El despido ¿Afecta a todas las familias por igual?

El despido ¿Afecta a todas las familias por igual?

Es evidente que toda la familia queda afectada cuando uno de sus miembros es despedido de su empleo. Aunque si se trata del despido del cabeza de familia (el que genera la mayoría de los ingresos), la situación pasa de delicada a preocupante.

Si el sustento familiar se ve afectado a causa de un despido, la armonía de los miembros se verá también afectada. Las relaciones tenderán a tornarse tensas y seguramente aumentarán las discusiones por temas económicos que terminarán afectando la relación por siempre.

Los problemas más comunes serán los cambios de roles dentro de los miembros y la reestructuración de las actividades y funciones domésticas. Mientras dure la falta de ingresos y la inestabilidad económica, aumentarán las fricciones y por ende las discusiones, convirtiendo las relaciones de pareja en paulatinamente tensas, y si ya existía un problema de pareja previo, la situación de tensión se agudizará sin duda alguna.


En caso de haber niños de por medio, entonces hay que multiplicar los problemas por cada uno de ellos. También hay que tomar en cuenta que el ambiente de tensión generalizado podría afectar el rendimiento escolar, así como sus conductas y actitudes, sobre todo de los que están en edad escolar.

En estos casos, la carga económica familiar pasará a recaer en el miembro que aún conserva el empleo (si es que no lo ha perdido aún), por lo que éste deberá estar preparado/a para afrontar una situación nueva que seguramente acrecentará sus niveles de estrés y frustración.

Pasar a ser el sustento de una familia de la noche a la mañana, es una responsabilidad muy grande a nivel de carga psicológica, y estos efectos se maximizan si la persona en cuestión no estaba laborando y sólo cumplía funciones domésticas. Así que pasar de la ausencia laboral formal a la búsqueda activa de trabajo, también podría tener sus efectos en el contexto familiar.

Esto se debe, a que no se suele contar con la formación actualizada ni las competencias técnicas luego de una situación de inactividad, máxime cuando esta persona supera los 40 ó 45 años de edad, pues no le será tan fácil encontrar un empleo pronto y mucho menos si no cuenta con las condiciones mínimas exigidas en la actualidad.

De modo que posiblemente tendrá que conformarse con desarrollar alguna actividad de bajos ingresos, al menos al principio, debido más que nada a la premura de la situación.

Entonces si que pienso que el despido tiene sus efectos en el entorno familiar... ¿También lo creéis así vosotros?
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

0 pensamientos sobre “El despido ¿Afecta a todas las familias por igual?

  1. Carlos

    Buenos días SM,
    Por desgracia, lo que comentas en el post es una realidad que hoy están viviendo muchas familias, en aumento y sin un horizonte claro. Mi caso es cercano, pero afortunadamente planificado y consensuado en familia, por lo que no hay dificultades económicas de las que preocuparse, pero si la adaptación a una nueva etapa, donde la búsqueda de un nuevo reto profesional es mi actual trabajo, y donde el apoyo de los otros pilares de la unidad familiar es fundamental para alcanzar el objetivo en un entorno de crisis no planificado.

    Pero si es cierto, que aún siendo planificado, los roles tienden a cambiar, las tensiones se incrementan y hay que tener la cabeza muy fría para aflojarlas, y mirar hacia adelante todos unidos.

    Aún siendo difícil la adaptación, es necesaria hacerla en equipo, la familia es única, y los proyectos profesionales pueden y serán varios y diversos. Se alcanzarán más temprano o más tarde, pero se alcanzarán, y de nuevo el ciclo empezará, pero no hay que olvidar todo lo que se ha aprendido en el camino, y lo básico, con quién hiciste ese viaje.
    Saludos,

  2. Jose Miguel Bolivar

    Todo despido es un mal trago pero si además produce que la economía familiar quede en precario, entonces se convierte en un drama.

    Creo que has descrito a la perfección las consecuencias de esta situación. Todos dicen que el dinero no da la felicidad y seguramente sea cierto. Lo que también es cierto es que al menos suele calmar los nervios y que su ausencia suele traducirse en problemas y más problemas.

    Un gran post.

    JM

  3. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Carlos:
    Gracias por comentar sobre tu caso, ya que aporta algo de realidad a mi post. Yo he pasado ya dos veces por esto y creo que es posible que se de la tercera, pro eso quería tocar este tema precisamente ahora que la situación familiar se ve afectada por la laboral.

    Hola JM:
    Como cónyuge, seguro que sabes que la economía familiar muchas veces sostiene a una relación. Es llegado el mometo de la crisis cuando estas relaciones se ponen a prueba.

    Hola José Luis:
    Vaya que lástima, tu experiencia hubiese sido un valioso punto de vista…

    Hola Sandra:
    Gracias por pasarte…

  4. Ignacio Duelo

    Coincido con todo lo que has escrito. Psicológicamente, un despido es difícil para las relaciones de la familia.

    Agrego un elemento más, que perjudica a la organización. Para la familia del despedido, y para todos sus amigos, y para el almacenero de la esquina, la empresa “X” pasa a ser “la empresa que echó a José”. Menudo golpe para la reputación de la empresa en ese micromundo ¿no? El famoso “boca a boca”.

  5. Roy Jiménez Oremauno

    Bueno tengo un amigo que es la segunda vez que enfrenta un despido y mantienen un nivel de vida bastante alto, el problema es que los gastos se mantienen y la familia sufre un reacomodo extremos y las tensiones se dan día a día.

    El trata de formar y crear su propia empresa pero creo que son tiempos muy difíciles para poder arrancar con una empresa nueva, pero la verdad es que hay que ser esforzado y valiente y seguir adelante no queda de tora, ya que los recibos siguen llegando y las deudas hay que pagarlas.
    Saludos

  6. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Ignacio:
    Indudablemente toda la cadena de servicios que rodea al despedido se ve afectada, es por eso que nadie se salvará de esta recesión.

    Hola Roy:
    Yo mismo he perdido el empleo en dos oportunidades y no es nada bueno, pero se aprende a ver la vida de otra forma y a tener calma cuando hace falta.
    Slds
    SM

  7. Maria

    No tengo experiencia propia pero si he vivido la ajena y por lo que he visto puede ser realmente dramático. Muy bueno tu post, como ya nos tienes acostumbrados, y el “timing” ¿que te voy decir?