Está comprobado, emprender no es sinónimo de éxito



Todo el que emprende comienza con la idea de hacerse rico en menos de un año, pero lo cierto es que las cifras de fracaso de las Pymes son cuantiosas y muy evidentes, independientemente de la región o país desde donde se extraigan los datos.

Las estadísticas indican que, en promedio, el 80% de las Pymes fracasa antes de los cinco años y el 90% de ellas no llega a los 10 años. Estas cifras son confirmadas por estudios que nos hablan de una elevada "mortalidad" en las empresas de nueva creación.

Si tenemos datos tan contundentes y es sabido en boca de todos (pues todos conocemos al menos alguien que ha fracasado al emprender) que la acción emprendedora está condenada a un 80% de fracaso… ¿Por se sigue promoviendo este tipo de práctica empresarial?

No estoy de acuerdo con la fórmula tergiversada de emprendimiento que nos pretenden vender las casas de estudio y los emprendedores de pacotilla, que por su puesto cobran por dar cursos sobre el tema, ni me parece correcto que vayan por allí afirmando que emprender es sinónimo de éxito, pues no lo es.


Lo que más me indigna es que los centros de estudio que actualmente ofrecen un máster o cursos sobre esta materia (incluyendo las más importantes) nunca hablarán sobre los fracasos ni sobre los problemas de emprender, pues a ellos sólo les interesa seguir cobrando altas sumas de dinero a sus alumnos (incautos) que siguen inscribiéndose en sus cursos (muchos de pacotilla) relativos al tema.

Mi propuesta es que se digan y se enseñen tanto los pros como los contras a la hora de promover este tipo de iniciativas y que no se le promocione como si fuesen la panacea y la solución de los problemas laborales, económicos o existenciales de las personas; pues el hecho de que haya "funcionado" con algunos que tuvieron la suerte de lograrlo no significa que sea de común aplicación a todo el mundo.

Hay que ser un poco responsables en esto y pensar en todos los que fracasan luego de una acción emprendedora. Además, emprender y conseguirlo, tampoco asegura la seguridad laboral y económica en el tiempo, ya que presenta riesgos similares a otros tipos de actividades.

Tampoco significa que se estará necesariamente en una mejor situación que quién, por ejemplo, trabaja por cuenta ajena. Y no es por desanimar a la gente a que decida emprender, más bien insisto en que hay que decir las cosas completas, lo bueno y lo malo. Hacer lo contrario es irresponsable y por lo tanto reprochable.

Por otro lado, jamás he expuesto ni afirmado que emprender sea algo malo, eso sería una falacia. Pero si sigo cuestionando la manera en que se le pretende "vender" a la gente la acción emprendedora. Mi intención es más bien remarcar que emprender nunca debe ser tomado como una alternativa al empleo y mucho menos si se trata de situaciones desesperadas.

Hay que recordar que siempre trabajamos para alguien, aún en los casos en que decidimos ser emprendedores, así que sólo se puede calificar de error el hecho de dedicarse a emprender simplemente por haber tenido malas experiencias laborales previas (un mal jefe o un empleo insatisfactorio), pensando que podría ser una solución. Cuando lo que estas personas necesitan es un poco orientación.

Si no se promoviera tanto la obtusa idea de emprender, y no se mezclara “emprender” con “buscar empleo”, muchas familias se hubiesen salvado de perderlo o empeñarlo todo y seguro que habrían salido adelante con sus miembros trabajando por cuenta ajena.

Por esta razón es que no puedo culpar a estos emprendedores engañados, pues los verdaderos responsables (o irresponsables) son los vendedores de sueños imposibles, que se cruzaron en el camino de estas personas, pintándoles un arco iris donde deberían haber estado muchos carteles de orientación, y tapando con sus falsas promesas otras oportunidades más reales y acordes con el tipo de persona. A esos son a los que hay que culpar de estas desavenencias y a los que les pido ¡un poco de juicio al tratar de jugar los sueños y metas de las personas por favor!

Estoy cansado de ver artículos en donde no dejan de bombardearnos con consignas positivas y mágicas en relación al emprendimiento, como por ejemplo: “Cómo emprender con éxito” o “Los 10 mandamientos para emprender con éxito” y “Como emprender y no morir en el intento” y a la final resulta ser todo un engaño, pues la teoría es muy bonita, pero no nos da de comer.

Pienso que hay que darle a la gente las dos versiones del asunto, y hablarles también sobre los cientos de miles de emprendedores que han fracasado o perdido todo lo que tenían en el inútil intento de emprender y en donde sólo se dejaron arrastrar como incautos al abismo. Sólo trataban de perseguir un sueño imposible creado por positivistas de pacotilla e ilusos del sistema económico, que no hacen más que dar falsas esperanzas a las personas.

Hay que entender que no todo el mundo vale para emprender, y por eso critico tanto a los que se dedican a su promoción, ya que colocan el emprendimiento en un pedestal dándole falsas esperanzas a los “pobres asalariados” que por su desespero ignoran que siempre existirán muchas otras fórmulas para conseguir el éxito, sin la necesidad de arriesgar todo lo que tienen.

Así pues, “emprender” no es la panacea, como pretenden hacernos ver los Super-Emprendedores modernos, pues “la verdad” una que ellos muy bien saben y que todos deberían conocer, es que está demostrado que muy pocos lo logran. Así que me opongo rotundamente a los que pretenden imponer el emprendimiento como una salida al desempleo, pues no lo es y no lo será nunca. Es una simple opción para afrontar la vida, pero muy condicionada por otros muchos factores muy especiales, que hay que considerar muy bien antes de acometerlos.

Fuente: SM en Buscarempleo.es
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

20 pensamientos sobre “Está comprobado, emprender no es sinónimo de éxito

  1. Yoriento

    Senior,
    en este caso particular estamos en bastante sintonía. Creo que vender el emprendimiento como alternativa inmediata al desempleo crea unas expectativas irreales, independientemente de que fomentar la aparición y el desarrollo de emprendedores, desde la educación básica hasta la universidad, es una gran y necesaria idea.

    En fin, ya hace un año y medio que publiqué las 6 preguntas y los 8 pildorazos sobre emprendedores, pero la relación entre paro y emprendimiento, más en situaciones de crisis, siempre estará en el candelero. 🙂

    Un saludo afectuoso.

  2. Juan Martínez de Salinas

    Hola SM,

    Totalmente de acuerdo con lo que comentas.

    Nunca oyes hablar en este tipo de formaciones de los riesgos que existen de que no vaya bien el negocio que se emprende. La verdad que la gente que hace esto no tiene escrúpulos ya que se aprovechan de personas desesperadas que necesitan resultados positivos para poder vivir.

    Todas las cosas tienen un lado positivo y otro negativo y hay que conocer ambos antes de decidir nada y así poseer toda la información necesaria.

    Saludos,

  3. Gabriel Schwartz

    Muy interesante SM !
    Estoy de acuerdo contigo y , en principio, soy muy crítico de todo quellos que parezca una solución mágica.
    Quiero, de cualquier manera, transmitir mi experiencia. Soy un profesional indpendiente, eso me convierte en un emprendedor ? No lo sé…
    Además de seguir dedicándome a la atención clínica, armé un pequeño emprendimiento y, desde la distancia, hasta parece “una empresa”. Ahora, con este nuevo dato, sí pareciera que soy “un emprendedor” ! Qué honor !! Si supiesen, los que idealizan los emprendimientos, que empecé el mío por necesidad de ganar más plata, trabajando desde cyber cafés, dejando mi teléfono celular porque no podía pagar una oficina y sin invertir nada más que mi tiempo ? LLamando a todos mis contactos y contactos de mis contactos logré generar una necesidad que se basó en la confianza, un precio conveniente y, mientras tanto, sobrevivir con esfuerzo y ayuda de mi mujer, que también es “una profesional independiente con su propio emprendimiento”.
    En mi experiencia se tarda unos siete años en consolidar un proyecto.
    En mi caso no me hace rico pero vivo decentemente.
    Conozco perfectamente cómo son los inicios y lo que me asusta de los sabios consejos que dan los vendedores (que nunca en su vida tuvieron su propio emprendimiento, probablemente) son las grandes planificaciones, los planes de negocios, las ruedas de inversores, las campañas de marketing, la consolidación de la marca y todo un arsenal de herramientas que se aplican a grandes empresas y no a particulares que se tienen que ganar la vida.
    Sin embargo reconozco que no soy un modelo: hay personas que han armado su proyecto de una manera planificada y profesional y lo han logrado. Los admiro ! Pero íntimamente creo que lo han podido hacer porque tuvieron buenos contactos y dinero para sobrevivir mientras tanto. Y eso es lo que hay saber: qué podemos hacer, cuáles son nuestros recursos, ser cauto y gastar poco, no endeudarse –> toda esta crisis es, ni más ni menos, que endeudamiento sin soporte real: fantasías, humo !
    Un abrazo.

  4. Andrés Panitsch

    Totalmente de acuerdo con el artículo.

    Emprender no es sinónimo de éxito, aunque tal vez (y sólo tal vez) perseverar sí: 90% de mortandad significa que de 10 intentos uno sale. Y con uno alcanza ¿no?

    En todo caso lo que importa es la vocación. Hay que disfrutar lo que uno hace para poder levantarse 1, 10 o las veces que hagan falta.

  5. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Yoriento:
    Es que la realidad del sol no se puede tapar con un dedo… Hay que ser demasiado ingenuo para pensar que se puede sustituir una búsqueda de empleo con un negocio propio. Pero me sigue asombrando cuantos incautos siguen cayendo en la red del emprendimiento… a pesar de saber las consecuencias… a veces no los entiendo del todo, este tipo de conducta, quiero decir…

    Hola Juan M.:
    Lo cierto es que nunca los escucharás hablar mal de emprender, pues se ha convertido en un lucrativo negocio. Algo bueno de esta crisis es que ha dejado claro que los bancos no prestarán dinero para pamplinas y que sólo ayudarán a financiar verdaderos proyectos… tal vez eso ayude.

    Hola José Luis:
    Son ese tipo de artículos que mencionas los que generan más fracasos, pues predisponen a la gente a pensar que emprender es una especie de fórmula mágica, cuando resulta que no es aplicable en un 90%… Creo que lo que se necesita es gente que trabaje de verdad y no que piense en hacerse rico de la noche a la mañana.

    Hola Gabriel:
    Gracias pro incluir tu experiencia, la cual si pieno se trata de un emprendimiento, pues no se miden por tiempo sino por resultados… No creo que exista un modelo a seguir para emprender, así que yo diría que el tuyo es muy válido, de hecho demuestra mejores resultados que muchos otros que he visto comenzar con buen pie… Suerte en ese camino que has escogido…

    Hola Andrés:
    Muy importante la palabra que mencionas “perseverancia”… muchas veces es más de querer que de poder, y es por eso que si te gusta lo que haces triunfas… allí reside la clave.

  6. Nacho Muñoz

    Tienes mucha razón cuando afirmas que hay una desmedida pretensión por el emprendizaje, pero no deja de ser cierto que hay muchos jóvenes con aptitudes emprendedoras que podrían desarrollar una excelente carrera profesional por cuenta propia y que, por falta de información y conocimiento, “se pierden” en trabajos por cuenta ajena que no necesariamente cubren sus aspiraciones.

    Mi postura es que es necesario estimular el espíritu emprendedor, pero exponiendo no sólo los “pros”, sino también (y de forma muy directa) los “contras”.

    Un saludo.

  7. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Nacho:
    ¡Exacto! … hay que vender el emprendimiento pero señalando claramente los “pros” y los “contras”… Fíjate que hay más información sobre cómo emprender y sobre sus bondades que sobre sus inconvenientes… por eso pienso que la información en ese sentido es suficiente.
    Slds
    SM

  8. FaR LeGeND

    Como dice un amigo mío, “Emprender es sinónimo de aprender”, y lo dice por eso de haber emprendido 3 veces y habérsela pegado las 3.

    Cuando emprendes, y tienes tu plan de empresa calentito, sabes perfectamente que el riesgo de que no salga bien es medianamente alto, al menos si no cumples las expectativas. El mercado siempre puede sorprender, y pegar un vuelco al negocio, para bien y para mal. Emprender puede significar éxito, fracaso y aprendizaje (mezclándose a vuestro gusto). Si un negocio fracasa, los errores son aprendidos, la experiencia te hace más fuerte y maduras empresarialmente. Si tienes la suerte de tener una idea novedosa y triunfa, tienes todo ganado si consigues explotarla y diversificar. Si tu objetivo es hacerte rico en 1 año, estás perdido, siempre fracasarás, a no ser que puedas permitirte el lujo de arriesgar demasiado en algún negocio en concreto.

    Yo también estoy en desacuerdo con la mafia que hay detrás de todo esto para que la gente emprenda. Existen muchos intereses para diferentes bolsillos que llevan mucho tiempo frotándose las manos a costa de los emprendedores.

    Exponiendo los “pros” y los “contras” todo el mundo estaría más contento, se estimularía en su justa medida al emprendedor….

    Un saludo!

  9. Gabriel Schwartz

    Quizás yo sea un aguafiestas pero no creo en esos emprendimientos que surjen de una idea novedosa + un estudio de mercado + un plan de negocios: los verdaderos emprendimientos (los que tienen continuidad y se transforman en empresas) comienzan con un producto/servicio y un cliente, auqneu más no sea. Luego se desarrollan y crecen. Eso de tener una idea y “dar en el clavo”, suena a jugar a la lotería…
    Qué piensan ?
    Quizás sea un envidioso, más que un aguafiestas…

  10. Leo Borj

    Yo he vivido ambas experiencias y tengo “el corazón partío”. Como en la mayor parte de las cosas de esta vida, pros y contras se dan simultáneamente, depende de nuestras circunstancias y de nuestras preferencias personales pondera más unas sobre otras.
    Aplaudo que enfatices el dato objetivo de empresas que fracasan, o mejor dicho, que no prolongan su vida en el tiempo y aplaudo también tu denuncia a las “escuelas de negocios” que presentan el emprendimiento como una opción al trabajo por cuenta ajena pero con un sesgo optimista.

    Si todos fuesemos empresarios ¿quién trabajaría en las empresas?

  11. Senior Manager

    Hola FaR LeGeND:
    Pues fíjate que ahora que leo tu comment, si que se trata de una “mafia” de aduladores del emprendimiento que se aprovechan de los incautos… Es cierto que de los errores siempre se aprende, aunque yo trato de aprender siempre del primero sin volverlo a cometer, cuestión de estilo.

    Hola de nuevo Gabriel:
    Yo me inclino más por tu teoría, pues ya el sólo hecho de tener un cliente es sinónimo de facturación y de ventas, lo que en definitiva mueve un negocio. Una buena idea no siempre es un buen negocio, pero un buen cliente si que lo es.

    Hola Leo:
    Gracias por el apoyo… como puedes ver, el prestigio de las escuelas de negocio está en mi contra, pero los resultados son patentes y contundentes. Es por eso que seguiré denunciando falacias de este calibre.
    SM

  12. FaR LeGeND

    Todos aprendemos de los errores, los que tropiezan repetidas veces de la misma manera son personas que no se toman en serio su negocio, pero no si su tropiezo se debe a motivos diferentes… por mucho q no quieras tropezar, lo harás. No es lo mismo tropezar con 3 piedrecitas que con tres rocas… son cosas muy diferentes…

    Un saludo. FaR LeGeND

  13. Pingback: Emprender no es sin

  14. Lobo estepario

    Aquí citaré a un famoso especulador de bolsa: el cirujano cuando opera no piensa en el dinero que le va a reportar la operación. Piensa en hacer su trabajo con la máxima precisión.”
    Si pensamos en el dinero rápido seguro que fracasaremos. El objetivo es trabajar y hacerlo bien y así será como el dinero vendrá después.

    Un saludo.

  15. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola FaR LeGeND:
    Bueno, seguiremos tropezando ;)…un saludo

    Hola Lobo:
    Muy buena la analogía de concentrarse en lo que se hace y confiar que haciéndolo bien se obtendrán siempre buenos resultados.
    Saludos
    SM

  16. Logotipos para emprendedores

    Es cierto que la literatura comercial está atiborrada de afirmaciones rimbombantes en los que pareciera afirmarse una relación unívoca causa-efecto: emprendimiento-éxito comercial; imagen corporativa / ventas; capacitación profesional-inserción laboral; estética-seducción y miles más. También es cierto que este tipo de empresas dirigen su discurso a personas bien predispuestas a las afirmaciones simplificadoras, y lo que para algunos es una vulgar estafa para otros es credo. Como consumidores, están a nuestra disposición organismos de defensa y nuestro buen juicio.

  17. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Logotipos… Es cierto, el sentido común y el juicio son como un escudo para estas afirmaciones de corte comercial… Lo malo es que algunas personas no tienen la suficiente madurez intelectual como para no dejarse engañar, por eso tienen tanto éxito.
    Gracias por pasarte.
    SM

  18. Nacho Rivera

    Muy buen planteamiento.

    Emprender, es eso, emprender. El viaje es largo, el camino incierto. Pero la sed de aventura y autoconocimiento es vital. Lo importante es hacer bien las cosas, aprender de los errores y no mirar atrás. Al igual que un cirujano que está operando, lo único que le importa es hacerlo bien, concentrarse en la operación. No piensa en el dinero. Piensa en hacerlo bien. Si mima eso; el dinero y los éxitos ya llegarán. Pero el dinero o el éxito no pueden ser los objetivos. El objetivo es el camino. El día a día.

    El que busque seguridad, que cambie de canal.

    Un abrazo y gracias por el artículo.

  19. Pingback: Las 7 razones por las que en España tenemos el mayor número de parados de Europa - Senior Manager

  20. Pingback: Emprender no es sin