En mi empresa hay rumores…

En mi empresa hay rumores…
Aunque la afirmación anterior les parezca como otro título más para iniciar una conversación sobre los rumores de despido en las empresas, esta vez debo decir que no sólo hablaré en general, sino también a modo particular… Si, en mi empresa están despidiendo empleados, y por su puesto, siguen los rumores sobre más despidos…

Como en casi todas las empresas grandes de mi sector y luego de formalizada la primera ola de despidos del 2008, sigo escuchando en los pasillos rumores de que más personas serán despedidas, también escucho rumores sobre ERE´s, e incluso sobre cierres de departamentos enteros y otras cosas por el estilo en prácticamente todos los rincones y niveles de la empresa (altos cargos, mandos medios y niveles bajos)… con tantas personas asustadas y luego de varios meses trabajando con un miedo constante a ser despedidos, la situación es estresante y asfixiante.

Así que como muchos otros españoles, estoy sufriendo en carne propia las consecuencias de la crisis laboral en la que estamos sumidos, ya que independientemente de que se trate de un rumor, si que es cierto que existen muchas posibilidades de que sobrevengan más despidos en masa, pues la factibilidad de que ocurran se vislumbra cada vez más clara en el horizonte.


Mientras espero resignado la odiosa decisión (o que ocurra un milagro), también observo y compruebo, con desdicha, que la rumorología dentro de una empresa es un arma letal de peligrosas consecuencias, y que la incertidumbre (su detonante), afectan física y emocionalmente a todos los trabajadores que laboran bajo esas condiciones.

Como saben, nuestro primitivo cerebro aún no tiene la capacidad de enfrentar a la incertidumbre, pues nuestro sistema límbico no tiene manera de diferenciar entre lo que podría suceder y lo que sucede de verdad.

Así que en muchos casos, estoy seguro de que resulta mucho mejor para los trabajadores que anuncien los despidos oficialmente e incluso que los hagan efectivos, que seguir con la agonía de no saber que va a pasar. De esta forma, las personas ya saben a que atenerse y finalmente pueden controlar la situación de forma consciente, eliminando mucho del estrés contenido.

Pero qué podemos hacer si la empresa no dice nada y los rumores van y vienen… ¿Qué hacer frente a la incertidumbre?

En mi caso, no es la primera vez que paso por una situación de este tipo (ni la segunda), así que se podría decir que llevo ventaja.

Por eso, los consejos que doy a los empleados de mi empresa para que puedan minimizar los efectos de la incertidumbre (ya que no se pueden eliminar totalmente), son muy sencillos y fáciles de aplicar, pues se basan en las experiencias vividas en situaciones similares, que se centran en dos puntos fundamentales:

1.- No continuar conversando, propagando, ni agrandando el rumor; pues entonces no deja de crecer ni de mutar, y cada vez que crece influye más en las personas. Esto me ha resultado sumamente difícil de conseguir en nuestra cultura ibérica, pero aclaro que no es imposible.

2.- Centrarse en lo que sucede de verdad y no en lo que puede pasar, de forma de moverlos hacia un lugar en donde sientan que pueden controlar “algo” para restar importancia a lo que podría suceder. Si no pensamos en ello puede que pierda importancia, pero si lo pensamos día a día se puede convertir en el centro de todo, y es eso lo que queremos evitar.

¡A ver! Nuestro mayor temor es ser despedidos ¿no?, pues en lugar de pensar sobre lo malo de la situación, sobre la pérdida de los ingresos económicos, sobre las deudas a pagar o sobre el impacto negativo en nuestra vida social y nuestro nivel de consumo. Lo mejor es planificar lo que podríamos hacer frente a una situación negativa; es decir, si se llegase a materializar el despido... como dijo Yoriento en un reciente post:
"...el pesimismo es negativo para las emociones, pero positivo para los resultados..."

Así que buscando las mejores soluciones, preparándonos para el peor de los casos y explorando nuevas posibilidades, tendremos la mitad del camino hecho si la situación se torna crítica. Además, si ejecutamos esta planificación como un ejercicio semanal, nos resultará mucho más fácil centrarnos en la realidad.

Para lograrlo, lo importante es que puedas vencer y controlar el miedo a lo desconocido, pero haciendo "algo" al respecto, tal y como afirma Pilar Jericó:
"...pareciera que reconocer que tienes miedo es una debilidad, cuando en el fondo es lo que nos ayuda a saber como sobrevivir...

De esta forma, si ahuyentamos nuestros temores, también convertimos un problema en una oportunidad.

Aclaro, que esta actitud no resolverá el problema del posible despido, pero definitivamente eliminará cualquier componente emocional negativo, liberando nuestra mente de la perjudicial desmoralización que la posibilidad de perder el empleo produce, sobre todo, cuando son los rumores más fuertes que la realidad.
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

0 pensamientos sobre “En mi empresa hay rumores…

  1. José Luis del Campo Villares

    Los rumores son un arma de doble filo. En epocas normales y sabiendolos controlar son un arma de comunicacion buenisima.

    pero en esta epocas como las que vivimos son un mar de dudas, nerviosismo y una fuente de apatia, que deriva a su vez en desmotivacion y probablemente en despidos.

    Mala cosa rumores hoy en dia.

  2. Yoriento

    “Preparándonos para el peor de los casos y explorando nuevas posibilidades, tendremos la mitad del camino hecho si la situación se torna crítica.”

    Totalmente de acuerdo, Senior. Incluso es una cuenta actitud para cualquier situación, aunque no sea crítica 🙂

  3. Adrián García

    Estoy de acuerdo contigo, SM, la verdad es que si nos centramos en los rumores no conseguimos más que sufrir sus consecuencias, y eso es importante, aunque sean falsos.

    Por otro lado, al que se enfrente a un despido, si piensas en lo que te van a dar, en vez de en lo que dearás de recibir, y piensas que puedes encontrar un trabajo nuevo en poco tiempo, bueno, quizá estés ganando. Puede ser una oportunidad fantástica para mejorar tu carrera.

  4. Nacho Muñoz

    Lo interesante de que existan rumores tan graves como los que circulan en muchas empresas, como la de SM, es que, pase lo que pase, todo tendrá que cambiar ya que incluso en el caso en el que no sea necesario hacer despidos ni ERE´s ni nada por el estilo, el sólo hecho de existir tal clase de rumores hace que sea necesario comenzar un proceso de cambio en materia de comunicación interna para volver a restaurar la confianza de los empleados.

    En todo caso, me ha encantado el post y creo que debería ser leido de manera obligatoria por todo aquel que se encuentre inmerso en momentos de incertidumbre en su empresa, con esa constante rumorología de noticias negativas.

  5. Juan Martínez de Salinas Murillo

    Hola SM,

    En efecto, lo que comentas pasa en muchas empresas ahora mismo en España y no se hace nada con incentivar el miedo y la incertidumbre que produce vivir estas situaciones.

    No se hace nada con darle vueltas por mucho que os cueste desconectar. Así que si os teméis que podéis ser despedidos debéis anticiparos y comenzar a buscar alternativas para tener bastante camino recorrido en caso de que finalmente llega. No sólo me refiero a buscar trabajo, sino también, a plantearos que hacer y asumir la situación para evitar veniros abajo posteriormente.

    Y por supuesto nada de ser negativos ante todo hay que mirar hacia delante con optimismo y realidad. Los rumores perjudican seriamente la salud de las compañías y los nervios de sus integrantes.

    Saludos,

  6. Carlos

    La rumorología siempre ha existido y existirá, pero hace mucho daño y más cuando se habla de estabilidad laboral. Lo increíble es como la bola va creciendo y alejándose de la verdadera realidad.

    Yo nunca he vivido un ERE, pero como responsable de un amplio equipo de colaboradores, más de 140 personas, siempre he tenido y he querido hacer frente a los diferentes rumores que han salido, me influyeran directamente o no, pero si afectaba a la estabilidad de mi equipo los atajaba personalmente con transparencia informativa, es decir, me reunía con los puntos de propagación y daba la información que como directivo poseía, si iban a haber despidos lo indicaba, al igual que los criterios, si la empresa se iba a vender por problemas de liquidez y nuestro futuro era incierto, pues también, y animaba a mirar al futuro con la determinación de ser buenos profesionales que hacen excelentemente bien su trabajo, pero que desafortunadamente el futuro de una compañía no está 100 % en nuestras manos, pero siempre podemos ayudar a que vaya por el camino que deseamos con un enriquecimiento mutuo.

    Con esto quiero indicar, que mi equipo siempre me ha agradecido la transparencia, tanto a nivel colectivo como individual, ya que les ayudaba a saber a que atenerse, bueno o malo, y por eso animo a que, en la medida de que os sea posible luchéis contra la rumorología con información veraz y transparente, vuestros equipos os lo agradecerán.
    Un saludo,
    Carlos

  7. Formacion y Talento

    Me recuerda a una situación que hemos vivido recientemente en la fundación donde trabajo, no con respecto a despidos, sino al cobro de salarios. Se nos avisó que íbamos a tardar en cobrar, pero más tardaron en informarnos de los motivos reales, lo cual generó en una tormenta de rumores, malestar e incertidumbre,(aparte de estar varios días sin poder cobrar la nómina, algo nada agradable) hecho que se podría haber evitado con una información eficaz a tiempo.

  8. Agustí López

    Personalmente tuve que vivir el desagradable proceso de cierre, mejor dicho, traslado de una empresa para la que yo trabajé hace unos años. La peor experiencia laboral de mi vida. Sin duda, lo peor las especulaciones y rumores que hacían cada día peor que el anterior. El hombre es el único animal capaz de producirse miedo sólo imaginando el peligro, por improbable que éste sea. La única forma de atajarlo es con información, con transparencia. Como bien apuntas, es menos perjudicial para los individuos y para el colectivo que cuanto antes se les comunique a los afectados qué es lo que va a o ocurrir.

    Coincido también en que el enfoque y actitud que uno tome en estos momentos es lo que puede marcar la diferencia entre seguir adelante y detectar nuevas oportunidades o no.

    Sobre lo de ser pesimista u optimista, me temo que llego tarde al hilo por lo visto, veo que Yoriento documenta sus argumentos. Mi humilde experiencia vital me ha enseñado hasta ahora que una visión positiva me ha traído mejores resultados que una visión negativa de las cosas, aún en las peores circunstancias. Eso sí, no confundir positivismo u optimismo con candidez o ingenuidad. Para nada.

  9. Maria

    Recuerdo un triste experimento que se hizo con ratas. Unas tenían que pedalear en una rueda sin tener control alguno sobre ella mientras otras tenían una palaca que les daba algo de control. Las primeras murieron antes que las segundas. Con este tipo de experimentos se llegó a la conclusión de que la felicidad es la ausencia de miedo. Lo que propones es pues lo más acertado: intentar tomar el control sobre la situación, al menos hasta donde sea posible para capear el temporal.

  10. Jose Miguel Bolivar

    Sabios consejos, Senior. Centrárse en lo real y evitar perder el tiempo en cosas que al fin y al cabo no son más que conjeturas, por muy probables que parezcan.

    Se trata de “ocuparse” de lo que importa porque es real en lugar de “pre-ocuparse” de lo que aún no ha sucedido.

    JM

  11. Directivo Pyme

    La difusión de rumores puede formar parte de una estrategia dirigida para conseguir un fin.

    Muchas veces, un rumor no nace por sí sólo, sino que se trata de una maniobra estratégica para conseguir algo.

    1) Hay que analizar, en primer lugar. Estar atentos para saber de dónde surgió la primera voz y si esta fue influenciada por alguien. (no olvidemos que ningún estratega que se precie se lanza directamente a la arena del circo, sino que usa un “hombre de trapo”)

    2) Analizar el Móvil y quién sale beneficiado con la difuisión del rumor. Puede que el que se muestre más preocupado y entusiasmodo con lo malo del rumor sea el que más beneficios obtenga.

    Aunque en este caso estamos hablando de un rumor y una preocupación que en principio afecta a todos los empleados, es posible que alguien esté interesado en divulgarlo, reavivarlo y darle oxigeno para que se expanda rápida y letalmente hacia el objetivo. Por ejemplo, se me ocurre pensar que algún directivo mediocre esta preparando el terreno para despedir o limpiar en su departamento a algún o algunos empleados valiosísimos pero que saben de su incompetencia y claro sería muy sospechoso librase de ellos sin una gran preocupación y amenaza para todos. Es decir, que si se les despide fruto de una decisión de este directivo, nadie sospechará, simplemente se alegraran de que no les ha tocado a ellos.

    Soy un poco rebuscado, pero no sería la primera vez que siguendo pistas descubro un pastel…

  12. alfredus

    Siempre he creido que la propagación de los rumores es culpa básicamente de una mala política de comunicación de la empresa afectada.
    Ahora empiezo a creer que las empresas lo estan ultilizando para negociar: anuncio 2000 despidos para que la administración suelte euros, negocio con los comites y acabo despidiendo “solo” a 1100, de esos X son prejubilaciones, y los otros ERE y vuelven a propagar el rumor que si dentro de medio año no se arregla habrá que replantear la continuidad de los que ahora se quedan y vuelta a empezar.

    Es enfermizo para los empleados y hay que tener “sangre fria” para salirse de este circulo vicioso. Dedicarnos a realizar nuestro trabajo lo mejor posible y barajar alternativas a lo que estamos haciendo en la actualidad.

  13. Jaime Cuesta

    Un consejo, cuando oigais el rumor no os concentreis en vuestro trabajo, como suelen transmitir los jefes. Poner buena cara y, sin abandonar vuestras labores, dedicar todas las energías posibles a las relaciones públicas internas a todos los niveles (arriba, abajo y lateralmente). Nunca se sabe donde puede estar la mano salvadora.

  14. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola José Luis:
    Es cierto lo de las dos caras, pero por lo general los rumores tienen connotaciones negativas, y se les asocia con situaciones tergiversadas, que al transmitirse se van exagerando y causando estragos, sobre todo en las empresas.

    Hola Yoriento:
    No hay otra salida, “Si vis pacem, para bellum” Si quieres paz, prepárate para la guerra

    Hola Adrián García:
    Si, nadie sale exento de sufrir sus consecuencias, aunque sean falsos. Las oportunidades siempre están allí, sólo debemos estar calmados y tener los ojos abiertos para encontrarlas.

    Hola Nacho:
    La comunicación interna en las empresas, es un ente mutante que va cambiando según muchos factores, la tecnología, la Dirección, las tendencias. En este caso los rumores siempre estarán presentes, pues no es tanto un tema de comunicación sino de cultura. Gracias por proponer el post como de lectura obligatoria.

    Hola Juan Martínez:
    Creo que el problema no es tanto el rumor en si, sino cómo es utilizado por las personas para relacionarse y cómo influye luego dentro de un grupo homogéneo.

    Hola Carlos:
    Que suerte que nunca hayas vivido un ERE, pues es una situación que genera muchos rumores. Gracias por compartir tu experiencia y por mencionar lo de la “transparencia” como líder de un grupo, definitivamente este aspecto refuerza tanto la capacidad de reacción del equipo como el liderazgo.

    Hola Formación y Talento:
    Muy bueno el ejemplo que mencionas donde se aprecia que los rumores son destructivos en cualquier ámbito, lo importante es saber cómo atacarlos antes de que sigan creciendo.

    Hola Agustí López:
    Me gustó tu frase… “El hombre es el único animal capaz de producirse miedo sólo imaginando el peligro, por improbable que éste sea”… Creo que expone en síntesis la idea general de este post. Como bien apuntas, es la actitud lo único que puede darnos cierta inmunidad ante un rumor.

    Hola Maria:
    Tu aporte desde el punto de vista científico siempre enriquece mis post, y en este caso lo que mencionas sobre la felicidad y su relación con la ausencia de miedo, es una realidad que se aplica tanto a animales como a humanos.

    Hola Jose Miguel:
    Si, el tiempo siempre corre en contra nuestra cuando un rumor comienza a expandirse, por eso es fundamental evitar perder el tiempo en esas cosas que invitan más a “preocuparse” que pre-ocuparse”

    Hola Directivo Pyme:
    La estrategia juega un papel primordial a la hora de atajar los rumores para erradicarlos y creo que tu estrategia bien puede complementar mis consejos al respecto. Muy inteligente tu propuesta y nada rebuscada por cierto, de hecho la recomiendo como parte extensiva de este post.

    Hola alfredus:
    Es posible lo que apuntas, aunque pienso que no sucede en la mayoría de los casos, sobre todo por que los rumores son difíciles de controlar y es casi imposible evitar que se tergiversen una vez iniciados. No obstante, si que veo tu teoría como factible y hasta viable.

    Hola Jaime Cuesta:
    Apuntado queda tu consejo. Mucha gente se precipita y toma decisiones y posiciones apresuradas, tu apuesta por la calma y la prudencia es de sabios.
    Saludos cordiales,
    SM

  15. Ikeburu

    Hola. Me ha gustado leer todos vuestros comentarios, la verdad es que en cierto modo ayudan. Mi empresa tambien ha presentado ya un E.R.E. en el que despidieron a unos 70 trabajadores y, han cerrado dos plantas de producción, sólo queda una. Ahora, hay trabajadores en E.R.E. temporal pero ya se está planteando otro E.R.E. definitivo y la lista de los trabajadores que éste contendrá. Estoy de acuerdo que lo peor que puede ocurrir es la incertidumbre y la no trasparancia de la información cuando ésta es rumoreada por pasillos y los hechos son evidentes. Pues tan sólo hace un par de semanas, nos informaron de la situación real de la empresa, hecho que no se podía ocultar al no pagarnos la nómina pero mientras tanto “aparentemente” todo iba bien y el departamento financiero disparaba los rumores intencionadamente ?!. Se trabaja con mucho más stress, y, nerviosismo, no sólo por la carga de trabajo (se reparte la carga que había), sino porque si no cobras y te vienen exigiendo, no tienes motivacion, es inevitable. Llevo muchos años aquí, pero me estoy planteando seriamente mi inclusion personal en el E.R.E. creo que es una opción para un cambio además de tener la posibilidad de cobrar por el despido aunque sea mínima la cantidad, (yo esto ni lo sabía), y tambien ver otros matices, estudiar una carrera. Veremos…
    Slds/Ike

  16. Senior Manager

    Hola Ikeburu:
    Entiendo bien tu situación pues la he vivido y la estoy volviendo a vivir. Sólo decirte que revises con calma los acuerdos a los que ha llegado el comité de tu empresa y hablar con alguno de los que vaya a las reuniones para que te dé la información de forma más objetiva, ya que en las actas se pierde mucho de lo que se dice.
    Mucha suerte.
    SM