La culpa de los despidos no la tienen los empresarios

La mayoría de los españoles que trabajan por cuenta ajena, tienen la idea preconcebida de que un empresario es un señor (o señora) que: es dueño de una gran empresa, que conduce un BMW, que vive en la zona buena de la ciudad, que tiene mucho dinero en el banco y que no tiene escrúpulos cuando debe tomar la decisión de recortar la plantilla, y que incluso disfruta haciéndolo.

Pero la verdad es, que la mayoría de los empresarios de este país, son dueños de una microempresa y de un coche “normalito… por lo general viven “donde pueden”, le deben grandes cantidades de dinero al banco, y siempre se lamentan cuando deben despedir a alguno de sus trabajadores.

Lo que sucede, es que es muy fácil buscar culpables y hacer el papel de jueces y verdugos cuando las cosas van mal, aunque de antemano se sepa que las responsabilidades van compartidas. Así que considero que es justo decir las cosas como son. Sobre todo, cuando es evidente que hay más trabajadores por cuenta ajena, que empresarios, levantando la voz.


Es así como en este país paternalista y cómodo, en el que no dudo de que haya mucha gente trabajadora; también hay mucho empleado vago; que sólo espera la primera oportunidad de ausentarse de la empresa por los motivos que sean, para luego despotricar de su patrono por cualquier causa.

Y no les quiero ni contar sobre el actual número de personas apuntadas en el paro en estado de: “vacaciones eternas”, que sólo se despertaron y salieron de su “paraíso de vagancia” cuando se anunció una escueta continuación de este “maléfico beneficio” (¿oxímoron?) por parte del gobierno.

Volviendo al ausentismo y para que tengan una idea de su magnitud. El año pasado nos costó 12.000 millones de euros a todos los contribuyentes (¡si tú también!) y a los empresarios, pues prácticamente lo pagan a medias entre ellos y el estado.

Vergonzosa cifra que sigue siendo la mejor prueba de la actitud del empleado medio. En donde la “cara dura” es la única consigna frente a la obligación de trabajar.

Ustedes disculpen, pero creo que por el hecho de haber trabajado en otras latitudes (en donde no pasan estas cosas), aún me sigue sorprendiendo tanto ausentismo y vagabundería a mi alrededor, sobre todo cuando está legalizada.

"Para muestra un botón"... Sólo aquí (en España) he escuchado la frase: “baja por depresión” (¿?). Una excusa impensable, por ejemplo en EE.UU., en donde hay tanto trabajo que no hay tiempo ni para deprimirse… o en Latinoamérica, en donde dicha frase simplemente no existe... incluso hay empresas en donde daría “risa” que un empleado la mencionase, considerando los altos niveles de desempleo que sufren. Allí, prácticamente nadie se enferma o al menos no faltan a la empresa por motivos de enfermedad (¿curioso no?).
Al parecer, en esos otros países menos complacientes con los empleados vagos, el miedo a perder el trabajo es el mejor remedio a cualquier enfermedad [ironía].

No obstante, los empresarios siguen apareciendo ante el resto de la sociedad, como "los malos" en este país de “llorones” (con el perdón de los que no lo son), cuando la mayoría de los que viven quejándose y señalando, no tienen ni la suficiente voluntad ni la valentía para montar una empresa. Y lo máximo que han emprendido ha sido el organizar las pasadas vacaciones.

Por eso, cuando escucho (o leo) a alguien que no tiene ni idea de lo que es ser empresario, estigmatizándolos o tildándolos de forma generalizada de prepotentes y/o poderosos. No puedo más que pensar en una sola palabra: “ignorante”.

Reflexión a la verdad: El empresario español, es simplemente un intermediario constantemente vilipendiado por los sindicatos y perseguido por Hacienda; que con una cifra de negocio relativamente baja, debe aceptar condiciones “basura” de los bancos mientras hace “malabares” con el patrimonio económico y financiero de la empresa. Todo esto, con el fin de producir algún beneficio, mientras lucha por seguir manteniendo en plantilla a muchos de los empleados con las características que describo más arriba.

El que tenga otra versión que la diga, pero luego de haber probado lo que realmente significa emprender… pues es muy cómodo y fácil hablar sin saber... Por cierto, yo no soy, ni he sido (ni quiero ser) empresario.
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

34 pensamientos sobre “La culpa de los despidos no la tienen los empresarios

  1. Juan Martínez de Salinas

    Buenos días SM,

    Muy buena reflexión.

    El perfil mayoritario en España es el de empresario de una pequeña empresa en la que tiene que arrimar el hombro igual que sus trabajadores para subsistir. Aunque también existe la figura del empresario que se lucra a costa de los trabajadores y que en el momento que sus recursos humanos no les salen rentables se van a la calle.

    No olvidemos también que los expedientes de regulación de empleo en España son un coladero donde se aprueban todos cuando muchos no son lógicos ni justificables. Muchas empresas están despidiendo a trabajadores y el personal que se queda están haciendo horas extras ¿es esto correcto?

    Por supuesto, también hoy en día muchos desempleados están viviendo del cuento y de las ayudas pasivas del Estado. Siempre he defendido que en el servicio publico de empleo se debe controlar más que las personas que están inscritas buscan activamente empleo y sino penalizarlas.

    También España tiene sus particularidades propias que no se pueden comparar desgraciadamente con otros países. Creo que vivimos un sistema caduco por ambas partes que debe cambiar para que se de la vuelta a esta tortilla que cada vez se hunde más. De la situación actual tenemos todos un poco la culpa cada parte en su justa medida.

    Saludos,

    Juan

  2. Duende de la empresa

    Buenos dias a todos,

    Estoy de acuerdo contigo y yo tambien soy de esas personas que no quiere ser empresario, prefiero trabajar por cuenta ajenta por el hecho de que es muy dificil serlo y sacar adelanta una familia que es tu empresa. Deberiamos estar felices por estar trabajando y no pensar en que podemos hacer para estar de baja…que es lo que pasa en muchas empresas donde tienen un nivel de rotacion altisimo.

    Ayer me comentaba una amiga que tenia un esguince ligero en el pie que todos sus compañeros le decian que se pidiera la baja…pero a ella le encanta su trabajo y queria seguir haciendolo aunque fuera con el pie en el aire,al final se la ha pedido pero no porque ella quisiera sino porque todos le decian que cuando ellos tuvieran cualquier cosa no podrian pedir la baja porque “quedarian mal” y no queria que su pie fuera tema de discursión con sus coampeñeros. Asi somos lamentablemente, pero afortunadamente sigue habiendo gente como mi amiga.

    Valoremos a esos empresarios que dirigen sus empresas y que participan con sus empleados porque seguro que lo hacen de la mejor forma que saben, y que encima son los que menos ayudas estatales…

    ¿cuando cambiaremos? confio en que algun dia si lo hagamos! me gusta pensar que hay gente….diferente.

  3. Pablo Rodríguez

    Hola, Senior.

    Estoy de acuerdo con muchos de los aspectos que comentas, es cierto que muchos empresarios luchan por sus empresas como el que más, trabajan muchas horas (y no hay que olvidar el dato de que el 90% de las empresas son Pymes o micropymes/autónomos), y les duele tener que despedir a alguien, tanto por el aspecto sentimental que pueda haber como por la sensación de fracaso que puedan tener al verse obligados a hacerlo porque su negocio no va tan bien como les gustaría.

    También es verdad que muchos empleados no son totalmente conscientes de todas las implicaciones que supone ser empresario, ya que nunca lo han sido, y les ven como a esos seres con mucho dinero, cochazo, etcétera, que se lucran de sus trabajadores mientras pueden y cuando no, a la calle! Claro, si tan fácil es, ¿por qué no nos convertimos en empresarios?

    Sin duda, hay de todo, tanto en el caso de los trabajadores (los hay vagos y despreocupados, e implicados y dedicados) como en el de los empresarios, yo he conocido ambas situaciones, o incluso una intermedia, empresarios a los que les disgusta tener que despedir a alguien, pero hacen ostentación de su riqueza mientras que a sus trabajadores les recortan lo que pueden.

    Quizás en algunos casos lo que le gusta al empresario es crear empleo por aquello de tener empleados, quiero decir, hay algunos que prefieren tener 10 empleados a 1000 euros cada uno que 8 a 1250 euros, de alguna manera les gusta presumir de que cuantos más empleados tiene su empresa, mejor, y por eso también les disgusta despedir, aparte de otras implicaciones.

    Por último, creo que lo comentabámos ayer en la página de José Luis del Campo, es cierto que la protección por desempleo limita de alguna manera el deseo de conseguir trabajo, si esta fuese distinta (más baja, progresivamente decreciente, etcétera, o si se potenciase más el tema del cobro único de la prestación para el autoempleo), quizás otro gallo cantaría en este país.

    Saludos
    Pablo Rodríguez

  4. Josep Julián

    Tu comentario me parece valiente y hasta un poco a contracorriente. Soy uno de esos pequeños empresarios que mencionas y es reconfortante ver que alguien pone un poco las cosas en su sitio. Nadie es perfecto, pero está claro que sucede todo cuanto relatas. Los empresarios que levantan el vuelo a la mínima contrariedad nunca han tenido la vocación de quedarse sino de aprovechar las casi infinitas ventajas que las administraciones les ha ido poniendo. Enumerarlos aquí sería prolijo e inutil pero ellos han sido los causantes de la mayor parte de la pérdida de empleos como antes lo fueron de su creación.
    Pero las costumbres de este país están tan arraigadas y encima tan sobrealimentadas con la tómbola del siempre toca, que eso explica por qué estamos a la cola de la productividad y además seremos los últimos de la zona euro en salir de este infierno de la recesión.

  5. Luis

    Amén SM,

    Yo también estoy rodeado de Pymes donde veo al jefe/dueño trabajar tanto o más que a los empleados y haciendo tareas -a veces- alejadas del glamour de las grandes corporaciones.

    Además, suelen tener una salud de hierro!

    Saludos,

    Luis

  6. Pingback: meneame.net

  7. Fernando López

    Como siempre, ni blanco ni negro. Lo que si tengo claro es que habría que diferenciar un poco. No es lo mismo ser empresario de una gran corporación que de una Pyme. Tampoco ser un especuladfor o un generador de riqueza como se ha comentado. Unos siempre jugarán con ventaja por “las facilidades” que obtienen. (financiación, subvenciones, etc…) y otoros no. Aclarado esto, lo que si es cierto es que todos, absolutamente todos somos culpables. Gobiernos que subvencionan la falta de empleo, empresarios para los que los trabajadores son recursos y no personas, trabajadores que se aprovechan de las leyes, sindicatos que se han montado su propia empresa y asi…El resto, entre los cuales me incluyo, somos culpables de permitir, como dice Juan Martínez de Salinas “de vivir en un sistema caduco”.

    saludos

    Fernando López

  8. asd

    En este pais faltan emprendedores. Es algo que deberia fomentarse desde el sistema educativo. Cualquier persona que termina el Bachiller o la FP deberia tener las nociones basicas sobre por donde empezar para crear una empresa.

    Aqui aporto unos enlaces para el que quiera hacerlo.

    Para el que quiera, por ejemplo, importar algo de China que luego podria vender aqui,

    http://es.made-in-china.com

    A traves de este otro enlace puede montarse una tienda virtual. Tambien podria hacerse “gratis” utilizando oscommerce montandose un servidor en su casa, pero creo que no merece la pena, al final compensa mas pagar unos 100 euros al año… es mi opinion.

    http://hosting.laprimera.net

    Guia “oficial” para crear una empresa, atencion a la forma juridica Sociedad Limitada Nueva Empresa… creo que es la forma mas rapida y comoda, aunque quizas tenga mas ventajas fiscales otra forma juridica, en realidad no lo se.

    http://www.060.es/todo_sobre_empresa/quiero_montar_una_empresa/index-ides-idweb.jsp

    Aqui se pueden “subcontratar” todos los tramites para la creacion de la empresa, mas facil imposible.

    http://www.sociedadesurgentes.com

    Y para buscar clientes entre las 50 mil principales empresas españolas recomiendo la base de datos DICODI 50000, puede encontrarse en cualquier biblioteca

    http://www.mcu.es/bibliotecas/CE/DirectorioBPE/DirectorioBPE.html

  9. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Juan:
    Es así, aquí quieren responsabilizar a los empresarios como lo hicieron en Salem con las brujas, porque alguien empezó a señalar y empezaron a señalar todos.
    Y no digo que no haya empresarios malos, pero hay de todo, lo que no podemos es generalizar.
    Creo que si empezamos a comparar, podríamos aprender mucho del resto del mundo…Gracias por pasarte.

    Hola Duende:
    Es que todos no podemos ser lo mismo ni trabajar en lo mismo, imagina el caos… Por otro lado, el caso de tu amiga te revela el sentir de esta sociedad hipócrita que por un lado señala a los empresarios y por el otro los estafa, pues mentir en una baja laboral es una estafa en toda regla.
    Yo creo que hemos exagerado un poco con lo de la crisis, atacando a esos empresarios que dirigen sus empresas y que como bien dices, participan con sus empleados… Yo creo que hay mucha gente buena y honesta con sus empresas, pero la “manada” los va llevando ¿no?

    Hola Pablo:
    Esto es como el vaso medio lleno y medio vacío, y siempre habrá de todo, buenos y malos empresarios, pero te aseguro que hay muchos más malos empleados que malos empresarios, pues la proporción me da la razón.
    Pienso que el que quiera criticar a los empresarios primero hay de pasar por ser uno de ellos. Y estoy de acuerdo en que si no hubiese la prestación del paro no habría desempleo.

    Hola Josep:
    Es importante poner las cosas donde van, porque si no nos dejamos arrastrar por la corriente y nos convertimos en “fantasmas”. Sobre todo sabiendo que esos desempleados lo fueron una vez porque los empresarios los contrataron. Espero que la cultura no nos arrastre al abismo.

    Hola Luis:
    Es que la realidad es aquella que más nos cuesta ver. Nuestra realidad!!!… Gracias por traer un poco a dicha realidad a este foro de debates.

    Hola Fernando:
    Las grandes corporaciones tienen accionistas y cotizan en bolsa, tal vez te confundes con sus directivos, esos que ganan mucha pasta. Ojo que no es lo mismo.
    Yo me refiero a esos que arriesgan su capital día a día y que tienen poco margen de inversión, es decir el 95% de los empresarios españoles.
    Comparto contigo en que la culpa la tenemos todos (yo también me incluyo), “de vivir en un sistema caduco”.

    Hola asd:
    Gracias por la iniciativa a emprender y por los valiosos enlaces.
    Saludos
    SM

  10. Agustí López

    Gracias SM, porque ya era hora de que alguien rompiera una lanza por el empresario pequeño, chiquitín, entre los que me incluyo.

    Yo no pido que se nos ponga una alfombra roja, ni que nos den nada que no nos corresponda. Pero desde luego estoy bastante hartito de que se nos meta en un esterotipo tan falso como el que carga contra la clase trabajadora (entre la que por supuesto me encuentro) porque sí.

    Y más cuando en muchísimas situaciones nos encontramos en situaciones desiguales e incluso desprotegidos. A menudo un pequeño empresario asume un riesgo importante sobre su patrimonio personal, algo que a la administración se le olvida constantemente cuando le retrasa los pagos, o le reclama el IVA de una factura no cobrada. Eso por no hablar de la desprotección ante el desempleo (no cobramos paro) o la quiebra.

    Pero es que además resulta que es un generador de puestos de trabajo diría que imprescindible en esta economía. Así que, por favor, que no se nos señale con el dedo, con que nos dejen en paz igual ya había bastante…

  11. Jose Luis del Campo Villares

    Buenas amigo.

    Muchas verdades dices en esta artículo.

    El problema radica en que debemos de hacer un cambio de mentalidad:
    “El empresario necesita al trabajador y el trabajador necesita al empresario”.
    El primero quiere generar tiqueza ( lícito que gane más por ser el que mas arriesga, pero para ello necesita hacer trabajo y para ello necesita trabajadores y que lo hagan lo mejor posible, para generar más ruiqueza, implicando esto que los quiere tenr a gusto.

    El segundo, tiene unas necesidades que cubrir, y necesita para ello tener trabajo, por lo tanto que haya un empresario que de empleo y que a la vez le vaya bien par que redunde en su persona.

    Ahora, la figura del empresario en BMW y con ingentes beneficios es la más usual y la de que el empleado es “dejado” por naturaleza tambien.

    Son estereotios que los hemos asimilado y por lo tanto los consideramos verdaderos.

    Cuando nos demos cuenta de verdad que empreasrio sin trabajaodr y trabajador sin empresario no son viables, habremos avanzado mucho dentro del mercado laboral.

    Un saludo amigo y enhorabuena por la entrada.

  12. Concha Barbero

    En el libro “El código del dinero”, que ya conoces por mi entrada, Raimon Samsó dice: “Y no la tomes con tu jefe, hombre, que él está igual o pero que tú”. No es textual la frase, porque no tengo aquí el libro, pero viene a exponer que ya está bien de buscar culpables, que cada uno tiene que buscar su fuente de creatividad, usar su imaginación y poner el esfuerzo preciso para prosperar:

    “En realidad, no creo que existan problemas, sino soluciones que no gustan”.

    El dinero, como todo, tiene un precio (…): coraje, creatividad, paciencia, imaginación, disciplina, esfuerzo, persistencia, confianza, voluntad de servicio y muchas otras cualidades que NOTODO EL MUNDO ESTÁ DISPUESTO A DESARROLLAR”.

    Saludos

  13. Formación y Talento

    Hola SM, una de las primeras cosas que intento en el servicio de orientación es desmitificar la imagen del empresario; muchas personas lo clasifican como el malo de la película, cuando en realidad un porcentaje muy alto del tejido productivo en España está compuesto por PYMES, en donde muchos de los empresarios luchan mes a mes por poder pagar las nóminas de los empleados. Siendo un poco crítico contigo, a la vez que intentamos cambiar la mentalidad que tenemos acerca de estas personas, también hay que hacer un esfuerzo por desmitificar la visión del empleado holgazán o el que está en paro tumbado en la cama esperando a que le llamen. Conclusión: ni tanto, ni tan poco.

    Saludos, Oliver

  14. Begoña

    Buenas tardes a todos.

    Comparto parte de lo que se dice , pero no estoy de acuerdo en que todos tengamos esa idea del empresario- pagan justos por pecadores-.

    En primer lugar, hay que definir con exactitud a qué se refiere el término “empresario”; si tenemos en cuenta que el 95% del tejido empresarial está formado por PYMES, es cierto que en general no tiene muy buena prensa, pero no perdamos detalle que el primer organismo que no lo apoya es el Estado, y el Estado, Señores, somos todos, en un país democrático; somos uno de los primeros países de europa cuyos trámites burocráticos ralentizan más la creación y registro de una empresa, sin hablar de los costes financieros. Ahora bien, si consideramos empresario a directores generales no accionistas de grandes o medianas corporaciones, con la iglesia hemos topado: en estas organizaciones sí que abunda este tipo de individuo descrito, especialmente predomina en aquellas posiciones intermedias en las que siempre tienen a algún superior que les cubra las espaldas en caso de conflictos, pero que a la vez son determinantes para quitarse de encima aquellos colaboradores que sienten pueden ser una amenaza, y que están bajo su influencia: la decisión fatal queda diluída.

    Yo tampoco creo mucho en las bajas por depresión, supongo que algún caso real existirá, pero cierto es que una buena parte puedan ser “cuentitis”; las organizaciones reducidas no pueden permitirse este tipo de trabajador porque hacen peligrar su existencia y la existencia de sus compañeros, ,las grandes sí.

    Sin embargo, no comparto la opinión de que esta postura o actitud sea mayoritariamente nacional ; se da en individuos procedentes de todas las partes del mundo, y para muestra, un botón (acérquense a una gran multinacional y vean desde adentro), pero tampoco sería justo meter a todo el mundo dentro del mismo saco: no es una cuestión de nacionalidad, es una aptitud personal e intransferible, y en parte todos somos culpables de ello por permitir que el Estado no interfiera adecuadamente en la gestión y promoción de nuevas empresas y empresas existentes.

    Un saludo.

  15. Gabriel Schwartz

    Bien SM, coincido en que lo más fácil es andar echando culpas. Quiero recordar que, hace uno o dos años, nadie le echaba culpa a nadie por lo bien que estaban.
    Empleados y empleadores se aprovechan de las grietas y los grises, tanto en España como en Latinoamérica (aquí tb. pasa que cuando hay más exigencia aparecen los “deprimidos” –> pero me generan mucho trabajo !!!).
    Aprovechemos para mejorar: cuando el agua baja se ven mejor las imperfecciones (por llamarlas de una manera delicada).

  16. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Agustí:
    Todo en su justa medida, sin alfombra roja, pero sin señalamientos, y tal como dices sin que se dé nada que no corresponda.
    Cualquier estereotipo es nefasto cuando la necesidad apremia, y los rumores son peligrosos cuando se matizan con aspectos sin sentido.
    El empresario debe ser reconocido y los que no lo hagan bien juzgados, pero todo en proporción y balance.

    Hola José Luis:
    Gracias por pasarte y compartir… y muy bueno tu enfoque sobre el cambio de mentalidad. Sobre todo porque todos tenemos necesidades que cubrir, y por eso necesitamos tener trabajo y eso incluye emprender…

    Hola Concha: Tu post sobre “El código del dinero” ha tenido tanto éxito que habrás hecho comprar el libro a más de uno, como a mí. 
    Me encanta eso de que cada uno tiene que buscar su fuente de creatividad, usar su imaginación y poner el esfuerzo preciso para prosperar…

    Hola Oliver:
    Qué bueno que te unas a la causa intentando desmitificar la imagen del empresario; somos pocos los que lo hacemos, y la mayoría lo hace por seguir la voz del “montón”.
    Y estoy de acuerdo en que también hay que hacer un esfuerzo por desmitificar la visión del empleado holgazán o el que está en paro tumbado en la cama esperando a que le llamen. Seguro que reflexionaré sobre ello.

    Hola Begoña:
    Gracias por tus acertadas reflexiones y por elevar tu opinión. Datos importantes a destacar:
    -El 95% del tejido empresarial está formado por PYMES.
    – Somos uno de los primeros países de Europa cuyos trámites burocráticos ralentizan más la creación y registro de una empresa.
    – Yo tampoco creo mucho en las bajas por depresión.
    – “cuentitis”
    – Tampoco sería justo meter a todo el mundo dentro del mismo saco.
    Gracias…

    Hola Gabriel:
    Eso, lo más fácil es andar echando culpas, pero cuando todo iba bien ninguno culpó a nadie… Que bueno que al menos generen negocio a esos que yo llamo llorones… Saludos
    SM

  17. Sandra

    Hola SM,
    Hacía tiempo que no comentaba nada en tu blog … pero sí me he ido paseando por él …
    En fin, a lo que vamos: después de ocho meses en el paro (por un ERE) y queriendo dar un giro profesional, al fin lo he conseguido !!!
    Es muy, muy reciente, pero hoy ya he tenido la primera sorpresa que tiene mucho que ver con tu post:
    En mi nuevo trabajo tengo que hacer visitas para realizar informes psicosociales y visitas de seguimiento. Debo hacer una media mínima de visitas diarias; cosa que entiendo perfectamente “por algo que se llama productividad”.
    La sorpresa ha venido cuando una compañera me ha dicho que no me pase de este mínimo porque: ” si tu haces más, luego nos exigirán lo mismo a los otros”. Me he quedado a cuadros. Jamás he entendido la ley del mínimo esfuerzo, o la ley de mínimos … llámalo como quieras.
    Y luego se quejan porque el jefe exige, està de mal humor, trabaja más que nadie (en algunos casos y en casi todos si se trata de una empresa pequeña), y espera de los que trabajan en su empresa que hagan su trabajo lo mejor que sepan y puedan …
    Creo que falta visión panorámica. Creo que cualquiera que trabaje (sea jefe, empleado, empresario, autónomo) debería tener en mente los distintos puntos de vista que en cualquier empresa coexisten: el de la empresa y el del trabajador y, sobretodo, el del cliente.
    Creo que es muy simple: si yo hago mal (o poco) la empresa va mal (o no va todo lo bien que podría ir). Y esto vale para todos.
    También se emprende trabajando por terceros …

    Saludos.

  18. Senior Manager

    Hola Sandra, ya tienes pues un pequeño pero demostrativo ejemplo de lo que te digo… Es que hay personas que no terminan de entender el verdadero significado del trabajo y piensan que con sólo hacer acto de presencia ya está…
    Es la cultura que prevalece en este país.
    SM

  19. Fernando Álvarez

    Yo por lo que me toca, solo puedo darte las gracias y muchas más gracias por decirlo de tan bella manera, siendo además trabajador por cuenta ajena que no quiere ser empresario.
    Ha sido como leer parte de la historia de mi vida… afortunadamente en la actualidad cuento con un equipo de personas responsables, aunque efectivamente he tenido en estos años que lidiar con algún que otro indeseable.
    Gracias por reconocer la labor que desempeñamos… 😉
    Un fuertísimo abrazo,
    Fer

  20. marce para unibet

    No me parece justo culpar a los empresarios, en el fondo ellos tambien se encuentran muchas veces entre la espada y la pared y tienen que tomar decisiones que nunca pensaron que tendrian que sobrellevar, entre ellas el despido de trabajadores no siempre con las mejores explicaciones

  21. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Fernando: Es que a la final todos somos importantes y precisamnete por eso no podemos señalar porque las cosas van mal al que más culpable parece, sobre todo si no lo es.

    Hola marce: Por eso elevé este post… porque ya había tenido que leer demasiadas injusticias y barbaridades en su contra.
    Saludos
    SM

  22. Avelino Vallina

    Vaya, seguramente vivimos en un país milagroso en los que el acero de las siderurgias, el mineral de las minas, las comidas de los restaurantes, las camas de los hoteles, la recogida de basuras, los coches, las motos, las bicicletas, los ladrillos, el cemento y los edificios, nacen de la nada, sólo por el esfuerzo indesmayable de los empresarios que dedican parte de sus ganacias a pagar los sueldos de sus trabajadores que contemplan este milagro diario satisfechos y complacidos, y, por supuesto, sin haber movido un dedo.
    Yo cuando paso por las autopistas en construcción veo un montón de personas trabajando a la intemperie, con frio y con calor, con lluvia y con sol. Pero es posible que sea su forma de divertirse y que la autopista, finalmente, sea un milagro más de este increible país.
    Yo mismo, en mi trabajo, no hago nada de nada, pero milagrosamente cada mañana compruebo que el día anterior he hecho un montón de llamadas telefónicas, he enviado varias decenas de correos y leído otros tantos, he viajado, y varias cosas más. ¿Cómo? Yo no me lo explico. Seguramente, amigo Senior Manager, podrás darme alguna pista.
    Por cierto, cuando la señora que hace la limpieza en mi casa no viene la casa no está igual de limpia. Tengo que ver qué tipo de sortilegio hace para que el milagro se produzca sólo cuando ella viene.

  23. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Avelino, gracias por tus apuntes desvelando la otra cara de “la verdad” .
    Créeme que te entiendo y pensaba que había dejado claro en el post que mi intención es la de exculpar al colectivo entero de empresarios pues en su mayoría son honestos y trabajadores, y no de “salvar a los empresarios vagabundos y sinvergüenzas que también los hay.

    Pero es justo decir que en la ecuación hay más factores involucrados.

    Así como hay trabajadores “de verdad” que cumplen con las características que mencionas y que trabajan duro de sol a sol, la mayoría no lo son y han sido “formados” bajo el lema “muerte al empresario” y bajo el principio “quiero cobrar sin trabajar”… Precisamente a estos vagos y sinvergüenzas me refiero, esos que seguramente tú también conoces, pues están por todas partes.
    Saludos
    SM

  24. Formación y Talento

    Ummm, sólo una duda SM, ¿en qué te basas para decir que la “mayoría de los trabajadores no son de verdad? No crees que al igual que se está estigmatizando mucho a los empresarios también estás categorizando al conjunto de los trabajadores?…Dejó ahí la reflexión.

    Saludos, Oliver

  25. Avelino Vallina

    Pues Oliver me lo ha quitado del teclado.
    Decir que la mayoria de empresarios son ejemplares, mientras que la mayoría de trabajadores no lo son de verdad, es, cuando menos, injusto.
    El tipo de empresarios que hay en España se muestra bien con esta crisis que está produciendo más paro que en toda la UE. ¿Porque los trabajadores son unos vagos? Yo creo más bien que la razón es que tenemos demasiados empresarios especuladores, que están a la que salta y aprovechando las inumerables subvenciones que hay para las cosas más inimaginables. Se embolsan los beneficios y no se preocupan de modernizar la empresa, ni prepararla para el futuro. Y cuando pintan bastos echan el cierre y si te vi no me acuerdo.
    ¿Que los hay honrados y trabajadores y que se desviven por sacar su empresa adelante? Desde luego, de otro modo no tendríamos un 20% de paro, tendríamos un 80% Pero del mismo modo se puede decir de los trabajadores. Gracias a unos y otros el país progresa; los otros, empresarios y trabajadores, lo retrasan y ralentizan.
    Pero hay que tener en cuenta un dato, en los últimos diez años la participación de las rentas del trabajo en la renta nacional ha disminuuido cinco puntos, lo que quiere decir que la riqueza creada en el país durante todos estos años de bonanza no ha ido al bolsillo de los trabajadores, precisamente.

  26. Fernando Álvarez

    Hombre, yo creo que todos estaremos de acuerdo que personas las hay de todo tipo, dando igual que su profesión sea la de trabajador o empresario (por clasificarlos de alguna forma y que nos entendamos todos). He conocido trabajadores que no solo no hacían su trabajo si no que si podían robaban literalmente y también he conocido empresarios que a la mínima se aprovechaban y apretaban a su gente más allá de lo ético. Yo creo que SM simplemente rompió una flecha a favor de los empresarios (evidentemente no de todos, si no aquellos que si lo merecen), normalmente vapuleados, a través de este post, y critico a ciertos tipos de empleados (aquellos que efectivamente se aprovechan igualmente de su posición).

    Y os pregunto a todos (empleados o empresarios): ¿estáis dando todo lo que tenéis para cumplir con vuestras responsabilidades profesionales?, si se preguntara a vuestros compañeros, jefes o subordinados, ¿Qué opinarían?.

    Porque al final, lo que realmente importa es lo que nosotros hacemos, como nos comportamos. Con eso nos iremos a la cama todos los días de nuestra vida, el resto es pasajero. Nadie está obligado a estar con un jefe déspota ni con un empleado vago.

    Un abrazo,
    Fer

  27. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Oliver:
    Si, me baso en las proporciones que he visto en cada empresa en la que he trabajado y cuyos resultados son 60% Vs. 40%. Es decir, más es la gente que vive quejándose, tratando de hacer lo menos posible y buscando como burlar el sistema, que los que se muestran respetuosos con su trabajo.
    Para mí, el trabajador de verdad es aquel que nunca ha mentido sobre una enfermedad para faltar al trabajo, el que no ha perdido el tiempo que la empresa le paga en actividades personales y el que nunca ha sido ha utilizado los recursos que la empresa le proporciona para ejecutar su trabajo en beneficio propio. Por darte sólo tres ejemplos. Dejo a tu conciencia reconocer si conoces a más personas con estas características o a más de los “de verdad”. A eso me refiero.

    Hola Avelino:
    Pues seguimos discrepando. Sigo pensando que en proporción hay más empresarios ejemplares que empleados ejemplares. Y trasladando tu ejemplo sobre los empresarios especuladores que se aprovechan de las subvenciones (que los hay), me remito a los cientos de miles de empleados que se aprovechan de la subvención por desempleo para no buscar trabajo y quejarse. Particularmente preferiría que ninguno tuviese subvenciones tan benéficas, pues en mi opinión sólo crean oportunidades a los vagos.
    El dato que señalas no es vinculante, pues la riqueza no fue tampoco a las manos de la mayoría empresarial, sino a unos pocos empresarios en sectores muy específicos, como el de la construcción.
    Avelino, gracias por enriquecer el debate con tu posición.

    Hola Fernando:
    ES cierto, hay de todo, por eso no se puede señalar sólo a los empresarios… Precisamente porque he visto demasiados ejemplos, como los que señalas, de trabajadores que no solo no hacían su trabajo si no que si podían robaban literalmente. No sé si hay más empresarios que empleados haciendo actos deshonestos, sólo sé que no se puede responsabilizar a un solo sector por el índice de desempleo.
    Muy acertadas tus preguntas, a ver si alguno se atreve a contestar. Me gustó tu frase final “Nadie está obligado a estar con un jefe déspota ni con un empleado vago”.
    Saludos,
    SM

  28. Formación y Talento

    Hola de nuevo SM, primero felicitarte por la capacidad de convocatoria y la capacidad de generar debate. Estopy de acuerdo en que hay mucho trabajador “caradura”, pero también e pondría algunos ejemplos de empresarios “caraduras”, sobre todo del sector de la hostelería y de la construcción: por ejemplo, en el sector de la construcción es muy conocido (y lo peor es que nadie parece hacer nada al respecto) que aparte de la nómina se pagan algunas horas en B; muchos empresarios contratan a media jornada cuando realmente se trabaja a jornada completa; muchos empresarios te “ponen a prueba” durante un par de semanas y después “ya se verá” (es tiempo que no cotizamos con el consiguiente ahorro para ellos); muchos empresarios contratan por categorías inferiores a la del trabajador, etc, etc….En cualquier caso no es mi ánimo seguir polemizando ni mucho menos, quizás tengo el sesgo de orientador laboral y tú tienes otros sesgos (creo que ninguno nos libramos de los sesgos)….En resumen, la realidad es la que es y cada uno la ve y la interpreta según sus valores y sus experiencias. No creo que nadie tenga más razón que nadie, simplemente son visiones distintas del problema. De nuevo felicitarte por generar estos y debates y seguimos viéndonos por las redes.
    Saludos, Oliver

  29. Gabriel Schwartz

    Quisiera seguir la línea de Oliver: sucede que cuando los mercados se aquietan salen todas las mañas para sobrevivir. Los empresarios, al tener poca facturación y mucha presión tributaria tratan de “esquivar” sus obligaciones y los empleados no pueden, sino, aceptar las condiciones que les propone el emepleador sintiéndose con algún derecho a hacer trampa por otro lado.
    En épocas de crisis aumenta el trabajo informal: en la Argentina hay zonas geográficas en las que llega al 47 % !!
    Un empresario español me consolaba diciéndome que en España habían pasado por lo mismo hace unos 20 años.

  30. JLP

    SM, no me parece correcto, desde un punto de vista metodológico como se plantea el tema. No vale la dicotomía bueno-malo, hasta me parece perversa porque, en mi opinión, se manejan ciertos tópicos. La estructura económica de nuestro país es especial y aún arrastra déficits históricos. Algunos apuntes para la reflexión:

    23-25% de economía sumergida que es una lacra para el país. Obviamente, aquí participan “empresarios” y trabajadores. Me consta que una importante bolsa del paro registrado está participando en dicha economía.

    Uno de los motores del crecimiento de los últimos años, intensivo en mano de obra que se ha articulado en la especulación y en la corruptela. Es el sector de la construcción donde la responsabilidad fundamental se sitúa en empresarios-AA.PP. En general los trabajadores han estado inmersos en un modo de producción basado en el destajo.

    Grandes sectores industriales (muy subvencionados) y de la distribución que han impuesto condiciones draconianas a la industria auxiliar (PYMES) y productores. Las regulaciones de empleo en los grandes conllevan el efecto dominó en todo el sector.

    Deficientes políticas (Administración y empresarios) en inversiones en capital tecnológico y formación del personal (por el empresario y por FP) para incrementar la productividad. ¿Porqué en Alemania, por ejemplo, abundan PYMES y microempresas con unos altos índices de productividad comparados con los nuestros?

    Aunque mejorando, una “cultura” empresarial poco competitiva con los retos de la globalización.

    Cierto que existen empresarios que se las ven y se las desean para tirar adelante su empresa, cómo también que existen trabajadores que cultivan el arte del escaqueo y se quejan mucho. Pero, me consta que una gran mayoría de trabajadores cumplen con sus funciones de acuerdo con su capacitación, capital tecnológico disponible “per capita” y su retribución.

    Un cordial saludo

  31. Alberto

    Sorprendente post que me ha dejado estupefacto. Aunque algo tarde, no quiero “dejar impune” este post ofensivo al buen gusto .

    Con el aprecio y respeto intelectual que le tengo Senior Manager no puedo entender con qué malas compañías ha andado usted, ni por qué vericuetos se ha metido para caer en el más falaz maniqueísmo de los posibles en el ámbito de las relaciones entre patrón y trabajador: empresario bueno, trabajador malo; empresario español sufridor, trabajador español abusón; los de allí funcionan bien, los de aquí funcionan mal; y otras varias presuposiciones indemostrables, injustificadas e injustas.

    ¿Recuerda usted el ilustrativo caso de aquel pequeño y angelical empresario valenciano que ante un accidente laboral que segó el brazo uno de sus operarios ilegales tuvo como respuesta adecuada a la situación deshacerse del brazo del obrero arrojándolo a la basura, abandonando a esta persona a doscientos metros del hospital y recomendándole que no dijera nada de lo sucedido y que refiriera el accidente como un asunto propio y privado?

    Este es un caso extremo, sí, pero ilustrativo botón de muestra de entornos laborales que como éste se reproducen diariamente en España afectando a cientos, miles, cientos de miles de miles, si no a millones, de esclavos contemporáneos, perdón, obreros.

    Recapacite, Manager que ya es usted Senior.

  32. Miquel

    Yo también soy un pequeño empresario que cree que este artículo es un error enorme digno de un recién estudiante de Esade.
    Cómo se pueden mezclar despidos con baja por deperesión? Cómo se cita EEUuU o latinoamérica cuando se habla de Seguridad Social? Porque no nos compara con Francia, Alemania, Finlandia, Holanda o Dinamarca, que son sin duda paises más cercanos al nuestro? Cómo dice que en Estados Unidos no existe la vaja por depresión?
    Por favor, asesórese, luego escriba.

    Me encantaría leer algo suyo acerca de la baja maternal o de porque no contratar a mujeres fértiles.

  33. Senior Manager

    Hola Oliver:
    Gracias, no dudo de que hay caraduras por doquier, pero no siempre son los que más nombramos y ya sabemos que en este país de doncellas la más bella es la más triste.
    Gracias por unirte al debate, y como no, a la polémica.

    Hola Gabriel:
    Gracias por tu comentario tan acertado…Me quedo con tu frase: “Cuando los mercados se aquietan salen todas las mañas para sobrevivir” pues da viva voz a lo que quiero transmitir… seguimos leyéndonos.

    Hola JLP:
    Gracias por los datos que seguro arrojan más luz sobre el tema, pero sigo en la misma línea de opinión… Sigo pensando que hay de todo, pero nunca se habla del Diablo, ¿por qué no hablar sobre tópicos polémicos? ¿Por qué nadie quiere sentirse culpable? Si culpables somos todos. No sé es mi versión de los hechos…

    Hola Alberto:
    Gracias por unirte a los comments, Debo agregar que aunque tienes razón en todo lo que comentas. Yo sólo expongo un punto de vista que mucha gente no quiere ver, simplemente porque es más cómodo tener ya un culpable definido y de papel de malo que buscar la verdadera causa del problema. Alas pruebas me remito.

    Hola Miquel: aprecio tu opinión pero no la comparto.
    Sólo trabajando en otros países se puede saber que España comparte más aspectos comunes con EEUU y Latinoamérica que con Francia, Alemania, Finlandia, Holanda o Dinamarca, países que tenemos “al lado”, pero con los que tenemos profundas diferencias.
    La baja por depresión no se usa en EEUU como excusa para no ir a trabajar, y definitivamente no son algo común ni extendido en ese país… Y en el resto de América no quiero ni contar lo ridículo que resulta este concepto…
    Precisamente porque me asesoro es que escribo 🙂
    Siento decirte que no escribiré sobre baja maternal o la contratación de mujeres fértiles.
    Saludos
    SM

  34. dapere

    NO ESTOY DE ACUERDO EN LO MÁS ABSOLUTO. LOS EMPRESARIOS SÍ SON LOS CULPABLES. TODO SON EXCUSAS. LA CULPA DE LOS EMPRESARIOS ES SIMPLEMENTE EL MERO HECHO DE HABER CREADO EMPRESAS DEDICADAS A ACTIVIDADES QUE A MEDIO PLAZO LLEVAN A LA RUINA: LA CONSTRUCCIÓN DESENFRANADA. SI LOS SEÑORES EMPRESARIOS, TANTO PYMES COMO GRANDES, SE HUBIESEN DADO DE TORTAS POR INVERTIR EN INDUSTRIA, INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO, COMO EN EL RESTO DE PAÍSES INDUSTRIALIZADOS, LAS COSAS IRÍAN MUCHO MEJOR. LA INDUSTRIA ES MUY DURA Y DIFÍCIL POR LA GRAN COMPETENCIA QUE HAY, PERO LA VIDA ES ASÍ Y HAY QUE ARRIESGAR, DAR PASITOS PEQUEÑITOS. EL HACER DINERO DE LA NADA COMO CHURROS, ESO ES DE HACE 2 SIGLOS. INVERTIR, ESFORZARSE Y OBTENER BENEFICIOS CON LOS AÑOS. ES LA CLAVE PARA QUE TODO VAYA BIEN, ES TODO UNA CADENA. CREAR PATENTES, CREAR Y CREAR. ESO DA FORTALEZA A LAS EMPRESAS, NO LA CONSTRUCCIÓN DE EDIFICIOS. ESO ES HUMO. PERDÓN POR MIS MAYÚSCULAS, MI TECLADO NO VA MUY BIEN. BUENAS TARDES