En mi empresa está permitido “bloguear” en horario laboral



"¿Se imagina dedicarse a escribir y publicar un post en el que discrepa con su superior jerárquico en jornada laboral? ¿O discutir en un blog con sus colegas la conveniencia o no de que la empresa para la que trabaja amplíe su actividad a otros sectores? Son ejemplos reales de blogs corporativos internos, una herramienta de comunicación poco explotada en general, y menos en España, pero con beneficios en la gestión del conocimiento disperso (o el incremento de la cohesión) y el sentimiento de pertenencia de los profesionales de una organización..."

Así comienza el magnífico artículo escrito por Mónica Gálvez Directora de la prestigiosa revista “Equipos & Talento”, en donde varios Directores de Comunicación y RRHH de empresas de prestigio, destacan la importancia de los blogs corporativos como un factor de integración entre los colaboradores de la organización.

Leyendo el artículo (lo recomiendo ampliamente), no pude menos que reflexionar sobre mi propia experiencia sobre el tema, ya que después de casi dos años tratando de explicar a los directivos de mi empresa sobre las bondades de los blogs como herramientas de integración, pude finalmente convencerlos de implementar la creación de un blog interno, en colaboración con la plataforma WordPress.


Actualmente, nuestra Intranet está abierta a la Web 2.0 y todos los empleados sin excepción, pueden crear y publicar en sus propios blogs prácticamente sin limitaciones (yo gestiono dos)… y aunque la reticencia y la desconfianza por parte de los empleados sigue siendo generalizada, si que he visto a los menos tímidos comenzar a publicar sus primeros posts…

El simple hecho de recibir sus artículos por RSS me emociona con la satisfacción del deber cumplido… y no es para menos, pues durante mucho tiempo sólo había recibido negativas.

Y es que todavía existen empresas que vetan la implementación blogs internos por temor a lo que puedan "publicar" sus empleados.

No obstante, estoy convencido de que es posible que los directivos cambien de opinión si los convencemos de que un blog interno no es más que otra herramienta (única en su estilo), que podría servir como vehículo para: intercambiar impresiones, exponer situaciones y exteriorizar opiniones entre todos los colaboradores de la empresa. ¡Yo los convencí!

Así que como sugerencia de como Agustí López de Tau Formació, quién me pidió que hablase sobre mi experiencia y con la intención de ayudar a cualquier otro “valiente” que intente proponer la implementación de blogs internos en su empresa. Les dejo a continuación parte de la propuesta que hice a la Dirección de mi empresa en su día, específicamente en donde doy a conocer las ventajas y los riesgos de tener blogs corporativos... Por su puesto que he excluido los detalles que por razones de confidencialidad no puedo publicar):

Ventajas y posibles riesgos al implementarse la apertura de blogs internos en una corporación multinacional


Ventajas:

- Con el flujo de información de los contenidos y con la inmediatez de los mismos, la empresa posee la ventaja de tener el pulso de lo que se dice sobre y desde la organización. Lo que podría sin duda es muy útil en la toma de decisiones.

- La implementación es perfectamente amortizable en un período corto, y la puesta en marcha contribuye a reducir los gastos en el uso de otras herramientas de comunicación interna.

- Puede ser el primer paso para luego implementar blogs externos dirigidos a los clientes, con información directa y con posibilidades reales de feedback.

- El ambiente laboral cambia y se torna positivo, ya que la comunidad laboral se hace y se siente visible dentro de la misma organización, y este hecho, definitivamente  potencia el entusiasmo de los empleados.

- Un blog interno se convierte en una fuente de contenidos realmente interesantes, que al ser escritos en lenguaje coloquial, dejan de lado la sobriedad corporativa y se crea la sensación de estar teniendo una conversación real.

- La interacción termina siendo más humana y menos fría, contribuyendo a que las personas se involucren más en la comunicación.

- Dejando que las personas se comuniquen con cierta libertad, podemos incentivar muchos cambios orientados a mejorar el ambiente de trabajo en la empresa de forma general, lo que redundará en mayor productividad y mayores beneficios.

- Cuando las personas que pueden expresar sus emociones, tienen más probabilidades de sentirse satisfechas y ser eficaces en su trabajo y en su vida personal (y viceversa).

Riesgos:

- Existen, en mi opinión, dos riesgos posibles y relativos para la empresa. El primero está basado en que no se puede, ni controlar la información, ni medir el impacto que generará en la organización (o en sus empleados el libre  fluido de la información; ya que aunque los contenidos se pueden generar desde una misma fuente, los comentarios siempre vendrán desde fuentes múltiples, sin un control sobre el flujo ni el contenido de los mismos.

No obstante, la alternativa de controlar la información ignorando a los empleados, es a mí entender, mucho más riesgosa para una organización que un comentario bueno o malo publicado en un blog interno. Sólo hay que ser realistas y reconocer que, con blog o sin blog, los empleados hablan de la empresa, tanto con sus compañeros como con los clientes sobre muchos aspectos internos de la organización; y es un hecho que los empleados encuentran interesante hablar con “otros” sobre su trabajo en general y sobre lo que hacen día a día.

La época de los tablones de anuncios y los “memos” ha terminado… y con la democratización de la información en Internet, ya nadie puede controlar (por ejemplo) lo que un simple empleado pueda decirle a nuestro mejor cliente. En la actualidad, es imposible crear un “bunker” para esconder la información.

- El segundo riesgo, se basa en los costes y la falta de productividad que la “pérdida de tiempo” podría ocasionar en los empleados con la redacción, la lectura y consiguientes comentarios que todo blog requiere para mantenerse “vivo” durante las horas laborables.

Sobre este "riesgo", opino que se pierde más tiempo y es más riesgoso que los trabajadores ventilen sus asuntos y expongan sus opiniones a la sombra de la máquina de café, que en la esterilidad de un blog, ya que para empezar no hay desplazamientos, pues todos los esfuerzos se realizan desde el mismo lugar de trabajo.

Reflexión: Por su puesto que existen riesgos para la empresa (yo los veo a diario), pero la puesta en marcha de un blog corporativo podría ser el factor determinante que finalmente permita crear una comunicación empresarial fluida, con el consiguiente resultado positivo para la empresa y todos sus componentes.

Cada vez está más claro que las empresas necesitan apoyarse en una cultura de comunicación abierta que provea los medios necesarios para el flujo efectivo de la información entre todos los niveles de la empresa. Por lo que un blog podría significar la oportunidad de tener la información necesaria que permita corregir situaciones desfavorables para la empresa.

Las empresas deberán sopesar hasta que punto desean que la información (o la conversación) pueda ser una fuente más de enriquecimiento interno. Mucho tendrá que ver el grado de madurez y el sentido de responsabilidad de las personas que componen la organización, para que un blog interno pueda ser utilizado de la forma más provechosa posible.
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

12 pensamientos sobre “En mi empresa está permitido “bloguear” en horario laboral

  1. Pablo Rodríguez

    Enhorabuena, Senior, por el excelente artículo, y por haber conseguido que se utilice esa herramienta en tu empresa.

    Me parece excelente, y tiene grandes ventajas como las que citas, y en cuanto a los inconvenientes, no los veo muy graves, puesto que la pérdida de tiempo se puede plasmar de otra manera, y esto más bien sería una “ocupación distinta” del tiempo, pues en muchas ocasiones se estarán discutiendo y comentando temas de trabajo.

    Quizás lo que me preocuparía sería el tema del posible anonimato, es decir, cómo garantizar a las personas que, si lo desean, pueden opinar anónimamente. Esto sería importante porque fomentaría que dijesen lo que piensan realmente, sin tapujos, y no debería limitarse, desde mi punto de vista, porque si hay algún tipo de descontento o discrepancia, creo que es mejor que la empresa lo sepa y no limitarlo.

    Por ejemplo, un amigo mío que trabaja en una gran corporación multinacional tiene también su Intranet, con sus posibilidades de comentarios y demás, pero es “tan corporativa” que nadie la usa para eso.

    Saludos
    Pablo Rodríguez

  2. Jaime Cuesta

    Un apunte ortográfico (quizás esté equivocado): si decidimos utilizar el spanglish para describir el término “escribir en un blog” la ortografía adecuada será “bloguear” si lo queremos decir en inglés “blogging” sería lo más adecuado, pero utilizar “bloggear” no tiene ningún sentido.

  3. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Pablo: yo también veo a los riesgos como mínimos , pero siguen siendo riesgos en los que las empresas basan sus negativas de implementación.

    El anonimato está permitido, pero, como bien sabes, es fácil ubicar la IP y al dueño de la misma…así que no sabría que decirte…sólo que hasta ahora, todo ha ido bien, espero que siga así.

    Jaime: gracias por el apunte, ya está corregido… no estabas equivocado.
    Buen fin de semana
    SM

  4. Pablo Rodríguez

    Claro, en eso estaba pensando, y no sé si es posible evitarlo, porque si no alguien puede dejar de dar su sincera opinión por si acaso a algún superior le parece mal y rastrean la IP, aunque bueno, por lo que dices, no ha habido problemas hasta ahora.

    Saludos
    Pablo

  5. Alberto

    Hola Senior:
    No se si recuerdas pero hace como seis meses hice esta pregunta por mi blog y muchos (como 10) “boggers” españoles me contestaron sobre los riesgos.
    Me alegra mucho que ya hayas vivido la experiencia y que estes “one step ahead”.
    Yo por mi parte, he realizado el mismo esfuerzo y ayer me aprobaron el desarrollo del primer blog corporativo sobre gestión de conocimiento. Además dar talleres de conocimiento digital para democratizar el mensaje. Ya monté el taller como como hacer un blog y quizá lo ponga en la página de las presentaciones.

    Ya te estaré molestando en el proceso, ya que tu tienes camino andado, aunque “caminante no hay camino, se hace camino al andar”
    Un abrazo,
    Alberto

  6. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Pablo: Si “hasta ahora”… pero lo importante es que la herramienta está allí, el uso que se le dé ya es otro tema… gracias por el reply.

    Hola Alberto: La verdad que no lo recuerdo, envíame el enlace por favor para ver la posibilidad de enlazarlo como post relacionado.
    Felicidades por la aprobación de tu proyecto, y tranquilo, que me puedes molestar cuanto quieras… por cierto he visto lo que ha hecho el señor de Barinas en contra de la libertad de expresión y de prensa, lamentable realmente.
    Saludos
    SM

  7. Gabriel Schwartz

    Felicitaciones SM !
    Gran iniciativa y gran logro !

    En tu presentación al Directorio no está la posibilidad de usar el blog interno como un canal de comunicación del Directorio respecto a proyectos, ideas, cambios, etc. No pensás que puede ser útil, también, en ese sentido.

    Cuanto tiempo pasará hasta que el uso de “el blog” se extienda a muchas compañías y en ellas a toda la corporación, incluyendo todas las filiales de la empresa y se discutan temas a nivel global ?

    Respecto al control, tampoco se puede ejercer uno sobre el radio pasillo…

    Mantenenos al tanto de la evolución del proyecto.

  8. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Gabriel, lo del canal Dirección-Proyectos-Empleados es una opción complementaria no contemplada en el proyecto, pero factible. Sólo que por ahora no me planteo tocarla, más que nada por no ser de mi competencia aunque hay otros “factores” más confidenciales que me detienen, pero no lo descarto. Ya los blogs están en las empresas, pero no internamente como en la mía, llegar a eso tomará aún algún tiempo.
    Tranquilo que si surge algo nuevo los mantengo al tanto…Saludos y buen invierno!!
    SM

  9. Gabriel Schwartz

    Gracias SM por el deseo de “buen invierno”. Hubo un ministro de economía local,famoso por la frase “hay que pasar el invierno” y todo estará mejor. No dijo cuál…

  10. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Gabriel, muy conveniente la frase del Ministro, es que todos son iguales, tal vez hay una escuela de Ministros y no lo sabemos… Je je je.
    Saludos
    SM

  11. Agustí López

    Vaya! Me alegra ver publicada finalmente esta experiencia tuya tan interesante para seguro muchas empresas y responsables que le estarán dando vueltas al tema sin saber por dónde ni como pillarlo.
    Recuerdo cuando a mediados de los años noventa intenté sin éxito que en mi empresa instalaran cuentas de correo a todo el mundo (sólo había una info@ que se controlaba desde dirección). Los argumentos en contra eran los consabidos riesgos de evasión, distracción, escapes de información “oficial/oficiosa” , etc. Al final no se pueden poner puertas al campo, ¿no te parece?
    Un abrazo desde Tarragona!

  12. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Agustí, si gracias a tu e-mail se me despertó el gusanito de publicar sobre la experencia del blog interno, el luego el detonante fue la publicación de E&T… Saludos y buen verano.
    SM