¿Qué es mejor…un consejo general o uno personalizado?

¿Qué es mejor…un consejo general o uno personalizado?
La respuesta a esta pregunta siempre divide a los profesionales que de una u otra forma se dedican a orientar… pero ¿por qué? si la respuesta es tan simple.

Particularmente, no creo que represente “un verdadero peligro” seguir consejos de corte general, ya que bien podrían ayudarnos a comprender mejor nuestro caso particular.

Sólo hay que tomar en cuenta, "y entender", que la orientación general es emitida a partir de la experiencia propia de un tercero (o varios), y que la misma podría no ser igual que la nuestra. Esa es la clave de la utilidad de los consejos generales. De otro modo, no existirían los libros ni los manuales, pues tendrían que publicarse uno por cada persona.

Por otro lado, la orientación focalizada es muy útil para una consulta muy personal, pero... ¿sirve de algo al ser expuesta al público tomando en cuenta que sólo ayuda una persona?

Y luego, al exponerla… ¿No estamos también haciendo de una experiencia particular algo general? Entonces… ¿Cuál es el objetivo de publicar casos concretos como si fuesen consejos que nos puedan servir más allá de la anécdota?


En mi opinión, los consejos de contenido general que se exponen en muchos manuales, o incluso en un blog, siempre pueden ser aprovechados por muchas personas, incluso por comunidades enteras; mientras que los consejos focalizados sólo pueden ser aprovechados por alguien cuyo caso concuerda muy específicamente con el planteado.

Por eso estoy de acuerdo con Felipe, cuando dice que:
"...el sentido común es lo que diferencia las buenas de las malas prácticas (en orientación o cualquier otra cosa), pues siempre que orientamos asumimos un riesgo de afirmar algo inútil o incierto..."

Si no lo ven del todo claro, tal vez lo entiendan mejor respondiendo mentalmente a estas preguntas:
1.- Un orientador desde un prisma de resolución de problemas, sin ningún consejo general, ¿puede ser universal en su aplicación?
2.- ¿Debemos deconstruir nuestras "leyendas urbanas" de puertas para afuera y ser más realistas, o desorientar más aún?
3.- ¿Todos los consejos generales de los manuales lo son?
4.- ¿Pueden ser sustituidos por otra cosa?
5.- ¿Es todo el mundo capaz de vislumbrar su camino sin "orientaciones" generales como las clásicas?
6.- Y lo más importante... Ante una persona que no quiere ser orientado de este modo y prefiere que se le den consejos generales en una única sesión... ¿hay que mandarlo a paseo?

A mí me parecen unas preguntas muy interesantes para hacer pensar a los detractores de la orientación generalizada.

¡Ojo…! No es que yo recomiende seguir consejos a diestra y siniestra, no… yo sólo recomiendo adaptarlos, usando nuestra capacidad de análisis, como personas inteligentes que somos, aplicando al mismo tiempo el sentido común para identificar la parte del consejo que nos va ser útil a la hora de tomar nuestra decisión.

De esta forma, los consejos generales expuestos en manuales o en medios masivos (Internet, Blogs y Foros), ayudan prácticamente a todos por igual, ya que tienen la posibilidad de adaptarse y de poder servir para encontrar alguna salida basada en lo expuesto. Mientras que con los consejos focalizados sólo podemos ayudar a un caso a la vez… Por lo que creo que orientar de forma personalizada no permite llegar a todos, sobre todo cuando lo hacemos a través de un blog, por ejemplo.

Entonces… ¿Cómo se puede aconsejar a las personas de forma eficaz, respondiendo efectivamente a las necesidades del público, y cómo hacerlo para poder mantener un equilibrio entre orientar y conseguir cumplir con nuestros objetivos profesionales?

Sigo convencido de que los consejos generalizados son una buena fuente de inspiración para ayudar a las personas que nos leen a enfocar sus propias situaciones. Además de que sirven como referencia y material de aprendizaje… Por otro lado, dan la oportunidad a que otros profesionales dejen sus comentarios y enriquezcan el contenido con otras opiniones.

Y en base a la supuesta responsabilidad del orientador que aconseja… Digo, si los consejos fracasan… ¿Es culpa de quién los dio o de quién no supo aplicarlos a su caso? ¿Son culpables también los autores de tantos libros de consejos generalizados? ¿Deberían seguirse publicando?

En este punto, encuentro válido el comentario de Martín:
"Esto no son recetas (los consejos), son sólo orientaciones generales de lo que se suele recomendar, pero puede haber situaciones diferentes, con lo que lo importante es estar uno bien preparado y seguro de sí ante lo que pueda surgir con naturalidad"

Yo complementaría la idea agregando que: en materia de orientación, el éxito se mide por los resultados (satisfacción del orientado) y no por el método utilizado. ¿De que sirve focalizar si lo que importa es satisfacer?

Así que cualquiera que ayude a satisfacer a un tercero lo habrá conseguido ¿no?, ya sea que se trate de un coach, orientador, psicólogo, farsante o lo que sea. Sobre todo, porque no se puede determinar quién de estos tiene la razón, por muy profesional o experimentado que sea. Si no existe alguna experiencia vivencial que balancee la discusión, entonces no habrá punto para discutir, pues todos tendrán la razón… o ninguno.

Si una persona tiene una experiencia satisfactoria, entonces no hace falta decir nada más, es la persona afectada la que debe decidir si desea orientación general o personalizada.
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

11 pensamientos sobre “¿Qué es mejor…un consejo general o uno personalizado?

  1. Pablo Rodríguez

    Hola, Senior, interesante cuestión.

    En algunos casos sucede que escribes algo general sobre algún tema, y hay alguien que insinúa que estás generalizando demasiado, o te cuenta un caso concreto que “desmonta” tu generalidad. En otras ocasiones sucede al contrario, si te vas a un caso muy específico, o no le interesa a la mayoría de la gente, o se van al caso general.

    Yo creo que muchas se escribe sobre un caso genérico, pero los lectores también deben saber interpretar y trasladar esa enseñanza o consejo general a su caso particular, muchas veces utilizando la lógica se puede inferir el resultado, aunque quizás los que escribimos, en ocasiones no lo ponemos fácil, no lo dejamos suficientemente claro.

    Pero es como cuando nos enseñan a resolver problemas matemáticos, por ejemplo, nos dan las herramientas y nos enseñan a razonar, pero no nos explican -sería imposible- todos los casos.

    Otra cuestión es aquella situación en la que el lector tiene un caso realmente específico, si es así yo casi prefiero contestarle a él/ella por correo electrónico de manera particular, y así poder profundizar un poco en la casuística que nos presenta.

    Un saludo

  2. Andres

    Quizás, la función del “consejero” no debería ser la de dar un consejo sino la de generar opciones.

    Te daré un consejo, no hagas caso de ningún consejo, ni siquiera de este.

  3. Jose Miguel Bolivar

    Siempre digo que los consejos son gratuitos en el sentido de que no pagas por ellos. Por ese motivo no hay razón para tenerlos en cuenta. No pierdes nada por tirarlos directamente a la papelera. Como se apunta, un consejo no es una instrucción. El consejo es siempre subjetivo porque lo emite un sujeto (y hasta que los objetos no emitan consejos no habrá consejos objetivos) y simplemente refleja un punto de vista sobre la realidad. Ese punto de vista puede chocar con el nuestro, solaparse con él o complementarlo. No hay nada malo en dar consejos. Lo malo es ser lo suficientemente idiota como para seguir ciegamente un consejo sin haber reflexionado sobre él.
    JM

  4. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Pablo:
    Es cierto, el papel de los lectores o de los usuarios interesados en el consejo, ya que no están obligados a seguirlo (importante), es interpretar el mensaje dentro del consejo general y luego trasladarlo a su caso particular. Como bien dices es una cuestión de lógica.

    Hola Andrés:
    Es que a los consejos no hay que hacerles caso, sólo hay que analizarlos y extraer el jugo, que es donde están las vitaminas… ¡si me lo dijo mi madre!

    Hola JM:
    De acuerdo en que ha de hacerse un análisis, que muchas veces es casi automático… Pero todos consejos, hasta los más básicos, siguen siendo una buena fuente de reflexión y de aprendizaje a través de los demás. No hay nada más enriquecedor que escuchar las experiencias ajenas para complementar nuestras propias experiencias… Gracias por tu contundencia, a veces hace falta.

    Saludos
    SM

  5. José Luis del Campo Villares

    Yo haria una diferencia muy clara entre si me piden un consejo en una situación particular y si me lo piden en una conducat o un hábito más general.

    Si alguien me pide consejoante una situación particular yo intento posiconarme en su piel y dar me idea, que logicamente es libre de tenerse en cuenta o no.

    Ejemplo: hoy un cliente que le estoy haciendo la declaración, segun se lea la normativa puede tener 3 opciones: desde pagar 500 euros hasta cobrar 750, y me pregunta ¿qué me aconsejas? En esa situacion y otras similares, el consejo será tenido bastante en cuenta por el que te lo pide.

    No obstante, en cuanto a los consejos más genéricos del estilo ¿que debo de estudiar o a donde debo ir a mandar el curriculum? las respuestas deberian de ser mas genericas.

    Lo que esta claro es que cuanto más generica sea la consulta, el cnsejo lo debera de ser tambien y la recepcion del mismo por el que lopide logicamente tambien.

    Y paro que sino sigo, un saludo

  6. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola José Luis: Si, sé de lo que me hablas…yo me refiero más bien a la forma de aconsejar en foros como los blogs por ejemplo, ya que si yo aconsejo que el CV no tenga más de dos páginas de forma general, es porque yo como seleccionador no acepto CV´s con más de dos y sé que la mayoría de seleccionadores en grandes empresas lo hace igual (es algo general); pero si alguien que no contrata personal, ni tiene idea de como funciona el reclutamiento en las grandes empresas, da un consejo personalizado y aconseja un CV de más de dos páginas a alguien también se convierte en un consejo general…¿lo pillas?
    Saludos y suerte en Iniciador
    SM

  7. Danzarina

    Hola Senior. Me ha gustado tu entrada, pero no comparto algunos de los puntos que relatas. No te enfades eh? Te explico. A mí eso de consejos no me gusta nada ¿quién soy yo para dar consejos a nadie?. Yo como orientadora me considero una facilitadora y me gusta más. Yo soy más partidaria de una orientación particular, con la persona.
    Es cierto que algunas “normas” generalistas (como la del CV) funcionan (no porque sean verdades absolutas) sino porque es la “norma más común entre los seleccionadores”.
    Creo que la orientación generalista en libros, manuales, blogs, etc funciona porque hay detrás un interés (en algunas ocasiones económico) y lo que se busca es captación de seguidores, posibles clientes, etc por lo que algo muy particular no interesa. Y aunque hay blogs u entradas de blogs sobre orientación y todas esas palabras inglesas que usáis buenos e interesantes (en el que te incluyo) los considero más un punto para debatir o dialogar entre todos, los que podemos formar parte de este mundillo. Te pongo un ejemplo: he tenido una entrevista hace 2 semanas. La mayoría de los post que he leido en blogs sobre el tema no me han aportado absolutamente nada. Es copia y pega de lo que hay en cualquier manual. Es cierto que en internet se puede hacer alguna pregunta o consulta y debo decir que hay muy buena disposición. Pero tratar un caso particular, analizándolo, etc a través de la red es un poco complicado. En fin se ve que tu blog me anima a escribir. Gracias y un saludo.

  8. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Danzarina: No me he enfadado, de hecho cuando alguien me dice eso tiendo a sonreir 😉 Es cierto y comparto que es muy difícil dar en el clavo con un consejo general, pues el margen es muy amplio, pero si que resulta mejor tener consejos adpatados a todos que sólo adaptados a una sola persona. Tal vez en tu caso no te sirvieron los consejos para entrevistas, pero a otros puede que si. En mi caso, trato de aconsejar sobre lo que veo y lo que sé; y lo intento hacer pensando en todos, para eso tengo el blog, si quisiera hacerlo ficalizado hubiese montado una consulta particular.
    Gracias por enriquecer el post con tu posición sobre el tema.
    Saludos
    SM

  9. Pingback: Once reglas para la vida · InternalComms

  10. Alberto

    Mucho se ha dicho sobre la ropa “lista para llevar”, pero no a todos le queda bien. Para eso está el sastre, que entiende y mide tu configuración ósea y muscular y “entalla” un traje a la medida.
    Así en las empresas; cuando enlataron la moda de “Reingeniería” todos salieron a aplicarla, quedando muchos en el camino. Creo que con la experiencia, muchas empresas han aprendiso que los “enlatados” son buenos cuando representan resultados inmediatos.

    Los cambios en procesos y en la cultura, deberían hacerse artesanalmente. Eso le confiere confianza, también porque lo hace la empresa misma.
    Creo que ambos deben convivir.
    Saludos
    Alberto

  11. Felipe

    Hola SM!

    Te agradezco mucho que me hayas citado en tu blog, me has dado un “subidón” (¿por qué no reconocerlo?).

    Lo cierto es que este debate me parece muy interesante, y propicia la reflexión e incluso algunas crisis personales al respecto (ya que lo cierto es que no podemos comprobar la validez de muchas cosas que decimos de manera general), aunque al final suelo llegar al mismo punto: Lo general es necesario, precisamente, para “orientar”, que es lo que se pretende…

    Un saludo