Las seis preguntas más temidas por un entrevistador



Como había explicado recientemente en Buscarempleo.es... una entrevista de trabajo es en cierta forma como una moneda; es decir, tiene dos caras.

Así que no sólo es importante como medio para que el entrevistador pueda aprender sobre tus habilidades, experiencia y formación; sino que también sirve para saber si la empresa en la que estás aplicando y la posición que te están ofreciendo son realmente las que andas buscando.

Me parece importante volver a tocar el tema en este blog (aunque me repita), ya que por lo general, la gente va a las entrevistas porque necesita el trabajo, y muchas veces está dispuesta a trabajar en un lugar en el apenas conoce y en el que es muy difícil saber como serán las condiciones reales tanto de ambiente como de funciones o tareas asignadas. Así que es importante saber si existen problemas internos que desconoces y que podrían afectarte una vez dentro.


Yo diría que un 90% de los que son llamados a entrevistas de trabajo, tienen en mente unas cuantas preguntas de relativa importancia, que por lo general son también muy comunes y que muchas veces no permiten desvelar el tipo de información que realmente necesitas conocer para terminar de decidirte en función de tu conveniencia e intereses.

Les voy a contar una de mis experiencias en este sentido para ilustrarles lo que deseo transmitir en este post...

Trabajando para una multinacional en España, recibí una llamada de un head hunter que decía ser el intermediario de una corporación muy grande del sector automotriz (Una que además de coches también comercializa motos…háganse una idea), ofreciéndome una posición de responsabilidad.

En principio, y aunque me encontraba trabajando a gusto en mi empresa; acepté gustoso a asistir a la primera entrevista, pues soy de los que piensa que ninguna oportunidad ha de ser desestimada.

Lo cierto es que fui bien preparado y documentado sobre la empresa e incluso les había hecho un estudio particular sobre el sector, que durante un momento estratégico de la charla, saqué para repartir entre las tres personas que me entrevistaban al mismo tiempo, de forma de impresionarlos utilizando a mi favor el factor sorpresa.

Me entrevistaban el Presidente en España de la corporación, el Director Europeo y la persona que me había llamado para concertar la entrevista, que venía de la sucursal alemana de una importante empresa de búsqueda de personal directivo.

Todo iba bien, hasta que yo empecé a realizar las seis preguntas infalibles y que considero como obligatorias en cualquier entrevista, ya que hasta ahora nunca me han fallado para poder descubrir esos pequeños “misterios” que nunca salen a flote en las entrevistas, pero que luego he de enfrentar si soy finalmente el elegido.

Lo cierto, es que al hacer la primera de esas preguntas: “¿Cuáles son las prioridades que tendría que encarar de forma inmediata en el puesto que me ofrecen?”… Y luego de comprobar las respuestas y las miradas que se echaban unos a otros, comencé a sentir que algo olía mal.

Un momento después hice la segunda pregunta “¿Cuánto tiempo duró en el puesto la persona a la que estoy sustituyendo?”... mis dudas quedaron confirmadas y aunque no mencionaré ni especificaré las respuestas que me dieron, si diré que pude constatar o descubrir lo siguiente:

- Que el Presidente para España, no se la llevaba bien con el Director Europeo
- Que el head hunter tenía conocimiento sobre lo anterior y que sabía que este hecho podría afectar la entrevista y las candidaturas.
- Que mi posible antecesor salió intempestivamente de la empresa, luego de haber estado poco tiempo trabajando allí.
- Que había un problema interno que yo no podía determinar en ese momento, pero que estaba creando mal ambiente de trabajo dentro de la oficina.
- Que el Presidente para España no era de fiar y que sería mi jefe directo.

Así que con hacer sólo dos preguntas, ya tenía claro que definitivamente no me convenía para nada cambiarme de mi empresa, en la estaba cómodo y con un excelente ambiente de trabajo, por un incremento de sueldo que luego no compensaría la cantidad de malos ratos que seguro me esperaban… Por lo que terminé rechazando la oferta para no seguir perdiendo mi tiempo ni el de ellos. Con tan buena suerte, que dos años después; es decir, ahora… El sector automóvil es uno de los más afectados por la crisis incluyendo, por su puesto, a esta empresa.

Lo anterior es una simple muestra vivencial que revela la importancia que tiene el hecho de hacer las preguntas correctas en el momento adecuado. Claro que existen un millar de preguntas que los candidatos pueden hacer a sus interlocutores, pero yo las resumo en sólo seis, pues son las que reúnen los mejores argumentos y el criterio más acertado para descubrir cualquier aspecto oscuro que luego pueda afectarnos negativamente.

El truco para interpretar las respuestas consiste en analizarlas, colocándolas juntas como en un párrafo mental, lo que podrá darte una muy buena impresión de lo que puede esconderse detrás de la entrevista. Así que trata de enlazar lo que estás percibiendo en las respuestas con lo que tú quieres y esperas de la empresa y así sabrás si ese es el trabajo que realmente te conviene.

Igualmente, es importante que prestes atención a otros aspectos muy importantes, como el lenguaje corporal del entrevistador o sus expresiones faciales. Sobre todo fijarse si está relajado o si actúa nervioso cuando les hacemos las preguntas que te voy a dejar a continuación, eso te dirá mucho sobre la veracidad y profundidad de las respuestas.

 


 

Las seis preguntas obligadas e infalibles para hacerle al entrevistador

1.  “¿Cuáles son las prioridades que tendría que encarar de forma inmediata en el puesto que me ofrecen?

El título o el nombre de la posición más o menos indica nuestro grado de responsabilidad y el perfil de la oferta muchas veces nos da una idea de las funciones. Pero nunca son suficientes. Por las mismas razones por las que es importante colocar en tu CV lo logros y no sólo las funciones del cargo. También es importante saber las individualidades del puesto ofrecido.

¿Está funcionando todo bien? ¿Se trata de llegar a una posición de inercia en la que sólo tendrás que darle continuidad? ¿Tendrás que llegar implementando un plan de emergencia? ¿Qué tan mal o bien va el departamento? ¿Hay trabajo atrasado? ¿Cuánto? ¿Te sientes preparado para llegar dentro de una reestructura?

Todas estas preguntas están implícitas en la primera, así que procura encontrarles respuesta antes de continuar con la entrevista, y si puedes hacerlo con quién será tu jefe directo, pues mucho mejor.

2.  ¿Cuánto tiempo duró en el puesto la persona a la que estoy sustituyendo?

Investiga bien si duró poco o mucho y pregunta por qué, trata de indagar también sobre la persona anterior si fuese pertinente.

Si la duración fue inferior a los dos años, pregunta entonces sobre las circunstancias que obligaron a estas personas a dejar su empleo, y si fuera el caso, indagar por qué fueron despedidas.

Si notas, descubres o te enteras de que en los dos o tres últimos años han pasado más de dos personas por esa posición, es mejor que no preguntes más y que simplemente desistas de seguir considerando ese empleo, pues es seguro que te esté esperando el mismo destino. Desvía tus energías en buscar otra cosa.

3. Me gustaría saber sobre el tipo o estilo de gerencia de esta empresa.

Pide que te respondan cómo motivan a los empleados y de que forma piensan que se mantienen productivos. Trata de saber si tu futuro o posible jefe necesita estar siempre informado con interminables reportes, si le gusta delegar, si ayuda a su gente en caso de problemas o si tiene un estilo paternalista.

No temas pedir esta información abiertamente, pero hazlo de forma educada. Te sorprenderá cuan dispuestos y orgullosos están los jefes al mencionar su estilo. Sólo debes estar atento en cómo verbaliza sus estamentos, pues la forma en que expone su estilo es lo que te dará la clave para saber si su estilo de gerencia va contigo o si por el contrario ya puedes augurar muchos malos entendidos, conflictos y todo lo que esas situaciones desagradables conllevan.

4. ¿Qué tipo de personalidad buscan o necesitan en esta empresa?

La respuesta a esta pregunta te dirá mucho sobre tus posibles compañeros de trabajo o de equipo, así como de lo que se espera de ti en términos de cumplimiento y sacrificio.

Aquí sabrás si necesitan a un workaholic, a un trabajador independiente, a alguien que trabaje en equipo, a alguien que no tenga problemas en seguir órdenes o a alguien que sepa pensar por si mismo.

También tendrás una idea sobre la cultura y el ambiente de trabajo de la empresa en términos e armonía e incluso filosofía. Lo que te dirá si podrás adaptarte bien a la cultura reinante y si realmente estarás a gusto dentro del grupo.

5. ¿Cómo definirían a su empleado modelo o ideal?

La intención de esta pregunta no es precisamente para saber si ya les gustas a ellos; sino más bien para saber si a ti te gustan ellos. Así que fíjate en las respuestas, determinando si realmente te ves trabajando a gusto con estas personas, pues si ahora que los conoces poco no te gustan, imagina cuando los conozcas bien.

También es una oportunidad excelente para saber por qué ellos te podrían considerar como el candidato ideal para el puesto y en qué se basan para ello.

Si es que lo que oyes, sientes o intuyes no te gusta, entonces mejor déjale la oportunidad a alguien más. Pues no hay nada peor que no congeniar con los líderes de la empresa.

6. ¿Cuánto tiempo llevas tú o lleváis vosotros trabajando aquí?

La respuesta te revelará si el departamento o la empresa gozan de buena salud o si por el contrario están teniendo problemas, que no puedes determinar a simple vista.

También te dará valiosa información sobre tus jefes potenciales, sobre su estilo de gerencia y sobre la cultura de la empresa en general sobre temas de contratación y despidos.

Aquí también has de tratar de enlazar todo lo que estás escuchando con tus propias expectativas, todo dentro de un mismo párrafo mental, de forma de encontrar si realmente te gusta el estilo de la empresa y si esta se adapta a tus necesidades. Así que trata de descubrir en las respuestas, si es el trabajo y si son los jefes que realmente te convienen.

Reflexión:

Te aseguro que si introduces estas seis simples pero contundentes preguntas al momento de ser entrevistado, podrás tener una mejor idea de la empresa que se ha interesado en ti, lo que te ayudará a tomar una mejor decisión en función de tu futuro.

Fuente: Vault.com
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

72 pensamientos sobre “Las seis preguntas más temidas por un entrevistador

  1. yoriento

    Hombre, SM, estas preguntas que propones tal vez pueden dar alguna pista a los candidatos para entrar en conversación con entrevistadores, ayudar a obtener alguna información sobre la empresa y el puesto e incluso ponerte algo en valor como profesional con cierta iniciativa, pero creo que realmente sólo podrán hacerse si aparece el contexto adecuado, para perfiles de puestos muy concretos, y en todo caso con mucha prudencia. 🙂

    Así que, aún sabiendo que ciertas palabras se utilizan para motivar la lectura, creo que calificar de “infalibles y obligadas” (no sé si lo cita así la fuente que utilizas) como mínimo me parece exagerado y creador de expectativas infundadas. No sé cómo lo ves. 🙂

  2. Senior Manager

    Hola Yoriento

    Veo en tus palabras lo mismo que encuentro en mucha gente que asiste a entrevistas; es decir, desvalorizar la iniciativa y extra valorizar la prudencia. El paradigma “del poder” en la entrevista sigue arraigado y es lo que trato de erradicar con este tipo de posts. ¿Por qué el candidato debe tomar actitudes sumisas ante el entrevistador? ¿Por qué hay que dejar todo el poder en manos del interlocutor? ¿Por qué dejar todo el peso de la conversación en el seleccionador? NO digo que no debamos ser prudentes, pero todo tiene un límite y pienso que la gente sigue pecando de exceso de prudencia y luego sale de la entrevista con la sensación de que se perdió de algo. Y no sólo hay que tener cierta iniciativa, sino que hay que accionarla y estimularla mucho más de lo que se hace ahora, hay que dejar de lado el MIEDO en las entrevistas; pues se está decidiendo nuestro futuro en esa sala. Los candidatos han de ser más pro-activos y deben tomar más en cuenta los peligros de quedar a la merced de las interpretaciones, y eso se logra buscando aclarar lo que realmente importa. En este momento hay mucha gente descontenta en sus empleos por haber sido sumiso (prudente) en la entrevista y por haber dejado vacíos (cierta iniciativa) durante el desarrollo de la misma.

    Personalmente pienso que estas preguntas son obligadas, porque pueden fácilmente ayudarnos a determinar si la empresa o la oferta de trabajo son realmente convenientes para nosotros (según lo que estamos buscando), y eso sólo se logra haciendo este tipo de preguntas, no hay otra forma; y luego digo que son infalibles, pues obligan al interlocutor a emitir una respuesta concreta evitando las respuestas tipo “si/no” tan conformistas y poco explicativas. Por mi parte pienso que la preguntas son muy sencillas y cómodas de adaptar a cualquier contexto y tipo de entrevista, por lo que discrepo de tu razonamiento en ese sentido; además son fáciles de recordar y de re-expresar según las necesidades del candidato. Adicionalmente incluyo un pequeño texto explicativo sobre la intención de la misma, de manera que cualquiera pueda componer su propia pregunta, según el tipo de puesto incluyendo otros aspectos o necesidades.

    Por otro lado yo personalmente las he utilizado y he comprobado su eficacia, por eso las recomiendo (no recomiendo ni aconsejo nada que no haya probado ya). También me han dado buenos resultados con candidatos a los que he asesorado y que las incluyeron efectivamente en sus entrevistas, ellos notaron una diferencia importante en relación a entrevistas anteriores en donde no incluyeron estas preguntas. Asimismo, pienso que alguien que no las haya utilizado aún en una entrevista real, debería hacerlo para luego poder opinar sobre sus bondades o sobre su posible aplicación efectiva ¿no?

    Espero que siga el debate…;)
    SM

  3. Gabriel Schwartz

    Mis estimados colegas del primer mundo: creo que las preguntas se deben hacer “in mente” y saber cuándo y cómo hacerlas a la empresa.
    Tengo la experiencia de haber entrevistado muchos candidatos que “saben” que la empresa no es la empresa que quieren para ellos, pero aceptan el trabajo “mientras tanto”. Existen unas cuantas preguntas “obligadas”, desde el lado del selector, que se deben tener en mente y saber cómo formularlas para obtener la información necesaria.
    La necesidad tiene cara de hereje, lo cual es válido para ambas partes: si estamos sin trabajo, con poca plata y el mercado con pocas ofertas, probablemente no importen ciertos puntos débiles de la empresa mientras se obtenga un sueldo a fin de mes, hasta conseguir algo mejor.
    Si tenemos trabajo, nos “llama” un headhunter y la empresa nos quiere conocer, nuestra posición es diferente y tenemos más terreno para hacer preguntas.
    Estas prácticas poco sinceras (por llamarlas de alguna manera) se agudizan en tiempos de crisis. Y, también, se agudiza la fantasía de a) quien busca empleo, de encontrar una empresa que sea la salvación y b) de quien selecciona, de encontrar un empleado bueno y barato por que hay poco trabajo.
    En general pienso que lo ideal son las relaciones duraderas en los que el vínculo se afianza por el conocimiento la confianza mutua: las empresas deberían pensar menos en despedir gente ya que se trata de una ventaja de corto plazo y los empleados deberían tratar de llegar a acuerdos para continuar en su trabajo.
    Es un tema interesante ya que se trata, en definitiva, de hacer un contrato, con la idea de que sea duradero, sabiendo muy poco de quién es la otra parte. Y esto es válido tanto para selectores como para postulantes.

  4. Jaime Cuesta

    Estoy con Yoriento en que es una actitud atrevida y que entraña ciertos riesgos, pero estoy con SM en que su uso hace que la elección sea más segura.

    Resumiendo, si haces las preguntas (y lo pondré en práctica cuando surja la necesidad) y te gustan las respuestas es muy seguro que estarás a gusto en esa empresa. El problema es que el filtro puede ser muy restrictivo y perder buenas oportunidades por hacer demasiadas preguntas o no interpretar las respuestas correctamente.

  5. Carlos

    Muy buenas SM,
    Me ha gustado mucho este post, ya que me responde a una necesidad. Llevo tiempo buscando información sobre este tema, preguntas clave para vislumbrar la cultura, la parte trasera de la empresa, y sobre todo de tus futuros “líderes”…., más aún, teniendo en cuenta que has decidido salir de una compañía donde ya no hay más camino, por mucho que lo intentes, ya toca cambiar la cultura, y eso amigo, no se puede.
    Veo vital saber qué quieres, tu objetivo profesional, y tratar de averiguar en las diversas entrevistas a las que te vas a enfrentar si el proyecto que tienes delante satisface ese objetivo en todos sus aspectos clave, y estas preguntas, adaptadas a cada contexto, creo que dan en el clavo.

    Bueno, es mi primera aportación, aunque llevo unos meses siguiéndote a ti a yoriento desde la trastienda. Sinceramente estoy aprendiendo mucho de ambos en este camino.
    saludos,

  6. Angel

    Muy buena relación de preguntas que desde mi punto de vista son una reflexión para identificar las preguntas que deben hacerse en función del puesto y empresa. En cualquier, lo que es imprescindible es conocer dónde te están ofreciendo meterte de modo que las sorpresas, que seguro las habrá, sean las mínimas.

  7. Jose Miguel Bolivar

    Creo que estas preguntas son perfectamente válidas en una entrevista, siempre que se planteen en el tono y momento adecuados. El resultado de un proceso de selección, para ser satisfactorio, debe serlo para ambas partes (win-win) o de lo contrario no será duradero.
    Evidentemente no tiene sentido que el candidato haga la entrevista al entrevistador (más de uno lo intenta) pero este tipo de preguntas denota madurez e interés por conocer la cultura de la empresa que está seleccionando.
    Es también cierto que aún hay gente trasnochada, cada vez menos, haciendo procesos de selección que interpretará estas cuestiones casi como una insolencia, pero en mi opinión el riesgo está más que justificado.

    JM

  8. Juan Martínez de Salinas

    Hola SM,

    Creo que hay que abandonar la postura de que el entrevistado tiene que dejar de adoptar la postura de servilismos hacia el entrevistador. A ambas partes les interesa encajarle a la otra.

    Esta claro que no es cuestión de cambiarse los roles porque cada parte en la entrevista tiene su papel. El entrevistado tiene que ser proactivo y ser intuitivo para saber cual es el momento adecuado para preguntar este tipo de cosas que le van a dar mucha información si sabe procesarla bien.

    Los entrevistadores que se tomen este tipo de preguntas como una ofensa es que están desfasados y necesitan reciclarse.

    Saludos,

  9. navarros

    Muy útiles e interesantes SM. He entrevistado a mucha gente en mi trabajo y desde luego siempre he valorado al candidato que desea asegurarse que entra en la empresa adecuada y que va a encajar. Mejor que aquel que se engaña preguntando lo mínimo para convencerse de que la empresa va a cumplir sus más altas expectativas.
    Las preguntas me han parecido muy interesantes como decía, i también creo que pueden hacerse en sentido contrario entevistador-entrevistado:

    – ¿Cuáles son las prioridades que fijaría de forma inmediata en el puesto que opta?
    – ¿Cuánto tiempo lleva en el puesto en su actual empresa?
    – Me gustaría saber sobre el tipo o estilo de gerencia de su actual empresa y que le parece.
    – ¿Qué tipo de personalidad busca en esta empresa?
    – ¿Cómo definirían a su empresa modelo o ideal? ¿y a su empleado ideal?
    – ¿Cuánto tiempo llevas buscando un nuevo puesto? (ésta está un poco estirada por los pelos.
    ¿Que te parecen SM?

  10. Roberto Carreras

    Realmente útil de cara a posibles entrevistas. Este post se va a convertir en una referencia absolutamente imprescindible para mi… de momento (a la espera de interesantes entrevistas) va directo a del.icio.us.
    Saludos

  11. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Gabriel:
    Claro que hay que tomar en cuenta estos factores de necesidad, pero creo que ya eso sería otro tema ¿no? Estaría de parte del entrevistador ver este hecho y saber que el candidato estará hasta que se harte de la empresa, es un riesgo para ambos y a la larga no resuelve la situación, ni siquiera la de desempleo, pues generará la de la indisposición. Aún en crisis hay que tener calma, ¡claro! Como le pides calma a alguien desesperado…Pues como dije, creo que sería material para otro post. En estos consejos he de aclarar que van dirigidos a candidatos que no se encuentren en extrema necesidad de empleo.

    Hola Jaime:
    Bueno, si se siguen los consejos y se adaptan las preguntas a lo que se quiere, es poco probable que el entrevistador las note como un ataque, aquí si que juega un poco la personalidad y la actitud del candidato… ojalá pudiese estar también con ellos en cad entrevsita, pero eso no es posible.

    Hola Carlos:
    Bienvenido al debate…me gustó tu frase “Veo vital saber qué quieres, tu objetivo profesional, y tratar de averiguar en las diversas entrevistas a las que te vas a enfrentar si el proyecto que tienes delante satisface ese objetivo “, pues es la idea que trato de inculcar con mis consejos. Siguiendo a este blog y luego a Yoriento seguro enriquecerás cada día tus conocimientos.

    Hola Angel:
    Si, la intención es evitar sorpresas, una vez dentro de la empresa es muy difícil cambiar de opinión, es mejor asegurarse antes, y que mejor momento que la misma entrevista ¿no?

    Hola JM:
    Si se siguen bien los pasos el riesgo que mencionas se minimiza y al ser sólo seis preguntas nos aseguramos de que no es un intercambio de roles ni un interrogatorio a la inversa.

    Hola Juan Martinez:
    Me gustó tu aproximación al tema dessde el punto de vista de los roles que cada quien debe tener en ese momento. Sólo decirte que es muy difícil reciclar a los entrevistadores, pues el sistema está muy arraigado a la cultura actual.

    Hola navarros:
    Interesante tu planteamiento de voltear la tortilla… ten por seguro que yo también tendré en cuenta esta versión adecuada para el entrevistador.

    Hola Roberto:
    Esa es la idea, que alguien pueda utilizar estas herramientas en provecho propio, me alegro por ello.

    SM

  12. Roy Jiménez Oremauno

    Bueno a mi criterio son excelentes preguntas y además creo que el candidato tiene el derecho a saber hacia donde lo llevan, ya que he tenido amigos que han ostentado puestos a niveles gerenciales de grandes transnacionales y cuando son contratados se encuentran en situaciones muy difíciles ya que la cabeza de la empresa es reaccionaria, imprudente y hasta dictatorial, al grado que desmotiva a todo el personal.

    Y los elegidos jamás se imaginaron un escenario de ese tipo, por eso el ser activo en la entrevista y saber que es lo que uno va a enfrentar ante una posible contratación, definitivamente es algo muy bueno y novedoso ya que se puede hacer una imagen de la empresa y de lo que las dirigen.

    Hay empresas que rotan demasiado el personal por malas decisiones gerenciales que afectan el trabajo de equipo y hasta entorpece el buen desarrollo de los empleados.

    Y esto lo digo por esa experiencia de amigos que ven caerse sus ilusiones en un alto puesto al chocar con un muro de intolerancia y rigidez de parte de la cabeza de la empresa.
    Saludos

  13. Pingback: ¿Es necesario prepararse bien antes de una entrevista de trabajo? - Senior Manager

  14. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Roy:
    Gracias por tu intervención, ya veo que los que pensamos que prepararse antes de una entrevista somos mayoría y confiamos en que es la mejor opción.
    Slds
    SM

  15. Pingback: EL CANDIDATO TAMBIÉN TIENE SU OPORTUNIDAD | AUTOAYUDA - SER FELIZ - VIDA SANA

  16. Pingback: Noticias de economía EL CANDIDATO TAMBIÉN TIENE SU OPORTUNIDAD la Economía en el mundo EL CANDIDATO TAMBIÉN TIENE SU OPORTUNIDAD Últimas noticias económicas EL CANDIDATO TAMBIÉN TIENE SU OPORTUNIDAD la vanguardia de las noticias e

  17. mercado divisas

    Me he leído el artículo entero, y me ha llamado mucho la atención. Lo veo interesante, aunque estoy deacuerdo con yoriento.
    Digamos que se puede dar en casos excepcionales, y para puestos muy concretos.
    Estoy de acuerdo en lo que le respondes, de por qué el entrevistado tiene que tener una posición sumisa, pero creo que es lo que se da en la mayoría de las veces, sobre todo por falta de seguridad, por necesidad…

    Pero repito, me ha parecido muy interesante. De echo, voy a seguir un ratito por tu blog.

    Saludos

  18. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola mercado divisas:
    Bueno, en realidad siempre ha habido buenos debates entre Yoriento y yo… y es posible que sea uno de los aspectos que más valoro de sus intervenciones, pues no dejan indiferente a nadie. Gracias por participar
    SM

  19. Pingback: Las 6 preguntas más temidas por un entrevistador cuando buscas trabajo

  20. Yosterkote

    No es que aspire de momento a una entrevista de trabajo en la que formular estas preguntas pueda serme de gran utilidad, pero sin duda es un buen material a tener en cuenta en mi futuro a largo plazo: muchas gracias.

  21. joselmoreno

    me parece perfecto hacer todas estas preguntas, pero puedes parecer un puñetero, o un tio demasiado meticuloso, y que va a dar problemas, y que al final no te seleccionen.

    seamos serios, no solemos hacer preguntas tan tan detalladas, a las entrevistas vamos mas bien a que nos pregunten a nosotros.

  22. J_Lito

    El problema en muchos casos es que si estás buscando empleo, careces del mismo, por lo que muchas veces tienes que aceptar lo que hay y no te puedes poner exquisito

  23. Laura

    Que suerte los que tengan la posibilidad de conseguir hacer las 6 preguntas…

    En la situación actual, esto es como las 6 preguntas que le tienes que hacer a dios cuando lo tengas delante…

  24. Arte

    Eso depende mucho del trabajo, si a lo mejor necesitas un empleo sí o sí y no tienes nada más a la vista, pues te aguantas si hay problemas en la empresa en la que vas a trabajar, cualquier cosa sirve. Si tienes un trabajo o ves que tienes buenas oportunidades de aspirar a ese mismo trabajo en otra empresa, pues adelante. Si es para repartir publicidad, por decir algo, pues no vas a preguntar mucho, lo tomas y listo.

    El problema es que en las entrevistas parece que si no te toman a ti tomarán a otro, y eso es falso, si puedes aportar mucho a la empresa, es ella la que pierde al no contratarte, no al revés.

  25. Pingback: Las 6 preguntas más temidas por un entrevistador cuando buscas trabajo | ForoProvincias.Com

  26. jaime

    Que el mercado del automovil ahora no esté en buen momento no justifica ninguna actuación del tipo:

    -que bueno fuí, que no acepte el trabajo… porque mira que crisis hay.

  27. Pingback: Las seis preguntas más temidas por un entrevistador – Senior Manager « Netcrema – creme de la social news via digg + delicious + stumpleupon + reddit

  28. Aydim Dagam

    ja, ja, pero salvo que tu jodido CV sea más impecable que la hoja de servicios de Clint Eastwood, el que hace las preguntas es el entrevistador, no el entrevistado… desgraciadamente… aunque alguna se podría colar… xD

  29. Pingback: Las seis preguntas más temidas por un entrevistador – Senior Manager : Popular Links : eConsultant

  30. Angel

    ¿ Por qué debería ser malo exponer nuestra inquietudes?
    La transparencia es sana para la relación laboral con la empresa, como lo es en cualquier otra relación.

    Saludos

  31. Pedro A.

    El truco de poner en negrita una palabra por frase hace que este texto sea muy difícil de leer. Tuve que llevarlo a Notepad para poder leerlo.

  32. Uno

    La posibilidad de aplicar este tipo de técnicas interrogatorias dependerá del país, de la situación económica del mismo, de la situación de la empresa, del número de candidatos al puesto y de la necesidad que tenga el candidato. Vamos, que si está en paro no va a importar cuánto duró el anterior tipo que ocupó el mismo puesto.
    En mi anterior trabajo la rotación de empleados era enorme, la gente duraba meses o unos pocos años y luego se iba debido al maltrato al que eran sometidos. A la empresa no le importaba, siempre había nuevos candidatos haciendo cola para poder entrar, y éstos sabían que se metían en un mal sitio.
    Dicho lo cual en España el empresariado deja mucho que desear.

  33. Pingback: links for 2009-11-20 « Oh My Blog! I Can't Believe It!

  34. Pingback: links for 2009-11-20 « Oh My Blog! I Can't Believe It!

  35. Pingback: links for 2009-11-20 « Oh My Blog! I Can't Believe It!

  36. Pingback: links for 2009-11-20 « Oh My Blog! I Can't Believe It!

  37. Pingback: links for 2009-11-20 « Oh My Blog! I Can't Believe It!

  38. Pingback: links for 2009-11-20 « Oh My Blog! I Can't Believe It!

  39. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola deisi: Más que de osados es de actualizados 🙂

    Hola Yosterkote: Gracias, no siempre se gana estando de ese lado, pero es una opción.

    Hola joselmoreno:
    Todo depende, hemos seguido siempre el mismo modelo ¿no te parece que es hora de probar cosas nuevas?

    Hola J_Lito:
    Es cierto, pero si la situación es tan dramática pues no perdemos nada arriesgando más. ¿no?

    Hola Laura:
    No necesariamente, es cuestión de proponérselo, ya otros lo han hecho y ha sido una gran experiencia.

    Hola Arte:
    También depende de la forma en que enfrentamos las entrevistas, y si ya sabemos que todo puede ir mal, porque no intentarlo. Es cierto que en las entrevistas parece que si no te toman a ti tomarán a otro, pero siempre toman al mejor o al que lo parezca.

    Hola Jaime:
    No se trata de eso, sino de poner los puntos sobre las íes, y de demostrar que hay dignidad en ambos lados de la mesa.

    Hola Aydim: No siempre es así, y sobre todo, no tiene por qué seguir siéndolo, las tendencias cambian.

    Hola Ángel: Eso, buena pregunta ¿ Por qué debería ser malo exponer nuestra inquietudes?
    Es hora de empezar a tomar las riendas de nuestra vida en todos los sentidos

    Hola Pedro A.:
    Sorry por las negritas… lo tomaré en cuenta

    Hola Uno:
    Es cierto, y de la cultura, pero nadie quita que no sea aplicable… Gracias por incluir tu enriquecedora experiencia.

    Hola BMW: Yo creo que si…y no era BMW sino una que empieza con H.
    Saludos
    SM

  40. Pingback: Teknologeek.com » 6 Preguntas que Puedes/Debes Preguntar en la Entrevista de Trabajo para Conocer Mejor A Donde Vas a Entrar

  41. Pingback: Enlaces interesantes Twitter resumen 20-11-2009 | TensaiWeb

  42. Ricard Bou

    Hola SeniorManager.
    He encontrado muy interesante tu artículo. He entrevistado a muchos candidatos de muy diversos perfiles para contratar en la empresa en la que trabajo y los perfiles que me han resultado más llamativos e interesantes son aquellos que complementan su experiencia y capacidades con una posición muy activa en la entrevista, y preguntas desafiantes. Una actitud como esa es la que me interesa en una empresa como la mía, una consultora exigente, moderna y multinacional. Sin embargo, pienso que esas preguntas sólo las pueden hacer personas con determinado perfil y actitud, y sólo serían bien recibidas para determinados tipos de puesto. En mi caso, me parecen 6 buenas preguntas, y hacerlas no me generaría ningún tipo de rubor, al contrario. Las entrevistas son periodos de tiempo muy cortos donde LAS DOS PARTES DEBEN HACERSE UNA MUY BUENA IDEA DE SI LO QUE TIENEN DELANTE ES LO QUE QUIEREN.
    Buen post, te felicito.

  43. Senior Manager

    Hola Ricard:
    Si, una buena actitud durante la entrevista siempre es un plus, pero debo reconocer que no siempre es bueno, por eso dejo mucho al criterio de cada candidato, pues cada entrevista, entrevistador y también cada puesto es un micro-mundo.
    Gracias por aportar tu punto de vista como reclutador, ya que es muy valioso el poder conocer opiniones de alguien que vive el proceso a diario desde el otro lado.
    Saludos
    SM

  44. Jaume Armengol

    Normalmente tengo un perfil proactivo en las entrevistas, y en el fondo me encaja el planteamiento de SM. Sin embargo, creo que va mucho con la personalidad de cada uno y el escalón de la pirámide que vayas a ocupar. Si vas a realizar tareas con elevada responsabilidad y gestionar a varios equipos, efectivamente las veo preguntas obligadas, entre otras cosas porque sin un alineamiento claro con las características de la organización me parece inviable desempeñar responsabilidades de gestión complejas.

    Por eso, en mi opinión, son muy buenas preguntas, con un enfoque con el que coincido bastante, pero que no me parece valgan para cualquier entorno ni cualquier puesto.

    Un saludo, Jaume.
    http://www.solucioncrisis.com

  45. Pingback: Libertad interior « Vida en red

  46. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Jaume: Valoro tu apreciación sobre el tema, y concuerdo en que le das un enfoque nuevo al segregar por grupos dependiendo del puesto. No obstante, las preguntas pueden también adaptarse dependiendo de lo que expones, creo que siempre hay algo que podemos preguntar.
    Gracias por pasarte
    SM

  47. Jaume Armengol

    SM, siempre hay que preguntar algo :-))

    Para mí es algo fundamental en un entrevistado, demuestra interés y un mínimo de personalidad/proactividad. Aunque también te digo que hay para puestos muy bajos en los que se prefiere que no te cuestiones nada.

    Mi experiencia, que no es tan poco dilatadísima, me ha enseñado que hay que hacer lo que vaya con tu propio personaje [llámalo personalidad] (yo soy proactivo y cuestionatodo, para mí preguntar es básico porqué como bien dices, si no les gustan las preguntas no encajarás en esa organización con esa personalidad, mejor no dar el salto). También es verdad que hay muchos candidatos con personalidades no tan marcadadas y en ese contexto me parece un excelente consejo el que planteas (adaptándolo cada uno a sus características).

    Yo he pasado algunas entrevistas preguntando e implicándome en hacer que además de una entrevista fuera una conversación… y también he hecho fracasar alguna otra (tengo la sensación) por incidir en aspectos poco claros (y me he alegrado de que no prosperara la selección, por los mismos motivos que expones).

    De todas maneras, para seleccionar personal en puestos en los que se requiera responsabilidad y trabajo en equipo esperaría del entrevistado al menos una pregunta, por pequeña que sea 😉

  48. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola de nuevo Jaume: Me parece importante eso que dices sobre: “…si no les gustan las preguntas no encajarás en esa organización con esa personalidad”… Sólo hay que tomar en cuenta que a veces el que entrevista no es la empresa sino un intermendiario… Así que hay que concentrase en el entrevistador, pues es el contrincante a vencer.
    Gracias por enriquecer el post.
    Saludos
    SM

  49. Pingback: ¿Cómo hacer un currículum vitae? Consejos ante el mercado laboral « Comunicación (política) y Relaciones Públicas

  50. VIR

    estas preguntas están muy bien para algunos casos.
    yo en una semana me tengo que enfrentar a una entrevista de trabajo y no es porque yo busque empleo ni porque esta empresa busque trabajadores. mi empresa actual ha pactado una externalización de mi departamento y en principio las 4 personas que estamos en él nos tenemos que ir con la otra (por supuesto si estamos de acuerdo con lo que nos ofrecen) pero si no es así nos vamos a la calle. Aunque mi actual empresa ha pedido que nos sigan contratando, como puedo hacer para en la entrevista averiguar sutilmente si es una buena empresa o no. Si tienen pensado cambiarnos por su propia gente después de unos meses???

  51. Jaime Cuesta

    VIR, las externalizaciones suelen estar llenas de condiciones los primeros años (acuerdos de readmisión en la empresa origen si hay problemas, blindajes, etc). Quizás eso te pueda aportar mayor tranquilidad. Pregunta, y presiona, en tu empresa actual.

  52. VIR

    Muchas gracias Jaime.
    El mayor problema que me estoy encontrando es que mi empresa se ha cerrado con un hermetismo total y por mucho que pregunto siempre responden con lo mismo, que esté tranquila que de momento solo hay firmada una carta de intenciones. Pero si esto fuera cierto las negociaciones aun no habrían llegado al punto de hacernos entrevistas.
    En fin, intentaré sacar la mayor información posible y ya os contaré.
    Muchas gracias

  53. Pingback: Links del 18 al 24 de Noviembre de 2009 « Oh My Blog! I Can't Believe It!

  54. Pingback: Links del 18 al 24 de Noviembre de 2009 « Oh My Blog! I Can't Believe It!

  55. Pingback: Links del 18 al 24 de Noviembre de 2009 « Oh My Blog! I Can't Believe It!

  56. Pingback: Links del 18 al 24 de Noviembre de 2009 « Oh My Blog! I Can't Believe It!

  57. Pingback: Links del 18 al 24 de Noviembre de 2009 « Oh My Blog! I Can't Believe It!

  58. Pingback: Links del 18 al 24 de Noviembre de 2009 « Oh My Blog! I Can't Believe It!

  59. CyberGus

    Estoy impresionado viendo que los últimos comentarios dicen diciembre 25 del 2009 mientras estamos a 10 de diciembre :O

    ¿Comentarios del futuro?

    Me gustó bastante el artículo. Creo que en efecto no toda la gente tiene el valor y adopta la posición de sumiso.

    Para mi la justificación es sencilla y el eje de cualquier relación: “Cuentas claras, largas amistades”.

    ¿Qué pasa cuando por miedo no aclaras o eres honesto al principio de una relación? las cosas terminan mal, ¿cierto? ¿Qué parte de 50/50 no queda clara? ¿Qué pasa cuando ocultas o guardas apariencias por una estabilidad ficticia? ¿Qué sucede cuando la esferita rosa se rompe pero ya estás endeudado pagando casa/coche/etc?

    Por ahí algunos dicen de imprudencia e incluso osadía de cuestionar al entrevistador, el problema de pensar así es el rencor social que se genera, la imposibilidad de afianzar y construir una buena relación de trabajo.

    El que no averigua por que camino va a andar y sus características, no puede avanzar ni saber si está preparado para el puesto, así tampoco desarrollarse y llegar más alto.

    A mi por el contrario, me parecen obligatorias, obvias… elementales!

    Saludos

  60. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    CyBerGus: Son de diciembre, pero del 2008, no hay error. El post sigue generando debate, luego de casi un año.
    Muy interesantes las preguntas que planteas, son toda una reflexión.
    Creo que si que hay que ser algo valiente para preguntar en una entrevista, pero al mismo tiempo, es un derecho que no hemos sabido utilizar.
    Saludos
    SM

  61. Rafa

    Me he leído este interesante trabajo y la mayoría de los comentarios sobre el mismo. He de decir que he aprendido mucho y, por lo tanto, disfrutado.
    En estos próximos días seré entrevistador de, ni mas ni menos, “mi sucesor” en mi puesto gerencial, ya que en 2/3 años formaré parte de la clase pasiva. Pues bien, me encantaría encontrar un candidato que me hiciese esas preguntas e incluso mas. La entrevista debería parecerse mas a un partido de tenis, no necesariamente agresivo sino light, que a un repertorio de preguntas ya establecidas por parte del entrevistador y de respuestas ya estudiadas por el entrevistado.
    Lo cierto es que me da pánico que alguien quiera el empleo para “mientras tanto” y yo no sepa descubrirlo.

  62. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Rafa: me alegro de que te haya servido… Tienes razón en lo que comentas, lo malo es que no todo el mundo, sobre todo los seleccionadores, lo pueden ver así.
    Esperemos que la cultura cambie.
    Saludos
    SM

  63. paula andrea

    eso me parece q es super bacano e interesante, esos comentarios salieron de control tienes una mente muy bacana.
    saludos a qien hizo eso super buenas

  64. José Sánchez-Alarcos

    Enhorabuena. Estoy buscando material para un libro sobre el comportamiento adecuado en la entrevista con un head-hunter y todo lo que voy encontrando son trivialidades y lugares comunes con esta excepción de la que, con tu permiso, colocaré el vínculo.

    Por cierto, te apunto algunsa preguntas más:

    1- ¿Por qué no han optado por la cobertura interna?
    2- ¿Había alguien dentro de la empresa que quisiera optar a él?
    3- ¿Qué pasó con el anterior ocupante? (Variante de una de las tuyas) o, si el puesto es de nueva creación ¿Qué es lo que hace necesario ese puesto en este momento?

    Un saludo.

  65. Mari Cruz

    Me ha encantado SM.
    Me ha parecido leer algún comentario que no son aptas para todo tipo de posiciones, yo creo que son adaptables a todo tipo de posiciones y situaciones en entrevista, la idea es como bien indicó Juan, que no nos quedemos paralizados porque consideremos que el entrevistador está en una posición de superioridad, sino que es una simple situación profesional en la que AMBOS han de obtener información del otro.
    Si muchos candidatos hicieran este tipo de preguntas, quizá se darían cuenta que quizá existen en muchas organizaciones problemas internos que han de resolverse a la par que buscar desesperadamente contínuos sustitutos.
    un saludo. mc

  66. Pingback: Las seis preguntas más temidas por un entrevistador | RESUMENES Y APUNTES

  67. ma. josé

    me parece muy interesante y útil la información que has compartido en este espacio. son muchas las exigencias que uno debe cumplir dentro de una entrevista de trabajo pero muchas encaminadas a mantener actitudes de sumisión y de encajar en el molde como fuere y no a mantener una posición reflexiva sobre que es lo que quieres y que es lo que no quieres para tu vida profesional.