ciertas obligaciones no escritas que generan ventajas competitivas y que van en función de lo que hace y deje de hacer en redes sociales.

Viendo el último video de @mariaredondo, en el que está claro que ha sabido combinar aspectos profesionales y personales de forma armoniosa dentro de un formato muy innovador. Me doy cuenta de que es evidente que estamos llegando al punto en el que las personas que trabajan con redes sociales lo tendrán complicado para intentar separar lo que llaman vida personal de la vida meramente profesional, sencillamente porque las redes sociales las están convirtiendo en algo inseparable.

¿Que por qué? Existen varias razones, entre ellas te menciono las siguientes:

- Porque tus posibles clientes querrán saber cómo gestionas tus propias redes sociales antes de dejar que gestiones las suyas.

- Porque nos han engañado, NO hay ninguna línea que separa la vida laboral de la vida personal, es lo que nos ha vendido la sociedad encasillada en la que vivimos.

- Porque para poder “vender” tus servicios en la red, tendrás que hacerlo como una persona, ya que hacer publicidad en redes sociales no funciona.

- Porque para poder dar difusión a tu capacidad profesional, tendrás que generar conversaciones y crear relaciones, y eso sólo lo puedes hacer siendo una persona.

- Porque Facebook se está pareciendo cada vez más a Linkedin y viceversa.

- Porque cada vez que publicas en Facebook un contenido profesional, lo pones a competir con la última banalidad que has publicado.

- Porque las pages en Facebook ya no son tan efectivas como tu propio muro personal.

- Porque las redes sociales (todas) se usan cada vez más de forma profesional.

- Porque tus contactos (y amigos) ya son tus mejores prescriptores.

- Por que no desconectamos nunca. Sencillamente porque no se puede, podemos distraer a nuestro cerebro, pero no lo desconectamos como si fuese un interruptor.

El primer problema para implantar una dinámica de uso coherente y profesional en la red (como casi siempre) no son las redes sociales en sí mismas, sino lo que cada quien publica en ellas. Es segundo problema es no saber cuál es la diferencia conceptual entre lo que es íntimo versus lo que es personal, que en muchos casos tiende a confundirse.

También entra en juego la configuración de la privacidad y el desconocimiento generalizado que existe sobre este tema, ya que es evidente que la mayoría de los usuarios nunca la han configurado, incluyendo a personas que dicen llamarse profesionales del Social Media, Community Managers, etc.

Tal vez el peor de los problemas, sea el no saber entender que hay aspectos de nuestra vida que no deben nunca publicarse en redes sociales, ni en ningún medio público. Todavía hay muchas personas que piensan que sus perfiles en redes sociales son de ellas, cuando la realidad es que pertenecen a la plataforma.

En conclusión, si trabajas en la gestión profesional de las redes sociales, puedes beneficiarte de las ventajas que estos medios ofrecen para conseguir clientes y desarrollar tu carrera sin caer en riesgos inabarcables.

Lo más inteligente es hacer un uso moderado de los perfiles personales que tenemos abiertos en los mismos medios en los que nos desenvolvemos profesionalmente, intentando crear un balance entre nuestra persona y nuestra profesión.
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.