¿Se puede romper el patrón y evolucionar profesionalmente? – Psicólogo Vs. Coach

¿Se puede romper el patrón y evolucionar profesionalmente? – Psicólogo Vs. Coach

Jorge, un diplomado de 39 años, ha trabajado siempre como administrativo en grandes multinacionales, por lo que sus condiciones laborales han sido relativamente buenas en materia de sueldo, horarios, beneficios, etc.


En su empleo anterior, Jorge tenía un jefe algo incompetente en temas de gestión de personal y conocimientos técnicos sobre las tareas que Jorge debía desarrollar, por lo que era de poca ayuda para guiarle y orientarle en cuanto a cómo acometer sus responsabilidades.


Esta situación estresaba mucho a Jorge porque se veía perdido y se sentía desbordado, ya que su jefe, para cubrir su “incompetencia”, siempre le echaba la culpa diciéndole que no sabía hacer “nada” de lo que se le pedía.


Jorge aguantó cuatro años en esa empresa y luego se marchó estresado y deprimido.


En su actual empleo, en otra empresa grande pero de diferente sector, Jorge se encuentra nuevamente en una situación similar.


Su jefe es también un incompetente y no tiene dotes para gestionar personas, por lo que Jorge vuelve a sentirse desbordado y sin orientación de ningún tipo para acometer sus tareas.  También  tiene la sensación de que cada vez que habla con su jefe, éste le deja “vacío” de energías. Además es de la opinión de éste que gestiona al departamento de forma realmente caótica.


Ya me contáis si alguno piensa que Jorge debe acudir a un psicólogo o a un coach (que no lo sea), para que le ayude a resolver su problema…




La semana pasada se inició un intenso debate entre los defensores y los detractores del coaching (ya saben…, los que piensan que es simple psicología y los que no); por lo que si encontramos una solución a esta historia, intentaré cerrar (espero) el debate creado en torno al coaching y sus implicaciones con otras técnicas (si es ciencia o arte).  Y de paso, podremos saber si es posible ayudar a Jorge, que aunque no es su verdadero nombre, si que se trata de una persona real y de una situación verídica.


En cualquier caso, creo que  lo podremos dilucidar a través de vuestras amables respuestas, que como profesionales, le puedan dar a las siguientes preguntas:




A vuestro juicio ¿Por qué está Jorge repitiendo y viviendo de nuevo esa misma experiencia; diferente empresa, diferente sector y diferente jefe, pero exactamente la misma situación?


¿Qué puede hacer Jorge para romper el patrón en el que aparentemente está inmerso?


¿Pensáis que un mal jefe es también una oportunidad para evolucionar profesionalmente?


¿Es recomendable que vuelva a cambiar de empleo?… y si lo hace ¿Podrá superar su problema o encontrará más de lo mismo?



Yo de momento no mostraré mi opinión (como tenemos tantos expertos orientadores  [psicólogos y coaches] en la blogosfera, seguro que ni haga falta darla), pero igualmente lo haré en su momento.


Nota aclaratoria importante: Cuando en el título digo "Psicólogo Vs. Coach" me refiero al coach que NO es psicólogo de profesión, pues ya sabemos que existen psicólogos que también son coachs certificados... pero no me refiero a ellos.


Por cierto, el relato es un “caso real” cortesía de David Gonzalez, y fue extraído de su blog: Evolución Profesional

DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

24 pensamientos sobre “¿Se puede romper el patrón y evolucionar profesionalmente? – Psicólogo Vs. Coach

  1. Juan Martínez de Salinas

    Hola SM,

    Una vez más interesante el tema que planteas y voy a proceder a responder a lo que preguntas desde mi modesta opinión:

    1.- Jorge esta viviendo la misma situación porque el tiene una visión equivocada e idealizada de lo que debe ser un jefe y allí donde va lo busca desesperadamente pensando encontrarlo y mientras siga en ese nivel no evolucionara.

    2.- Jorge tiene que abrir su mente y darse cuenta de las cosas no funciona como uno piensa o espera. Deberá descubrir por si mismo que no siempre va a tener alguien para guiarle y orientarle en como hacer sus tareas o responsabilidades. Por otro lado, debe aprender a valorarse a más a si mismo y a lo que hace para que lo hagan las personas de su alrededor. Esto hará que sea más fuerte y tenga mayor seguridad en si mismo de cara a buscar alternativas de gestión propias. Busca en los demás lo que no sabe encontrar por si mismo y eso es un error.

    3.- A veces las oportunidades vienen de las formas más insospechadas y hay que aprovecharlas. El tener un mal jefe puede ayudarnos a evolucionar y crecer profesionalmente porque deberemos asumir más responsabilidades y hacer otro tipo de roles que en caso de hacerlo bien nos abrirá puertas sin esperarlo ya que esta opción es una alternativa para sacar el trabajo adelante.

    4.- Jorge puede seguir cambiando de empleo pero eso no va a solucionar sus miedos e inseguridades que provocan sus problemas. Al principio de comenzar en una nueva compañía todo ira bien hasta que vea que no tiene lo que necesita. Uno nunca va a encontrar en los demás lo que busca porque a los jefes y a los compañeros de trabajo no se les puede elegir. En función de lo que uno se encuentre debe amoldarse y adaptarse para encajar y hacerse su sitio. Jorge tiene que autoanalizarse y profundizar en lo que le pasa y sinceramente creo que necesita ayuda de alguien para hacerlo.

    Saludos,

  2. Adrián García

    Hola SM,

    Yo estoy completamente de acuerdo con Juán Martínez de Salinas.

    El problema quizá no es el jefe si no Jorge, quizá está enfocándose a un empleo en el que se le da libertad y tiene que asumir responsabilidades cuando el lo que preferiría es un empleo sencillo que no requieratanta creatividad.

    Creo que un psicólogo podría ayudarle a reducir la ansiedad que le produce un trabajo retador, sin embargo sería un coach adecuado si lo que quiere es medrar en ese tipo de trabajos, aprendiendo a actuar, a ser más creativo, etc.

    Un saludo.

  3. Andrés Panitsch

    Muy de acuerdo con los comentarios anteriores. Jorge debería enfocarse más en mejorar y mejorarse y menos en las opiniones de los demás.

    Un jefe no es un maestro (al estilo del de Kill Bill II), una guía o luminaria en nuestras vidas ni debería serlo, aunque a veces se dé (lo que es muy bueno). Es solamente otra persona, con sus virtudes, defectos y miserias.

  4. Eli

    “Mientras sigamos haciendo lo que hemos estado haciendo, seguiremos obteniendo lo que hemos estado obteniendo”
    En mi muy corta experiencia, he aprendido que en el mundo empresarial, la regla de oro es “Sálvese Quien Pueda”, y la dinámica consiste en, aprender de tu jefe lo que puedas, cuando ya no aporte más, cambia de puesto/jefe/empresa/perfil, desaprende lo aprendido y volvemos a comenzar.
    El trabajo para toda la vida es una falacia, la estabilidad laboral depende de que te muevas con el sistema previendo los cambios y tomes las oportunidades al vuelo para estar siempre a la vanguardia en filosofías, metodologías y tecnologías, etc…

  5. José Carlos Amo Pérez

    Hola Sm, hola comentaristas,

    bueno lo primero decir que un coach nunca está vs un psicólogo, ya que el coach jamas prestará sus servicios a personas enfermas. El coaching ni es una terapia es una modalidad de desarrollo personal y profesional.

    Dicho lo anterior, decir también que un coach no resuleve preguntas, no aporta comocimiento ni soluciones. Lo que hace el coach es preguntar al coachee aquellas cosas que éste jamás se hubiera preguntado. Se trata de que sea el propio Jorge el que encuentre sus respuestas, pues damos por hecho que Jorge sabe y tiene dentro todo lo que necesita para alcanzar sus objetivos.

    Por tanto yo no voy a contestarte, sino que voy a formularle a Jorge mis tres primeras preguntas:

    1. ¿Cómo te sientes frente a esta situación?
    2. ¿Qué te gustaría que ocurriera?
    3. ¿Qúe vas a poner de tu parte para que ocurra?

    Un saludo.

  6. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Vale… yo voy leyendo vuestros comentarios… Os daré mi opinión luego de ver si alguien más se apunta al debate, para no interferir en las respuestas.
    Gracias
    SM

  7. Gabriel Schwartz

    SM, a riesgo de hacer conjeturas un poco aventuradas (igual me encanta hacerlo, te confieso):
    Desde ya el tema es de Jorge y no de sus jefes. No es tan competente como parece. El que no sabe manejarse (“gestionar”) con personas es él. Quiere que su jefe lo ayude pero es a él a quien le cuesta mucho resolverlo. El que el sector sea “un caos” debe querer decir que no sabe cómo llegar a un buen trato con sus pares y compañeros y quiere que se ponga orden, desde afuera.
    Ahora viene la metodología: me centraría en marcarle lo que puede hacer y no, en poner el énfasis en lo que no hace bien. El escuchará pero encontará, al ver otro punto de vista en el que se prioriza lo positivo, que existe una manera diferente de ver las cosas y encontrará su propia solución – o, por lo menos, sabrá que existe la posibilidad -. Después vendrá el mostrarle que le echaba la culpa a sus jefes pero el problema era suyo.
    Inicialmente, creo que un buen coach puede ayudarlo. Si esta dificultad se repite en otros ámbitos de su vida y lo está haciendo sentir mal, debería buscar otro tipo de ayuda.
    Veamos qué opinan los demás…

  8. Jose Miguel Bolivar

    Creo que Jorge es parte del problema pero aún no sabe como ser parte también de la solución.
    Por otro lado, teniendo en cuenta la escasez de buenos jefes parece probable que el cambio de trabajo no sea garantía de éxito.
    Un coach le podría ayudar a identificar qué parte del problema proviene de él, qué alternativas existen, que ventajas y riesgos implican y también a identificar con claridad los resultados deseados. Si el coach le ayuda a derribar las barreras mentales que sin duda tiene, Jorge podrá ver las cosas con una nueva perspectiva y seguramente no sólo vea los riegos sino también las oportunidades.
    JM

  9. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Bueno… Primero que nada agradecer vuestros comentarios, ya que arrojan luz sobre el dilema planteado y además pueden servir de ayuda a Jorge (si nos está leyendo).

    Esta vez voy a comentar primero como un participante más y más abajo les haré mis acostumbradas respuestas personalizadas, pues la intención era en principio encontrar una solución para Jorge y de paso cerrar el debate iniciado la semana pasada.

    Opino que esta situación planteada, más que representar un problema, es una excelente oportunidad para Jorge, ya que con los consejos de un buen coaching podrá encontrar un camino seguro para evolucionar profesionalmente, ya que le será posible desarrollar nuevas competencias a partir de esas malas experiencias.

    En este caso Jorge se encuentra con situación “repetitiva” la cual entiende como algo negativo y no termina de controlarla. Sin embargo, si se da cuenta de que existe un patrón común en lo que le está pasando y a partir de allí el coach podrá comenzar a hilar dentro de su interior, para orientarle hacia el camino que necesita seguir.

    Hola Concha:
    Gracias, pero la verdad es que preferiría hacer un Master en Psicología, ya veremos.

    Hola Juan:
    Gracias por tus respuestas tan específicas y bien planteadas, de hecho en mis comentarios de arriba creo que hablamos de lo mismo. Lo cierto es que Jorge esta viviendo esa situación porque (como bien dices), tiene una visión equivocada e idealizada de lo que debe ser un jefe.

    Hola Adrián:
    Si, el problema es el mismo, pero la cosa va más enfocada hacia cómo él ve las cosas y no está relacionado con sus responsabilidades, pues sabe lo que hay que hacer. En este caso sólo concuerdo contigo en que necesita un coach, pero no un psicólogo, la menos por ahora.

    Hola Andrés:
    Me gustó lo de Kill Bill II (je je), y es cierto, los jefes no tienen mucho que ver en este asunto, todo está en el interior de Jorge y en su forma de enfrentar las situaciones.

    Hola Eli:
    Bienvenida, me gustó tu frase entre comillas (la reproduzco) “Mientras sigamos haciendo lo que hemos estado haciendo, seguiremos obteniendo lo que hemos estado obteniendo”. Pues eso es lo que le pasa a Jorge que ha vuelto repetitivo un patrón y para corregirlo ha de cambiar interiormente su forma de actuar.

    Hola José Carlos:
    Si, lo admito, lo de enfrentar a los profesionales era para crear algo de polémica y nada más…y estamos de acuerdo en que el coaching no es terapia ni una modalidad de desarrollo personal y profesional.
    Es cierto, el propio Jorge deberá encontrar sus respuestas, en este caso esperemos quye lea el post a ver si se anima a contestar tus preguntas.

    Hola Gabriel:
    Pues si, ya sabía yo que eres un experto pues el problema es únicamente de Jorge y no de sus jefes.
    Me gustó tu consejo de centrado en marcar lo que puede hacer y lo que no, y en poner el énfasis en lo que no hace bien. Con una buena orientación, seguramente terminará encontrando su propia solución

    Hola J. Miguel:
    Replanteando tu comment…Jorge es parte del problema y también de la solución, sólo le falta ese empujoncito de un buen coach para ayudarle a aclarar el camino a seguir al abrirle la mente, pues todo está allí dentro y es allí donde debe solucionarse.
    Gracias por pasar
    SM

  10. Yoriento

    Hola a todos/as, llego un poco tarde al debate. Me han parecido muy razonables muchas aportaciones, y especialmente la de José Miguel, con la que me siente muy cercano.

    Como tenemos pocos datos y ya sabemos que la orientación, coaching o psicología personal, como queramos llamar a lo que hagamos, tiene que estar enfocada en cada caso, pues es complicado aconsejar u opinar sin generalizar o caer en tópicos, verdad?

    Creo que en casi todas las situaciones en que las personas sienten que no crecen, una primera estrategia suele ser interesante a seguir: observarse y conocerse de una forma concreta y cotidiana, en este caso, en el entorno de trabajo.

    Qué estoy haciendo cuando me siento bien y las cosas van mejor o no tan mal, y al contrario, que tipos de comportamientos y actitudes suelen conducir a situaciones en el trabajo que me disgustan o me perjudican.

    Os aseguro que eso dará muchas pistas. Muchas veces el valor inicial de la orientación está en ofrecer otra perspectiva, en ayudar al cliente a observarse, que no es nada fácil.

    Ser consciente de cómo uno hace las cosas a veces ya genera per se alternativas sencillas y motivación suficiente para ir hacia pequeños cambios. Eso sí, el profesional debe estar entrenado en ayudar a descubrir esas relaciones a veces muy sutiles, entre causas y efectos, entre lo que hago y lo que me pasa y lo que siento.

    Respecto al supuesto debate que planteas, Senior, creo no hay tal polémica. Ya he sido muy pesado en toda la blogosfera, así que me remitiré a ese artículo (dejo el ENLACE al final) donde ya di la vara con mi opinión:

    El coaching es una marca (al igual que lo pueden ser orientación, guidance, counseling), una forma de llamar al asesoramiento personal o profesional que ha sido importada de USA y cuyas técnicas provienen en su gran mayoría de la psicología personal, contructivista, conductual-cognitiva, organizacional, etc.

    Así que psicología y coaching, orientación, etc. no son comparables, salvo en el marketing que se utilice y en que estas últimas derivan esencialmente de la primera disciplina. No hace falta ser psicólogo para ser coach u orientador, pero sí formación psicológica especializada para convertirse en un profesional del asesoramiento, de la orientación, o del coaching, pero en eso creo que estaremos de acuerdo, al menos en parte. 😉 Un saludo a todos/as. Buen artículo Senior.

    http://yoriento.com/2009/02/la-psicologia-es-al-coaching-lo-que-el-cocido-a-la-fast-food-443.html

  11. Guillermo Ceballos Serra

    SM:
    Muchas veces las situaciones en la vida en general o en la vida profesional en particular , parecen sufrir el efecto déjà vu , pero no es la sensación de revivir situaciones que ya hemos experimentado con anterioridad, sino que se vuelve efectivamente a vivirlas en otro contexto o con pequeñas variantes puesto que repetimos comportamientos y actitudes que nos colocan en idénticas posiciones.
    Claramente el problema no está en el contexto sino en uno.
    Es estos casos bienvenida la sicologia y /o el coaching o cualquier otra ciencia o arte nos ayude a crecer como personas.

  12. Quique Coach

    Jorge,
    ¿Qué quieres exactamente? (Objetivo, específico, medible, alcanzable y retador y puesto en el tiempo)
    ¿Para qué lo quieres? Si lo consigues qué pasaría? A qué te acercas consiguiendolo (valores)…de qué te alejas? Cómo te ves a ti mismo y a los demás una vez que lo has conseguido?
    ¿Qué has hecho hasta ahora?
    ¿Qué puedes cambiar?
    ¿Qué recursos tienes para el cambio?
    ¿Qué te impide cambiar?
    ¿Qué necesitas (y ahora no tienes) para generar un cambio?
    ¿Qué puedes hacer para empezar a cambiar? ¿ Cuando lo vas a hacer?
    ¿Qué nivel de compromiso tienes para cambiar?

    Estas serían a bote pronto y sin saber los detalles de la situación que podrían ayudar a Jorge.
    Jorge está viviendo cosas que necesita superar, avanzar….si las entierra (cambiando de trabajo) volverán a emerger (quizá de distinta forma).
    Jorge necesita mirar, planificar y actuar. Es un super reto. Y en el proceso de mejora se va a sentir genial.
    Lo más fácil es echar la culpa al empedrado y seguir como estoy. Es una opción ….que nos lleva a …….seguir quedandonos (es otra opción). Si la queja nos mola y estamos felices, pues bien. Sigamos ahí. Aunque yo creo que el cambio nos aterroriza , aunque el cambio es lo unico permanente en la vida.

    En cuanto a si un psicólogo o un Coach? Pues como si lo hace un obrero de la construcción , si hay apoyo, creencia en la potencialidad de Jorge, no inmiscuirse en su proceso (inutiles consejos) , es decir NOS ENAMORAMOS de la Esencia de JORGE (si ,vale, Yoriento, puede sonar vacío pero lo digo de corazón aunque suene pastelón 🙂 ) , y APADRINAMOS …a través de preguntas poderosas y desafiantes a la vez que un acompañamiento incondicional es la mejor forma de ayudar a Jorge. Pero al final todo dependerá de Jorge. Un Coach, Psicólogo, Orientador, Amigo….es un apoyo, una ayuda. La responsabilidad de la vida y sus resultados de Jorge es Jorge.

    Deacuerdo con Yoriento en lo de la formación psicológica, a lo que añadiría , estar enamorado del ser humano. 😉

  13. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Yoriento:
    Tú nunca llegas tarde amigo, pues tus intervenciones siempre son oportunas independientemente del espacio tiempo.
    Si… no sólo es complicado aconsejar u opinar sin generalizar en esta materia, sino que es prácticamente imposible. Y por eso concuerdo en que la auto observación es el mejor camino para llegar a donde se quiere y por eso el orientador ha de ayudar a la persona (no me gusta llamarles clientes) en ese sentido, pues son muy tenues las líneas divisorias entre lo que se hace, se siente y se dice.
    Vale Yoriento, yo también he sido pesado, pero es porque no estoy convencido de tu posición frente al coaching y es por eso que sigo pensando que hay debate y polémica en torno al tema. No obstante acepto que no hace falta ser psicólogo para ser coach, pero si que es necesaria cierta formación que bien podría ser en el ámbito de la psicología.

    Hola Guillermo:
    Me gustó tu alusión al déjà vu, pues seguramente la persona lo percibirá en esa forma… Por eso es importante que el coach (o psicólogo) termine con esa continuidad y transforme la situación en algo diferente, pero desde adentro de la persona.

    Hola Quique:
    Gracias por esas preguntas, ya que han sido muy útiles para aclarar las ideas antes expuestas…Jorge necesita un cambio y respondiendo a tus preguntas estaría mucho más cerca de la solución que desea; de hecho, ese acompañamiento incondicional que señalas, si que es la mejor forma de ayudar a Jorge, pues él ha estado siempre sólo en eso de lidiar con su interior y a veces hace falta alguien que nos enseñe como encontrarnos con nosotros mismos allí dentro de nuestra compleja mente.
    Saludos
    SM

  14. Mauricio

    Quiero que penséis que posiblemente Jorge no quiera evolucionar profesionalmente, sino llevar una vida feliz sin nadie que le pisotee cada día. Es que conozco a varios jefes que tienen por hobby bajarte la moral con mucha sutileza.

  15. Senior Manager

    Hola Mauricio, y gracias por tu intervención… Entiendo tu comentario sobre los jefes, pero en este caso en particular, el fallo lo está poniendo Jorge, ya que aunque tenga un jefe “bueno” su actitud no le permitirá apreciarlo.
    Slds
    SM

  16. carme

    ¿Porqué Jorge opina que sus “dos” jefes son incompetentes? ¿Cómo debería ser su jefe para que Jorge opinara que es “competente”? ¿Tuvo alguna vez algún jefe “competente”?

    39 años… y administrativo…

  17. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Carme:
    Jorge opina que sus jefes son incompetentes porque no se está comunicando de la forma adecuada con ellos y cuando la gente no entiende algo, tiende a culpar a los demás, …es por eso. Su jefe no tiene que cambiar, el cambio ha de venir desde Jorge… No sé si tuvo alguna vez un jefe competente según su opinión, pero según la mía, si que los tuvo.
    Gracias por incluir tu comentario
    SM

  18. carme

    Hola “Senior Manager”:

    Hacía tiempo que había oído hablar de tí pero hasta hoy no había entrado en tu blog. Era suficiente seguirte a través de tus intervenciones, pero hoy…

    Vamos a ver: “Jorge opina que sus jefes son incompetente porque no se está comunicando de la forma adecuada con ellos.”

    No estoy de acuerdo. No conozco a Jorge, tampoco la situación, sólo lo que nos has contado a todos… ¿Por qué opina Jorge que sus jefes son unos incompetentes? Jorge está tutilizando una “vara” de medir, ¿respecto a qué? ¿Por qué alguien que a los 39 años está trabajando de administrativo considera que tiene la vara de medir? ¿Acaso ÉL lo haría mejor?

    Quizá sería adecuado recomendarle a Jorge la lectura de algún libro, como por ejemplo, “las claves del talento”. Es un libro muy fácil de leer y a lo mejor Jorge conseguiría explicarnos en que punto está su “jefe”.

    Es muy sencillo darle la culpa a los demás… “Incompetente” y que mal me hace sentir… por “incompetente”…

    Bueno, “mañana más”

  19. Senior Manager

    Precisamente es lo que quise decir antes; Jorge piensa que son incompetentes pues no los ha medido aún con ninguna vara, por eso lo piensa. No creo que el problema de Jorge sea pensar que él lo haría mejor, sino que no lo entienden; de allí la raíz del problema… Te espero mañana.
    SM

  20. Araceli García

    Me encantó encontrarme con este sitio, por lo que me gustaría recibir información al respecto y en su caso poder opinar.
    Gracias. Saludos desde México

  21. Debora Rouille

    El debate fue en febrero, y estamos en Mayo, pero ¿Quien dijo que nunca es tarde?
    Antes de entrar en Jorge y su caso, algunas inquietudes que se me plantean…
    1ero: ¿Coaching arte o ciencia? Creo que cualquiera actividad, por mas “técnica, o metodologica” que sea, siempre tiene un poco de arte, dada la subjetividad de quienes la plasmamos ¿como escapar a nuestras propias creencias, arraigadas incluso de manera inconciente?
    En 2do lugar: SM, debo decir, que las preguntas iniciales son sugestivas, si hablamos de si ¿se puede romper el patrón? Damos de algún modo, una respuesta, “el patrón” de conductas repetitivas de Jorge.
    3ero: Coincido con la opinión de que Coach VS Psicólogo es como Manchester-Barcelona, una rivalidad no tan marcada, ¿ya que ambos hacen fútbol no? La diferencia estaría en el como, aunque eso puede dar para otro debate.
    4to: Volviendo al caso: Creo que el que necesita un coach, es el jefe de Jorge, ya que su posición en la estructura organizacional demanda responsabilidades que tienen que ver con la gestión de las personas, de todos modos Jorge también puede recibir ayuda. ¿Eso es idealizar al jefe? No lo creo, sino ¿estaríamos idealizando a un arquero cuando decimos que su rol es el de atajar?
    Es una constante, o dejavu, como diría Guillermo, el hecho de encontrarnos con jefes así. Recién ahora, en la era de las comunicaciones, y sus implicancias, estos planteos tienen lugar.
    Centrándonos en Jorge, y siendo Coach, (sin ser psicóloga) la estrategia que implementaría con el la llamaría “Coucheando al Coach”
    Abrir la mente, si, ¿el punto es como?
    Intentaría que Jorge viera nos solo sus fortalezas y mejoras, sino también las de su jefe. Que rasgos hay en su personalidad y en la de su jefe que contrastan a punto tal que Jorge sienta cada vez que habla con su jefe un vacío de energías.
    ¿Por que Jorge opina que su jefe conduce al departamento de forma caótica? Que haría el? ¿Como podría el ayudar a su jefe, a ser mejor jefe? ¿Y por lo tanto a sentirse mejor?
    Naturalmente, tener la mirada puesta en el otro, además de en uno mismo, seria parte de la solución. Sumando si, respecto de lo que haría con Jorge y su propio yo, algunas de las recomendaciones dadas por los comentaristas.
    ¿Difícil? Si.
    Hay que correr el ego de lugar, tener humildad, y hacerlo de forma casi imperceptible, para que tu jefe, no crea que vos sos su jefe ahora, ya que eso si seria mas de lo mismo.

  22. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Debora: Los debates en este blog siempre están abiertos, bienvenida.
    …¿Coaching arte o ciencia? Muy cierto lo que apuntas, pues los humanos, hagamos lo que hagamos, siempre pondremos algo de arte.
    Y si, mis preguntas son por lo general sugestivas, y en este caso algunas se responden a si mismas. Pero no creo que haya o que exista una respuesta exacta, pues tendríamos que sentarnos con Jorge y hablar, pero si que podemos sacar conclusiones de lo que pasa y es allí donde sigo pensando que la culpa no es de nadie y es por eso es de Jorge … y no es un juego de palabras, sino la realidad, pues él no puede cambiar a su jefe, pero si que puede cambiar y adaptarse él. Ambos necesitan un coach, pero solo Jorge lo requiere
    Leyendo el resto de tu intervención, no me quedan dudas de que podrías hacer un trabajo de orientación excelente con él… Eso sin contar que ya has enriquecido el artículo con tus propuestas y tus aseveraciones, así que sólo me queda darte las gracias por tu valioso aporte al tema propuesto, seguro que algún “Jorge” que lea esto en el futuro se beneficiará con tan buen contenido.
    Saludos
    SM