¿Quién se ha llevado mi helado?

¿Quién se ha llevado mi helado?
Tomada en una para de autobús de BCN el 21May09Tomada al abrir el envase el 23May09

¿Dónde está lo que falta? ¿Notan la diferencia? Entiendo que la idea de la publicidad sea mostrar el producto de forma que resulte atractivo a la vista.

Pero como se demuestra al comparar las imágenes, la foto hecha para la publicidad muestra al menos un 35% más de producto en relación a lo que encontramos al adquirirlo. Y los apetitosos "tropezones" no se aprecian tan explícitamente una vez abierto el envase.

No tengo nada en contra de esta marca y he de confesar que el producto es de una calidad y un sabor inigualables, pero aún así, no me gusta que me engañen, ni siquiera que intenten hacerlo.

Se me ocurrió hacer las fotos con el fin de hacer una analogía y trasladar este mismo ejemplo hacia las ofertas de empleo, e ilustrar con imágenes como los candidatos pueden ser engañados con ofertas atractivas que luego resultan no serlo.

Muchas empresas publican anuncios ofreciendo condiciones de trabajo y oportunidades que luego no podrán cumplir, y lo hacen para atraer a los candidatos potenciales con más talento.

Pero luego, durante el proceso de selección (o peor aún, una vez contratados), muchos encuentran que la empresa no era tan atractiva como decía el anuncio y terminan frustrados y desengañados… Tal como me pasó a mí cuando destapé el producto mostrado.

Saquen ahora vuestras propias conclusiones.
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

0 pensamientos sobre “¿Quién se ha llevado mi helado?

  1. Pingback: meneame.net

  2. jjfvm

    Está en la tapa, la tapa es el helado deshidratado. Solo tienes que ponerla en agua una noche entera y aparecerá el resto del helado…

    Como no sea eso, es que hay gato encerrado en el anuncio.

  3. Pablo Rodríguez

    Hola, Senior.
    Lo de la publicidad engañosa es en muchas ocasiones un arma de doble filo, puesto que si bien en el caso que comentas el helado se “salva” porque está muy bueno, a pesar de que no cumple lo que ofrece el anuncio, los consumidores no queremos ser engañados ni por error, y las marcas, las empresas deben poner el máximo empeño en no engañar ni a clientes ni a otros stakeholders, empleados, proveedores, etcétera, porque aunque puedan obtener un beneficio a corto plazo, a largo plazo les perjudicará seguro.

    En el otro caso que comentas -que también se da en muchas ocasiones al contrario, es decir, el candidato que infla el currículum para hacerlo más atractivo a la empresa- es posible que la empresa pueda llegar a tener éxito en la captación de esos empleados con más talento, si la diferencia entre lo que ofrece el puesto y lo que es en realidad no es excesiva y el candidato quiere cambiar de empresa, por los motivos que sean, quizás acepte, a pesar de que el puesto no cumpla esos requisitos que se anunciaban.
    Porque los cambios de empresa se producen en muchas ocasiones, desde mi punto de vista, no por mejorar, sino porque uno está insatisfecho o descontento con algo que le ha sucedido en su empresa, se lleva mal con su jefe, no está de acuerdo con determinadas políticas, etcétera.
    Un saludo y buen fin de semana.
    Pablo

  4. RNS

    hombre, la analogia me parece un poco traida por los pelos, se puede ver tambien desde el otro punto de vista, ese helado se parece a alguno de los curriculums que las empresas se suelen encontrar en los procesos de seleccion.

    es bastante mas normal que el trabajador adorne el curriculum que que la empresa adorne la oferta de empleo

  5. Quique Coach

    Me ha gustado tu analogía. Como marketiniano de vocación y profesión, siempre he tenido algunos problemas con estos temas. Para muestra un botón: como Directivo de Marketing de Ya.com, decidimos ser honestos en nuestras campaña de verano en 2006 y hablar de los 20 Mb a 29.95€ precio definitivo. Resultado? Batacazo. En Octubre del mismo año sacamos el ADSL 3 Mb a 9.95€ . Este, era un precio promocional que el cliente disfrutaba 3 meses, luego se le subía a 22,95€. Esto , evidentemente en letra muy pequeña. Resultado? Record de Ventas.
    De esto podemos inferir que como clientes somos “risueños” o nos dejamos llevar por la primera impresión…..Y es verdad, pero….una vez nos sentimos engañados, toda nuestra ira descarga sobre la marca que nos ha estafado y romperemos nuestro vínculo con la marca e iremos echando pestes a todo nuestro entorno (porque además si queremos darnos de baja aparece el fantasma de la penalización por baja anticipada…..) Resultado de esta filosofía de Ya.com en 2008? Un nivel de churn (bajas) de record y de los más altos del mercado.
    Así que miremos menos al corto plazo (resultadismo) y busquemos maneras de construir vínculos con el cliente: SIEMPRE SUPERAR LAS EXPECTATIVAS DE TU CLIENTE. SIEMPRE.
    Abrazos,

    Quique

  6. Gabriel Schwartz

    SM, no entiendo mucho de marketing pero conozco el mundo del “empleo”: no sólo las empresas usan esta “técnica” para captar talentos sino, también, para cubrir posiciones que pocas personas quieren aceptar o para pagar poco. Empezar el vínculo laboral con un engaño es una invitación a que los dejen plantados, les roben o hagan el trabajo a desgano. De cualquier manera la relación entre “expectativas” y “realidad”, es compleja y siempre tiene diferencias. Lo ideal es que cada una de las partes descubra el valor agregado de la otra.
    Quiero saber una cosa: seguís comprando ese helado ?
    Quizás le perdonaste el engaño (o la avivada –> argentinismo: pasarse de listo) porque son muy ricos…

  7. pablo salinas

    en verdad stoy de acuerdo que es un engaño al consumidor la ilustracion num 1 cumple con todo lo requisitos en mercadotyecnia sin embargo el producto a simple vista es un fraude. pero viendo el pundo de marketing, es po ejemplo cundo te prersentan la cocacola bien fria y vas al super y no estn ni siquie5ra altiempo. o pensando que si vas acomprar la coca ola vas a ver alos osos de la publicidad jajajajajaja

  8. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola no:
    Sorry, pero los insultos no están permitidos. Las faltas de ortografía de momento si.

    Hola jjfvm: Gracias por pasarte y comentar.

    Hola Pablo:
    Creo que hoy en día ya es muy difícil engañar a un consumidor, aunque lo sigan intentando, pero lo que si sucede es que el consumir se deja engañar, eso para los productos y marcas. Ya en una oferta de trabajo es más difícil, pero no imposible, pues Internet ya es una fuente tanto par descubrir lo malo y lo bueno de una empresa. Y cuando el candidato infla en CV, me parece que es muy relativo, pues es difícil medir el talento en una hoja, allí está la astucia del seleccionador para descubrirlo.

    Hola RNS:
    Es cierto lo que apuntas sobre los CV,s, no obstante no es lo mismo publicar la oferta adornada al público que recibir un mail personal con un CV inflado…todo es relativo.

    Hola Quique:
    Gracias por exponer tu caso, ya que enriquece el contenido del post. Sobre todo el mensaje final de tu comment pues a la final todos somos clientes, consumidores y vendedores de algo ¿no?

    Hola Gabriel:
    Si, me imaginaba que tú comentario iría por esa senda… Y ya sé que en el mercado (cualquiera) de demanda y oferta siempre encontraremos las cosas infladas, pero lo importante es estar atentos y denunciar cuando sintamos que hay injusticias.
    ¡Claro que sigo comprando esa marca!, para mi sigue siendo la mejor del mundo y no la cambio por nada, ni siquiera por Haggen Däzs (¿se escribe así)… Pero no me gusta cuando tratan de tomarme el pelo.

    Hola Pablo:
    Tienes mucha razón en tu planteamiento, lo importante aquí es descubrir quien trata de engañarnos y quién trata sólo de llamar nuestra atención, para luego decidir si seguimos comprando sus productos.
    Gracias y saludos
    SM