Del autónomo, ese gran abandonado

Del autónomo, ese gran abandonado
For SaleHe querido publicar este artículo inédito de Arancha Ruiz Bachs, como un preludio a lo que será el lanzamiento de su propio blog (que se encuentra ahora mismo en etapa de diseño...)

Conociendo a Arancha, estoy convencido de que dará mucho de que hablar una vez ingrese en la blogosfera, por eso he decidido apoyarla abiertamente y difundir sus inquietudes desde el primer momento.

El artículo que les dejo a continuación, trata sobre sus reflexiones luego de una charla a la que asistió y donde el tema central fueron los autónomos y las pocas organizaciones que están haciendo algo por ellos... sobre todo en estos momentos en donde el resto de instituciones oficiales los han abandonado a su suerte.


Del autónomo, ese gran abandonado


Hoy (06May09) he ido, convocada por las AGIMAS , a un almuerzo financiero organizado por el Hotel Le Meridien dentro de la nueva política que sus departamentos de Marketing y Relaciones Públicas han ideado para dejar de ser una caja con habitaciones y restaurante y pasar a convertirse un sitio de encuentro donde ampliar conocimientos y formación en temas económicos, científicos o culturales de actualidad.

El invitado de hoy era Salvador Duarte Soto, Presidente de CTAC, la Confederación de Trabajadores Autónomos de Cataluña. Lo primero que destaca de él es su juventud, y lo siguiente su pasión y clarividencia.

A pesar del título de este artículo hoy he aprendido que los autónomos no están (tan) abandonados, y todo gracias a personas como Salvador y a la actividad que ejercen desde asociaciones como la suya. Contó de una forma anecdótica que fundaron el CTAC a raíz de la sensación de abandono permanente que sintieron él y otros trabajadores autónomos por parte de las múltiples instituciones. Es de alabar que se movilizaran y llegaran a constituir un colectivo que la semana pasada se reunió con el presidente del Gobierno en Moncloa y se han convertido en un grupo con voz en diferentes ámbitos ministeriales (que pena que no con voto).

Salvador nos ha hablado de una coyuntura atípica, que por primera vez en la historia de las coyuntura económicas ha experimentado una destrucción del empleo autónomo, cuando lo normal era que aquellos que dejaban el trabajo por cuenta ajena decidieran continuar su actividad auto empleándose.  Esto sería lógico si pensamos en sectores muy castigados como construcción y transporte pero debería haberse compensado con altas en servicios profesionales.

La CTAC está luchando por lograr del Gobierno un compromiso para hacer realidad la promesa de los préstamos ICO, que se quedan paralizados en más de un 70% de los casos por las entidades financieras al no querer asumir el riesgo sobre el 50% que no garantiza el Gobierno.  Parece que la opción para dinamizar esos créditos atascados sería conseguir que el Gobierno obligue a las entidades públicas SGR (Sociedades de Garantías Recíprocas) que avalen el 50% restante. Está por ver.

También nos ha contado Salvador los avances en materia de autónomos dependientes, que por primera vez consiguen una sentencia que reconoce su derecho a compensación cuando la empresa de cuyos ingresos dependen en más de un 75% decide prescindir inesperadamente de sus servicios.

Y otra gran novedad, se está trabajando sobre la propuesta ¿real? de aprobar una prestación a los autónomos por cese de actividad o disminución drástica de sus ingresos.

El autónomo por fin tiene interlocutores que se preocupan por conseguir ventajas o sólo equiparaciones de derechos a otros trabajadores, ya que al fin y al cabo ellos también están contribuyendo con sus cuotas a la Seguridad Social en este sistema contributivo del que en teoría nos debemos beneficiar todos. Pero recordemos que no está pensado para ser una hucha de “como yo he contribuido quiero mi parte”, sino que es un sistema basado en la sociedad del bienestar, para favorecer a quienes lo necesitan en la medida en que lo necesitan.

Quiero terminar con unas reflexiones de Salvador, en las que hace autocrítica de los vicios que hemos adquirido fruto de una bonanza dilatada, y nos anima a recordar lo que significa emprender:
"Poner esfuerzo en lo que hacemos, nada es fácil y llega sin trabajo.
Hay que formarse y reciclarse, sólo así estaremos preparados para lo inesperado."


"El mercado se ha vuelto muy competitivo, sólo si somos lo mejores (aplicando los dos puntos anteriores) triunfaremos y nos mantendremos en él."

Y recordó a su paisano malagueño Pablo Ruiz Picasso asegurando...
..." la inspiración existe, ¡pero debe encontrarte trabajando!".

Nota final: Recomiendo a los autónomos que consulten los servicios del CTAC.

Arancha Ruiz, además de Head Hunter profesional, es Licenciada en Derecho, Master en Asesoría Jurídica de Empresas (Instituto de Empresa), Master en Política y Gestión Medioambiental (Universidad Carlos III Madrid) y Executive MBA por el Instituto de Empresa.
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

6 pensamientos sobre “Del autónomo, ese gran abandonado