La acción disciplinaria

Realmente suena fuerte esta expresión, pero créanme que habrá momentos en que será absolutamente necesaria.
Aunque las empresas multinacionales no son instituciones militares, es conveniente atender las desviaciones de forma severa y oportuna, ya que habrá ocasiones en que se hará necesario un castigo ejemplar que corrija una situación o comportamiento inadecuado y que haga desistir al resto de cometer o colaborar en acciones similares.

Una acción disciplinaria debe ser contundente y acorde a la naturaleza de la falta y además deberá tener como único objetivo la creación de comportamientos deseados, nunca pondremos como objetivo castigar al empleado (salvo en casos extremos que conlleven al despido), por lo que la acción deberá incluir suficiente información que ayude al empleado a saber las consecuencias de lo que hizo y lo que se espera de él de ahora en adelante.
Los jefes, deben tratar de ser lo más objetivos posible al recoger la información en torno a los hechos y además ser honestos para ceder en la posición de juez cuando estén directamente afectados, de forma que el empleado reciba un trato imparcial.

Sigue leyendo...
Lo mejor es mantener el asunto de forma confidencial hasta haber aclarado los hechos, evitando adelantar conclusiones o condenando (ó absolviendo) por anticipado. No tomar en cuenta lo anterior es el error más comúnmente cometido en las multinacionales, aunque muchas veces sucede debido a la gran cantidad de canales de comunicación que existen, por lo que resulta difícil esconder este tipo de hechos a los oídos de todos.



Una vez recopilada la información serán necesarias tres reuniones:

1.- Con el empleado sancionado y al menos un tercero imparcial, para discutir los hechos y para que el empleado aporte los alegatos que considere pertinentes en su defensa.

2.- Sin el empleado objeto de sanción, pero con su supervisor(res) y el siguiente nivel, así como los asesores legales si fuere el caso, para determinar la sanción o medidas a tomar. Dependiendo de la gravedad del caso se puede formar un comité.

3.- Con el sancionado, el supervisor directo y un tercero imparcial, para informar sobre la sanción a imponer y lo que se espera del empleado de ahora en adelante. La sanción se impondrá en privado y será considerada como confidencial en la medida de lo posible.

Si finalmente los hechos y políticas justifican la aplicación de un castigo, el comité que analiza los hechos deberá escoger el más acorde dentro de aquellos contemplados en los manuales de la empresa. Entre las sanciones mas usadas en la actualidad se cuentan:

- La amonestación en privado.
- La llamada de atención escrita.
- La pérdida de privilegios.
- La des-localización
- Las multas.
- La suspensión temporal.
- El despido.

En todos los casos se tendrá que tomar en cuenta lo siguiente:
- Determinar las responsabilidades en línea.
- Asegurarse de no sancionar dos veces la misma falta.
- Que sea el supervisor directo el que imponga la sanción.
- Que la sanción sea pronta y constructiva.
- Que la sanción sea consistente con la falta
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.