Prepárate para la entrevista o prepárate para fallar

Prepárate para la entrevista o prepárate para fallar


Parte de mis funciones me obligan a verme involucrado de forma constante en procesos de selección, y en cada una de las veces que he tenido que entrevistar personas, me he encontrado con al menos un/a candidato/a "sabelotodo", que ha pasado por alto prepararse para la entrevista.
SM: _Perdone joven, pero es la segunda vez que le pregunto sobre un aspecto relacionado con la información que colocó en su CV y observo que no me ha sabido responder con propiedad.

Candidato: _¡Ah! es que yo pensé que íbamos a hablar de mí...

SM: (¿...?)

Algunos candidatos opinan que por tratarse de una conversación relacionada con su vida o con su información particular, no tienen ninguna necesidad de prepararse, y acuden a la entrevista basándose en el supuesto de que: "nadie sabe más de uno, que uno mismo" (valga la redundancia).


No me cansaré de repetir hasta la saciedad, que antes de asistir a una entrevista de trabajo es necesario prepararse, pues independientemente de lo que digan otras fuentes, cuya opinión, aunque respeto, no comparto... siempre será mejor (como opción) prepararse, que no hacer nada.

Es tan frecuente ver candidatos que llegan a la entrevista y comienzan a responder las preguntas pensando que lo están haciendo maravillosamente (bueno, algunas veces lo hacen) y luego, cuando resultan descartados, se revuelven la cabeza preguntándose ¿en qué fallé?...

Pues yo les diré en que fallaron:

- Fallaron cuando les preguntaron “¿por qué dejaste tu último empleo?“ y fueron demasiado inconsistentes, o demasiado contradictorios o se dedicaron a responder a la defensiva...

- Fallaron cuando les preguntaron “¿por qué deseas obtener este empleo?“ y entonces demostraron con su lenguaje corporal estar desesperados por conseguirlo...

- Fallaron cuando les preguntaron “ ¿tiene experiencia en tal cosa?“ y en lugar de responder de forma acertada, dejaron muy claro con sus propias palabras que no tienen el más mínimo deseo de aprender sobre nuevas herramientas de trabajo.

- Y... También fallaron cuando su lenguaje corporal finalmente los traicionó y demostraron estar cerrados a una verdadera conversación... En todo eso fallaron.

Estos ejemplos, que bien podría adaptarse a la realidad, simplemente pretenden demostrar la importancia de prepararse... nada más.

Por lo general, las personas que son descartadas sistemáticamente de los procesos de selección, nunca piensan que tienen un problema, ni le dan importancia al hecho de prepararse; y luego atribuyen sus fracasos a otras causas.

La mayoría de estas personas tiene problemas para expresarse asertivamente, para transmitir las ideas y para ocultar sus defectos, y lo peor es que aún no lo saben... De hecho suelen pensar que no tienen ningún problema de actitud o aptitud, y son precisamente esos problemas los que le indican al entrevistador de que si “hay un problema“, valga de nuevo la redundancia.

Así que llegan a la entrevista con la cabeza en alto, con sus mejores ropas y saludan efusivamente al entrevistador, confiando en estar dando una excelente impresión; pero siguen sin estar conscientes de que están transmitiendo exactamente lo que sienten; y eso hace que cada vez que hablan, también caen en el error de transmitir lo que menos desean expresar en ese momento.

Por lo tanto, para lograr una verdadera buena impresión y para poder decodificar lo que el entrevistador nos va a preguntar, hay que practicar frente al espejo, hay que escucharse hablar a uno mismo, hay que practicar frente a terceros y sobre todo, hay que saber identificar lo que sentimos para no permitir que nuestras palabras o expresiones nos delaten durante una conversación.

Consejo: Recuerda que tienes el poder de contribuir a tu favor en el proceso de decisión del entrevistador y eso sólo se puede hacer preparándose para llamar su atención. Este "poder", se resume en cuatro aspectos muy básicos, pero también fundamentales:
- Preparar las respuestas a las preguntas más comunes.
- Practicar las respuestas poniendo atención en lo que se dice y cómo se dice.
- Saber cuál es el objetivo al asistir a una entrevista.
- Preparar las preguntas que se piensan o se planean hacer, y asegurarse de que las mismas reflejan lo que se necesita saber sobre la empresa.

Para complementar tu preparación antes de una entrevista, te recomiendo leer: La entrevista de trabajo.

Imagen de: psychoanalytik
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

20 pensamientos sobre “Prepárate para la entrevista o prepárate para fallar

  1. Roy Jiménez Oremauno

    Excelente post y me fui a leer La entrevista de trabajo y está muy buena, he aprendido cosas que no pensé que fueran tan importantes, voy a guarda ambos post, uno nunca sabe cuando los tendré que leer de nuevo.
    Saludos

  2. Yoriento

    Como ya he dicho en muchas ocasiones, prepararse la entrevista puede tener valor si uno sabe PARA QUÉ la prepara, no para seguir los consejos arbitrarios y contradictorios que les dan unos y otros.
    No voy a extenderme porque en Yoriento, como tu citas (gracias por el enlace), hay ya mucha información al respecto y no querría abusar por aquí.

    Sólo añadiré que afirmar con rotundidad que una persona ha “fallado” por decir una u otra cosa en una entrevista puede quedar muy bien para dar apariencia de profesionalidad y para conseguir clientes, pero creo que debería opinarse y aconsejarse con mucha más prudencia y moderación, siempre tratando cada caso concreto, y siempre con mucha más responsabilidad y humildad.

    Me parece criticable que a la normal preocupación de quien intenta buscar un empleo mejor, le sumemos la ansiedad que supone prepararse supuestas respuestas del millón recomendadas por supuestos expertos que ofrecen consejos generales y estereotipados de manual, como si hubiese “opciones correctas”, como si hubiera una sola selección de personal y cada entrevistador, empresa, oferta o situación fuesen las mismas.

    Creo que tenemos que empezar a pensar sobre ciertas formas de hacer las cosas en “recursos humanos”. Es mi opinión. Un saludo

  3. Perell

    Hola SM,

    No se… no me convence.
    ¿Que nivel de candidatos entrevistas? Sí, de acuerdo hay de todo en la viña del señor y uno puede encontrarse de todo.
    Yo nunca he triunfado en los tête-a-tête, en cambio en las reuniones de más de dos personas se me da mejor porque puedo mostrar mis aptitudes ante distintos perfiles de interlocutores y ese es el kit del asunto.
    En este post hablas del candidato en todo momento, pero ¿Y el entrevistador/seleccionador?.. ¿Que feeling nos produce a los canditos el susodicho entrevistador? Nos está pidiendo cosas con sentido? Y su dichoso “lenguaje corporal”.. que tal?

    Has repetido dos veces “lenguaje corporal” y me agobia profundamente el hecho de que las personas puedan ser juzgadas por esas manifestaciones físicas. Yo soy una persona nerviosa por lo que en las entrevistas estoy nervioso.. qué le voy ha hacer.. me importa el trabajo que se oferta.. quizás ese sea uno de mis errores…

    En resumen: no confio demasiado en las dinámicas de selección de personal clásicas..puesto que tanto mi experiencia de candidato como la de seleccionador me llevan a pensar que la mejor manera de seleccionar a una persona para un puesto es testeándola en su futuro lugar de trabajo, con su futuro equipo de trabajo… en vez de andarse con mamarrachadas tipo ¿Y dígame usted que pensamientos le han llevado a dejar su lugar de trabajo?
    Venga ya! Que ya somos mayorcitos… basta de hipocresía.. collons! Que representa, que tengo que falsear la pura realidad…

    Fabulación de dialogo con el illmo. señor seleccionador:
    Verá Sr. Menéndez creo que la empresa que usted representa ofrece unas mejores posibilidades de crecimiento profesional/emocional que la empresa actual en la que trabajo, por que entenderá que los F.C.M.T’s tienen una proyeccion escasa en el sector del H.U.E.V.S… […]
    y claro, hállabame yo en pleno proceso de J.J.J cúando tomé la resolución de cambiarme al sector de los H.U.E.V.S…

    Triste realidad: verá Sr. Menéndez no me salía de los webs aguantar más al Sr. Vazquez porque me mandó limpiar los retretes por tercera vez en una semana cuando se me contrató para limpiar los cristales y en realidad pasaba las tardes limpiando suelos… pensé que al final me dejarían pasar el aspirador pero llego la mujer de la limpieza y todo se fue al carajo!

    Bueno. Un saludo. Sin animo de tocar los webs.

  4. Gabriel Schwartz

    SM, creo que es cierto que hay que preparar la entrevista y que es válido el axioma “elige tu si quieres el trabajo pero asegúrate a que te quieran a ti”. De cualquier manera a) a veces no sabemos qué quieren/buscan las empresas y lo selectores: no podemos tener todo bajo control y b) si nos debemos esforzar mucho para encajar con lo que buscan quizás no sea el trabajo adecuado para nosotros (volver a leer el axioma).

    Creo que te refieres a la caracterísitca de “me muestro tal cual soy o como me salga” cuyo metamensaje es: a) soy omnipotente y creo que me venderé bien porque SOY YO, b) no me importa esforzarme para adecuarme a tu empresa o c) soy algo ingenuo o infantil.

  5. Formacion y Talento

    No soy proclive a dar demasiados consejos, pero uno de los más importantes que doy a mis usuarios en orientación laboral es que se conozcan ellos mismos, que sepan describirse, que conozcan sus cualidades y sus defectos y que tengan clara alguna meta a medio o a largo plazo (me refiero como metas a objetivos vitales y profesionales). Una de las cosas que más me llama la atención es la falta de pensamiento a largo plazo que tiene mucha gente (“vivo el día a día”); no es que me parezca mal, pero creo que en una entrevista debemos mostrar madurez y metas personales y profesionales. Por otro lado, creo que sí es necesario prepararla, sobre todo para saber exponer nuestros argumentos; y por último, creo que en general hay que “saber estar”

    Saludos

  6. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Roy:
    Esa es la idea, transmitir conocimientos y experiencias que puedan servir para situaciones similares futuras.

    Hola Yoriento:
    Muy de acuerdo en eso de prepararse la entrevista sólo si uno sabe PARA QUÉ la prepara, esa es la clave… Por cierto, con el título sólo pretendía dejar claro que hay que preparase para la entrevista y evitar asistir así sin más, y para nada es una acción de prepotencia.
    Prepararse no implica ansiedad, al contrario, la ansiedad se genera cuando el candidato se ve perdido al no haberse preparado, lo he visto decenas de veces… y si que existen las “opciones correctas”, pero no como si hubiera una sola selección de personal; sino más como una misma tendencia común en casi todas las entrevistas.
    No sólo debemos empezar a pensar sobre ciertas formas de hacer las cosas en “recursos humanos”. También hemos de actuar. Un saludo

    Hola Perell:
    El consejo de prepararse aplica para cualquier nivel y a cualquier escala. El entrevistador es lo importante, puede ser cualquiera, lo fundamental es el candidato y cómo se prepare.
    Es cierto, yo también desapruebo que se nos juzgue por nuestro lenguaje corporal, pero es tan inevitable como ser juzgado por nuestra raza, origen o forma de vestir, así que es un tema de reconocer lo que sucede y adaptarse en nuestro propio beneficio, la entrevista no es para cuestionarla, es para superarla. Por eso seguiré haciendo hincapie en le lenguaje coporal…
    Yo tampoco creo que las actuales dinámicas de selección de personal son el mejor instrumento, pero mi opinión no hará cambiar las cosas, por eso soy partidario de la adaptación… y créeme que entiendo tu molestia y tu clara oposición al actual sistema, pero como dicen por allí, “es lo que hay” en este espacio pretendo ayudar en base a mi experiencia, no a sentar cátedra…gracias por tu aporte.

    Hola Gabriel:
    Muy válido tu axioma: “elige tu si quieres el trabajo pero asegúrate a que te quieran a ti”. Es una especie de resumen de lo que trato de transmitir… Sigo pensando que la preparación es fundamental antes de cualquier evento, sea este de la naturaleza que sea… es tan lógico que aún me sorprende cuando alguien dice lo contario

    Hola José Luis:
    Pues siguiendo tu enunciado, yo diría que no hay mayor error que no hacer caso de los defectos.

    Hola Formación y Talento:
    Precisamente la base de la preparación es esa, la de poder exponer nuestros argumentos y luego saber defenderlos con propiedad. Por eso es tan necesario prepararla. Me gustó lo de “saber estar”, pues no hay nada más negativo que estar y no saber.
    Saludos
    SM

  7. Alberto

    Creo que tambien hay que ir a la entrevista con humildad. La actitud corporal como dices, es fundamental.
    Lo mejor es cuando el entrevistado logra hacer hablar de si mismo al entrevistador
    Alberto

  8. Pingback: Prepara tu Entrevista (Recursos en Internet) « Prepara tu entrevista de trabajo

  9. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Alberto, ser humilde es una buena manera de demostrar que no se tienen pretensiones y que estamos listos para afrontar cualquier reto. Una buena forma de hacerlo es utilizando el lenguaje corporal, pero sólo si nos preparamos correctamente, pues este lenguaje tiene un doble filo, por eso hay que usarlo con cuidado y luego de practicar frente al espejo o un tercero.
    Saludos
    SM

  10. Enrique

    Creo que en el momento en que nos hacen la pregunta de porqué dejaste el último empleo o porqué quieres este empleo deberíamos levantarnos y marcharnos.

    Ya está bien de que los de RRHH (que jamás generan ingresos para la empresa) jueguen con nosotros y nuestras expectativas.

    Está muy claro:

    ¿Porqué se deja un trabajo?
    – Por mal salario
    – Por falta de posibilidades de mejorar
    – Por las dos cosas anteriores

    ¿Porqué se quiere ese nuevo empleo?
    – Porque parece que me van a pagar más
    – Porque parece que tiene posibilidades para mejorar
    – Por las dos cosas anteriores

    Si entras y ves que las respuestas de la segunda pregunta se convierten en las respuestas de la primera, es claro que los de RRHH te mintieron para que picaras (como casi siempre) y tienes que volver a empezar, con lo que te tocará aguantar de nuevo las dos preguntas.

    Y se puede seguir en este bucle hasta el infinito.

  11. Pingback: Interviews and selection. Differences between consulting firms and employers « Healthy Resources

  12. Pingback: Lo que no sabías sobre Consultoras y Empresas y sus diferencias en materia de selección y entrevistas - Senior Manager

  13. Pingback: 12 consejos para hacer un Networking efectivo - Senior Manager

  14. Pingback: 10 acciones concretas que te permitirán sobrevivir en un proceso de selección - Senior Manager

  15. Pingback: Las 6 preguntas que siempre te encontrarás en una entrevista de trabajo - Senior Manager

  16. Pingback: Reclutamiento 2.0 – Seremos “revisados” al buscar empleo en Internet - Senior Manager

  17. Pingback: ROSARITOS: para las que me consultan del brunch, acá 12 consejos para hacer un Networking efectivo « Rosarito Brunch

  18. Pingback: ROSARITOS: para las que me consultan,12 consejos para hacer un Networking efectivo « Rosarito Brunch

  19. Pingback: Saquen una hoja en blanco , por favor!!! « Rosarito Brunch