¿Cuáles son tus expectativas salariales?

¿Cuáles son tus expectativas salariales?
Si en una entrevista de trabajo el seleccionador empieza preguntando por las expectativas salariales, es evidente que se ha comenzado con mal pie...

¡y no es que sea errado hacer la pregunta!... Pero si que hay que saber cuándo es el momento justo para exponerla.

Criticando un poco la labor y las actitudes de los seleccionadores en general; considero que realizar la consabida pregunta sobre las expectativas salariales al inicio del proceso de selección o justo al comenzar la entrevista, es una mala práctica. Sobre todo, si se está tratando con candidatos para cubrir posiciones de mandos medios o niveles inferiores.

Es así, como muchos seleccionadores continúan pensando (erradamente), que haciendo esta simple pregunta lo antes posible, pueden conseguir la información que necesitan para comenzar a tomar decisiones, o para usar la respuesta del candidato como herramienta de “filtrado rápido”, e incluso como una forma de evitar perder el tiempo…  Aunque lo que en verdad terminan perdiendo, son las posibilidades de encontrar a los mejores candidatos para el perfil ofertado.



Otra desventaja de hacer esa pregunta a destiempo, es que plantea posibles prejuicios por parte del candidato, que luego marcarán y condicionarán toda la entrevista, así como la conducta del mismo.

A partir de allí estará a la defensiva, afectando así toda la sesión; ya que hacer esta pregunta "de entrada" equivale a decir: “no me importa cuál es tu potencial ni tu vida laboral, sólo quiero saber cuanto quieres cobrar”…

Hay que recordar que la determinación del sueldo y las aspiraciones son, en ese momento, un factor meramente secundario en el proceso de selección… Encontrar al candidato con el mejor perfil para el puesto a cubrir sigue siendo el objetivo primario de la entrevista.

Otro problema que presenta el hecho de hacer esta pregunta “tan temprano”, es que el candidato tenderá a “cotizarse al alza” proponiendo una cifra alta, pues al no saber nada más, considerará los valores que ya tiene de referencia en su mente, como: su sueldo anterior (o actual), lo que ha investigado, lo que marca el mercado, sus aspiraciones soñadas, etc.

Así que una vez respondida la pregunta y al encontrarse “vacío de opciones”, y por ende, con pocas posibilidades de poder negociar, será más difícil que luego (al cierre de la entrevista), acepte alguna oferta por debajo de lo expuesto. Pero no porque no le interese aceptarla, sino porque ya dijo una cantidad superior, y si la acepta sería como auto desvalorizarse…

Por lo general, el seleccionador termina por desvalorizar al candidato ofreciéndole una cantidad inferior a lo que él/ella había propuesto… Así que en ese momento, se ha perdido a un buen candidato que no aceptará menos de su valor. Pero que de haberse hecho bien, posiblemente si hubiese aceptado lo que se estaba ofreciendo sin presiones ni prejuicios.

Si eres entrevistador, ten en cuenta que tú ya conoces las respuestas, el candidato no… Es imposible saber si un candidato, con un perfil adecuado para el puesto, está dispuesto a negociar si empiezas haciendo esta pregunta.

Por último, ¿cómo te sentirías si en una entrevista te hacen a ti esta pregunta apenas empezar? ¡Piénsalo! Y recuerda que se aprende más poniéndose en los zapatos del candidato que actuando sólo como entrevistador.

Bonus track para seleccionadores: Bueno, digamos que has encontrado a un candidato "perfecto" para el puesto y además has seguido mi consejo dejando la pregunta para el final. Pero aún así, las expectativas del candidato sobrepasan el sueldo a ofrecer… Pues bien, le puedes decir esto:
“Observo en ti mucha capacidad para llevar el puesto ofertado y pienso que tu perfil se adecua bastante bien a la oferta, no obstante te confieso que no estamos preparados para una expectativa tan alta. Nosotros podemos ofrecerte ahora mismo X cantidad… [haces una pausa] ...De todas formas, no veo razones para anticiparnos y prefiero que lo pienses con calma y nos hagas saber tu respuesta en un par de días si te parece bien, yo por mi lado me comprometo a exponer tu propuesta a mis superiores, pues a la final son ellos los que deciden".

Por lo general, y ya fuera de la tensión de la entrevista, la mayoría acepta la oferta. Aunque lo más importante de esta acción o de estas palabras que te sugiero, es que pospones la respuesta y no te arriesgas a perder un candidato potencial de buenas a primeras... Al mismo tiempo puedes revisar con la empresa cliente (o con tus superiores), la posibilidad de darle al candidato lo que pide, o al menos ajustar el importe a su favor.
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

24 pensamientos sobre “¿Cuáles son tus expectativas salariales?

  1. Roy Jiménez Oremauno

    Yo te preguntaría cuales son los parámetros para saber cuánto podemos pedir por nuestro trabajo. De acuerdo a salarios anteriores o como me aconsejarías para saber cuánto pedir, ya que no me puedo sobrevalorar y no me puedo subvalorar creo yo, pero si uno pide una monto salarial y le ofrecen muchos menos, no es eso una señal que el empleador no te está valorando.
    Saludos

  2. José Luis del Campo Villares

    A mi pocas veces me han iniciado en a entrevista con esa pregunta (alguna si).

    Lo que si esta claro es que una respuesta que no se puede evitar dar, por lo tanto se debe de tener una respuesta preparada, eso seguro.

    Un saludo

  3. Jesús López

    Hola Senior,

    Qué auténtica barbaridad!! Creo que nunca he tenido una entrevista así y cuando me toca hacerlas no se me ocurriría nunca…

    Si alguien empieza una entrevista así creo que ya quiere descartar, desde un primer momento, al candidato por precio. Es como si estuviese negociando en un mercado de marroquinería!!

    Yo creo que eso denota mucha falta de ética profesional y de lógica personal, pero eso ya es razonamiento mio…

    Saludos,

  4. Juan Martínez de Salinas Murillo

    Hola SM,

    Muy buena reflexión.

    La verdad que aquellos entrevistadores que en los primeros coletazos de la entrevista preguntas cuales son las aspiraciones salariales de los candidatos demuestra que poco le importa que esa persona se ajuste al perfil a nivel de requerimientos. Sólo le interesa que se acople al salario pensado.

    Yo personalmente pienso que el tema salarial hay que dejarlo para el final del proceso de selección con aquellos candidatos que mejor encajen.

    En caso de que el nivel salarial de la persona que mejor encaje se escape al salario pensado para iniciar en ese puesto en vuestra empresa hay que ser franco. Explicando claramente la situación y dándole un plazo de unos días para que lo piense. De esta forma muchos aceptan porque sopesan todo y no sólo el salario.

    Saludos,

    Juan

  5. Iñigo

    Buenas noches Senior:

    Ni todo es blanco, ni todo es negro. En mi caso, normalmente, doy toda la información del puesto de trabajo, al principio de la entrevista (salario, condiciones, tipo de contrato y explicación de la empresa y,si me dejan, digo el nombre). Hay gente que de entrada me dice que no al puesto de trabajo, ya sea por la empresa, por las condiciones del contrato o por que el salario está muy por debajo de su salario actual y son ellos mismos los que no quieren seguir. De este modo tanto el candidato como yo ganamos tiempo y sabemos por donde nos movemos, siempre sabiendo que hay un margen hacia arriba y hacia abajo.

    De todas formas en mi experiencia como consultor, me han tocado Gerentes de empresas que te marcan claramente el salario, y a veces por debajo de mercado y ese factor sabes que es determinante y lo que puedes buscar al hablar del salario, es no hacer perder el tiempo a el candidato ni el consultor.

    Y por cierto a mi me preguntan casi siempre cuanto cobro por el proceso de selección y a veces esto es determinante para que me contraten o no. Hay empresas que tan solo se fijan en el dinero y otras que además del precio se fijan en valores anadidos que le ofreces a la empresa.
    Iñigo

  6. Jaime Cuesta

    He trabajado en tres empresas en mi vida, en la primera no pregunté, el objetivo era trabajar, en la segunda, una gran consultora, el salario era público y conocido (y las oportunidades posteriores también) y en mi empresa actual me lo preguntaron digamos que a los 2/3 de entrevista.

    Yo, por si las moscas, dí un rango, bastante amplio como objetivo, pero que incluía una jugosa mejora sobre mi salario de entonces ya desde el límite inferior. Lo que siempre me sorprendió es que me ofrecieran el rango más alto junto a un jugoso bono anual y los beneficios extrasalariales típicos del sector de la Banca.

    En mi caso, ese salario consiguió sacarme de mercado unos cuantos años, de forma que cualquier oferta estaba muy lejos de mis condiciones. Aquí sigo.

  7. Pablo Rodríguez

    Hola, Senior.
    La verdad es que es bastante llamativo lo que comentas, a mí nunca me ha sucedido eso, como máximo a mitad de la entrevista, aunque lo usual suele ser hacia el final de la misma, tanto en el caso de que el seleccionador sea la propia empresa como que sea un consulting de selección.

    Sí puede ser, como comenta Íñigo, que sea una cuestión práctica, para ahorrar tiempo, y planteándolo como él hace, es decir, hablando no sólo del sueldo, sino de todo lo demás relativo al trabajo, parece razonable.

    La diferencia es que si es la empresa la que lo plantea desde el principio, está ofreciendo claridad, está siendo transparente, va de cara, mientras que si al iniciar la entrevista, y aún sin conocer todos los detalles, le preguntan al candidato cuánto quiere cobrar, le están dejando desarmado, como bien dices, “vacío de opciones”, ya que el candidato aún no tiene claro cuánto podría pedir, salvo por lo que cobra ahora y por la información general que pueda tener, pero que en cualquier caso será insuficiente.

    Es decir, que depende de cómo se plantee la “negociación” con el candidato.

    Otra cuestión, quízás ya lo has tratado en algún post anterior. Eres partidario de ir preparado a las entrevistas, ya que es mejor dar una buena impresión y por lo menos haber pensado de antemano en ciertos aspectos, para que no nos cojan “en blanco”. Sin embargo, mi pregunta es la siguiente: ¿cómo conseguimos orientar una entrevista cuando el entrevistador no es muy bueno?

    Quiero decir, a mí me ha pasado en alguna ocasión, que ves que el entrevistador va soltando preguntas inconexas, no tiene preparada la entrevista (¡ni se ha leído el currículum!), o hace mucho hincapié, por ejemplo, en aspectos que no tienen importancia, o muy antiguos…

    A mí eso, personalmente, me desespera un poco…

    Saludos.
    Pablo Rodríguez

  8. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Roy:
    Yo te aconsejaría informarte sobre lo que pagan otras empresas del sector y en base a eso hacer una media, después dependiendo de tu perfil y experiencia, subir o bajar en base a la media. Así tendrás también una respuesta con argumentos por si te preguntan de dónde sacaste esa cifra.

    Hola José Luis:
    Pues has tenido suerte, y yo diría que siempre puedes decirle al entrevistador que le darás la respuesta al final de la entrevista.

    Hola Jesús:
    Pues si que las hay, por eso el motivo del post. Hay veces en que no hay intención sino desconocimiento o falta de experiencia. Los profesionales de la selección están cada vez peor preparados…

    Hola Juan:
    Aunque pueda ser verdad, la verdadera razón es la falta de preparación y la carencia de técnicas eficientes de reclutamiento y selección. Yo siempre dejo el tema salarial para el final del proceso. Es la única opción.

    Hola Iñigo:
    Tu estrategia permite filtrar rápidamente y ahorrar tiempo, pero no te deja descubrir cuáles candidatos tienen buenos perfiles como para negociar con ellos si a la empresa le interesa alguien bueno de verdad, quiero decir, más allá del sueldo.

    No sé hasta que punto es flexible la empresa, pero estoy seguro de que hoy en día prefieren calidad en detrimento del coste…¿no?
    También funciona a la inversa, pues si no puedes tocar el sueldo, me imagino que habrá otros beneficios con los que se puede jugar para atraer.

    Hola Jaime:
    Gracias por exponer tu caso, ya que sirve de ejemplo y referencia para los que lean el post.

    Hola Pablo:
    Pues si, todo depende de la consultora o del “profesional” que te toque en la entrevista, sobre todo ahora hay un auge de entrevistas telefónicas donde de entrada te dan el salario y no estás de acuerdo “Adiós Gracias”
    Estoy de acuerdo en lo que apuntas sobre que el candidato queda desarmado, eso es lo que pretendo concientizar para que los entrevistadores eviten caer en esta práctica.

    En relación a tu pregunta… Es más fácil conseguir orientar una entrevista cuando el entrevistador no es muy bueno, ya que la mayoría de los veces él lo sabe y no actuará con propiedad, y esa falta de soltura puede ser aprovechada para que el candidato influencie el rumbo de la sesión.
    Ejemplo, sin importar lo que te pregunte, puedes seguir la pauta que tenías planeada saltando de un tema al otro en forma de conversación guiando así la entrevista. Empieza respondiendo la pregunta pero pegándola inmediatamente con lo que te gustaría exponer sobre ti. Y nunca te desesperes, si lo haces es porque prestas más atención al seleccionador que a ti mismo, controla tus emociones.
    Saludos.
    SM

  9. Enrique

    Sonará borde, pero si esa es la primera pregunta, lo mejor y lo más correcto es levantarse y marcharse.

    Evidentemente alguno dirá que es perder la oportunidad de un trabajo, pero en realidad es perder la “oportunidad” de entrar en un sitio que sólo le interesa expltoarte pagándote lo menos posible. Lo que seas tú o lo que puedas hacer ni les importa.

  10. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Enrique un placer verte de nuevo por aquí… Es lo que yo también haría, pero ahora que tengo la experiencia, pues cuando era más joven puede que me hubiese quedado allí como a muchos otros les pasa.
    No creo que sea perder una oportunidad, sino dar rienda a otras que vendrán.
    Saludos
    SM

  11. Luis

    Hola SM,

    Como sabes, estoy muy de acuerdo contigo.

    Como se ha dicho en comentarios anteriores, es el “paquete” de: remuneración económica, beneficios sociales (a menudo no cuantificables), clima laboral, política de desarrollo de carreras y “ajuste” del aspirante con la empresa los que deben determinar la selección.

    Cualquiera de las dos partes que empiece la entrevista con una cifra, hace una selección “miope”.

    Saludos,

  12. Alberto

    Mi profesor de RRHH, me dijo que uno debía hacer tres preguntas al buscar empleo:
    ¿Con quién voy a trabajar?
    ¿En qué?
    ¿Cuánto hay pa eso? (Salario)
    Yo agregaría en dónde.

    Uno, como entrevistado debería llevar estructuradas sus espectativas en función de las cuatro preguntas que queremos nos respondan.
    Igualmente, el entrevistador debería cerrar la entrevista cuando ya sienta que se han contestado esas preguntas
    Un abrazo,
    Alberto

  13. Senior Manager

    Hola Luis:
    Gracias por pasarte, tus comentarios y tu experiencia siempre enriquecen el contenido original. Muy acertado lo de intercalar el término “miope”, una buena analogía.
    Saludos,

    Hola Nacho:
    Es lo que pasa con los conceptos básicos, son tan obvios que parece que la gente los olvida.

    Hola Alberto:
    Pues felicita a tu profesor de mi parte, pues son pasos aplicables en cualquier país o contexto. Muy importante tu intervención pues complementa el post y le da toques de guía a seguir.
    Un abrazo,
    SM

  14. cotizaciones bolsa

    Pues a mi tampoco me ha ocurrido en ninguna entrevista, lo que comentas de que ya de primeras te pregunten tus expectativas salariales.
    Bien es cierto, que también muchas veces, ya acudes a entrevistas en las que antes, al leer la oferta, ya te ponen el salario a percibir.
    Imagino que esto que comentais, será en entrevistas en las que en el anuncio de la oferta te ponen, salario a convenir.
    Aunque si al entrevistador lo primero que le interesa saber es el sueldo que tú quieres percibir, la mejor manera de no perder el tiempo, es dejar ya avisado en la oferta de trabajo, cual va a ser el sueldo.

    Como siempre, un gustazo pasarme por el blog.

  15. diseño web valencia

    Como comentaba alguien, yo en mis primeras entrevistas, ni preguntaba el sueldo. Solo habían ganas de encontrar un trabajo.
    En el resto, ese tema, ha salido por parte del entrevistador, después de que primero me explicara en que consistía el puesto de trabajo, para finalmente el mismo decirme el sueldo.
    Una vez en eso, ya eres tú el que si estás seleccionado, eliges si te interesa trabajar por ese sueldo o no.
    Nunca me han preguntado mis expectativas salariales.
    Lo normal es que ya en la propia oferta te lo digan, o que durante la entrevista sea el entrevistador el que lo mencione, y si no lo menciona, pues ahí estás tú para preguntarlo sin incordiar mucho.

    De todas maneras, imagino que existirán muchos tipos de entrevistas, y que no será lo mismo para un comercial, que para un informático, etc…por poner unos ejemplos.

  16. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola cotizaciones bolsa:
    Has tenido suerte, pues cada vez es más común con tanto seleccionador nuevo e inexperto. Si, tal vez la práctica de saber el sueldo de antemano sea buena, pero no deja de ser como vender un producto expuesto al público, no sé, pero apuesto por discutirlo en base a lo que pueda observare en la entrevista.

    Hola diseño Web Valencia:
    Puede que la situación actual anime a la gente a escoger cualquier cosa, pero como ya dije en otro post hay que ser precavido.
    Gracias por incluir tu experiencia personal, ya que a través de las experiencias es como se puede aprender. Lo que si es cierto es que cada entrevista es un mundo aparte.
    Saludos
    SM

  17. Pingback: 10 acciones concretas que te permitirán sobrevivir en un proceso de selección - Senior Manager

  18. Manuel Díaz

    estoy muy de acuerdo con los comentarios de que si esa es la primera pregunta de expectativas salariales empezamos con mal pie, en mi opinión sería dejarla como última pregunta. ¿por qué no ponen ellos mismos el salario del puesto y ya está?, para eso están los convenios si es una empresa seria de verdad, existen los currículums que puedes argumentar documentalmente si la oferta de trabajo coincide con tu perfil y por otro lado pueden ellos hacer una primera valoración. Estás muy necesitado de un puesto de trabajo como es mi caso y, de ser posible, con carácter indefinido pero ves estas cosas y lo que te dan ganas es de no inscribirte y olvidarte de ello.

  19. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Manuel: No todas las profesiones se rigen por convenios, así que este hecho aplica al universo laboral en general… A veces las empresas pueden jugar con la oferta y la demanda y ver lo que dice el candidato. Lo que es incorrecto es hacerlo desde el inicio…También hay que tomar en cuenta que no sólo me refiero a las empresas que están en España.
    Saludos

  20. SERGEI

    TENEMOS UN PEQUEÑO DESPACHO DE ASESORIA A EMPRESAS, EL CUAL ENTRE OTRAS COSAS DESEAMOS OFRECER A NUESTROS CLIENTES EL SERVICIO DE BOLSA DE TRABAJO, O SEA BUSQUEDA Y SELECCION DE PERSONAL, EL PROBLEMA ES QUE NO SABEMOS CUANTO ES LO JUSTO QUE LES COBREMOS POR ESTE SERVICIO, SI TENGA QUE SER ANUAL, MENSUAL O COMO, SERIA TAN AMABLE DE ORIENTARME AL RESPECTO. GRACIAS.

  21. eduar ramirez saavedra

    hola a todos, saben cual seria mi respuesta a su pregunta. ‘ Expectativas salariales ‘ = Lo que usted esta presupuestado para mi. ….. espero haber sido claro con ustedes gracias.

  22. angela

    fuia a una entrevista de trabajo y le dije que mi expectativa es $ 450 y no se si me llamaran o no,