Aprende a identificar a los gurús tóxicos que sigues en Twitter

Hay quien aún piensa que los que tienen muchos seguidores en Twitter es porque "saben mucho". Pero lo cierto, cialis es que ser popular no tiene nada que ver con poseer conocimientos, medicine ni mucho menos con tener experiencia en algún campo o sector. En Twitter hay muchos usuarios con fama previa, ailment que antes de existir las redes sociales, ya contaban con miles de seguidores o fans... que le vamos a hacer, si le gustas a la gente, pues le gustas. En ese caso, se trata de gente famosa y es "normal" que sus fans también los sigan ahora en las redes sociales. En cambio hay otros, que sin ser famosos, han escalado en Twitter haciendo crecer su número de seguidores hasta conseguir miles de ellos. Hecho que les ha dado cierta visibilidad (no lo llamaría fama), y al mismo tiempo los ha convertido en seres sombríos, lejanos y pedantes. Se han olvidado de que hace un par de años, también comenzaron desde cero, como todos en esta Red. Son los mal llamados "gurús" (yo les agrego el adjetivo: "tóxicos"). Esos que piensan que Twitter es un monólogo o una Corte en la que sólo pueden hablan ellos. Lo digo porque la mayoría sigue a un puñado de personas, mientras ellos son seguidos por miles en una proporción mesiánica. Incluso puede que hasta hace poco tiempo atrás alguno fuese tu amigo, cuando todos éramos iguales, antes de la llegada de Twitter. Pero hoy, parece que ya no estamos a su altura para compartir, conversar o debatir; pues se han subido a un pedestal que ellos mismos han construido a base de seguidores. Un pedestal que posee una altura visible sólo en sus mentes y una medida calculable sólo en sus egos. Lo peor, es que esta actitud tóxica puede contagiarse a cualquiera. La conducta cambia cuando el individuo se percibe en una posición de poder. Así que simplemente se convierten en otras personas... En algunos casos dejan de ser personas y pasan a ser sus alter egos. Sólo las mentes más fuertes logran escapar de la anestesia social que origina la llegada del poder y de la influencia. La buena noticia, es que Twitter no es para siempre, así que los pedestales se irán transformando o destruyendo, a medida que esta herramienta vaya mutando; pues la precaria materia que los conforma, es tan estable como las personalidades de estas personas (yo opino que son inestables). Aquí te dejo una lista de los gurús tóxicos que he podido identificar y la descripción de sus rasgos más evidentes... ¿Reconoces a alguno? ¿Te viene algún nombre a la mente?: El Seductor: Aparece de la nada y empieza a seguirte. Posee una foto de imagen impecable, una Bio espléndida y un TL de lujo, además de miles de seguidores. Por lo que siempre da una excelente primera impresión, así que lo sigues. Días más tarde, te embauca dejándote de seguir. Y tú terminas pensando que dejó de seguirte porque “hiciste algo malo”. Se dedica a esto todo el día y consigue así a muchos seguidores. El Frío: Antes era una persona “normal”, pero ahora que cuenta con miles de seguidores, es incapaz de responder a la mención o la crítica de cualquiera de ellos, pues los considera “plebeyos”. Siente que está por encima de los demás, y que Twitter es un monólogo en el que él es el único que tiene derecho de palabra. Actúa de forma fría y ajena, como si no existiera nadie más que él. Sólo sigue a una decena de “afortunados” que se dedican a hacerle la pelota diariamente. El Egocéntrico: Es el que piensa que Twitter no existe… él es Twitter. Sobrevalora tanto el haber conseguido tantos seguidores, que llega a pensar que es “el rey” de todos ellos. Siente que puede hablar sobre cualquier tópico, así que habla sobre temas que ignora con una seguridad pasmosa, haciendo pensar a los demás que es experto en todo; desde tecnología, pasando por social media, incluyendo cómo bailar flamenco y saber hacer la mejor fabada del mundo. Por lo que muchos terminan embaucados y parafraseando cualquier falacia que haya tuiteado. El Manipulador: Tiene la capacidad de atraer a muchos seguidores con su encanto personal, bromas, halagos, algunos tweets de interés y un toque de humor. Así se gana la confianza de muchos usuarios que deciden seguirlo con la esperanza de que él también los siga. Cosa que nunca termina haciendo, pues jamás estarán a "su nivel". El Parásito: Vive de los RT de los demás. Desde su pedestal de miles de seguidores conseguidos a fuerza de muchos tweets, porque no hace nada más que tuitear; convierte en "servidores" a varios buenos dinamizadores, que por hacerle la pelota, retuitean todo lo que publica. Utiliza su influencia para reclutar más dinamizadores que hagan el trabajo de difusión de sus tweets dándoles cada vez más seguidores. El Mafioso: Se convierte en “El Padrino” de un grupo muy cerrado que lo sigue y que él sigue de forma exclusiva, cuya proporción en número de seguidos en comparación con el resto de seguidores no llega al 1%. Desde su inexpugnable posición, tuitea cualquier cosa que es inmediatamente retuiteada por “la familia”. Guarda un singular parecido con el “Parásito”. El Pseudo-Famoso: Ya era conocido públicamente antes de que existiera Twitter, pero no tanto como para llamarlo "famoso"... Ha usado su reconocimiento para ir adquiriendo seguidores. Nunca tuitea nada interesante, y sus tweets son escasos. Simplemente no le importa nadie, pues él siempre será superior a los demás. El Artificial: Para él, el fin justifica los medios, así que se ha hecho con miles de seguidores con la técnica de seguir a miles de usuarios, pero no interactúa con todos ellos, sino con un reducido grupo de “ungidos”, algunos de su misma raza artificial; con los que retuitea, conversa y bromea. El resto es sólo un vehículo al que parece despreciar, y que utiliza para alcanzar el mayor número posible de seguidores. Reflexión: ¡Piensa un momento! ¿Estás siguiendo a algún gurú tóxico en Twitter? A uno que no sigue a nadie más que a un puñado de "amigos"... Puede que tú mismo le hayas ayudado a convertirse en eso. Ayúdalo a volver a la realidad y a poner los pies en el suelo dejándolo de seguir.
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

16 pensamientos sobre “Aprende a identificar a los gurús tóxicos que sigues en Twitter

  1. Franck

    Es un gran tema de conversación, pero al final creo que no tiene tanta importancia.

    Un par de reflexiones:
    * Si estas siguiendo poca gente y que uno domina tu TL, sea guru o no, me lo quitaría del medio
    * Si estas siguiendo a mucha gente, acabas usando listas y te cambian el panorama
    * No quiero ni imaginar lo que Dans o Punset pueden tener que leer en emails, tuits y comentarios en Facebook. La fama tiene su precio también.
    * Ahora bien, no me gustan las cuentas administradas por terceros
    * Twitter esta llegando poco a poco a Mass Media, y por eso entran gente con ideas claras y estúpidas (100% comercial y spammers)
    * Twitter no requiere reciprocidad
    * Yo por ejemplo intento dar valor y ayudar a los demás, pero no siempre es posible

    Creo que la clave es de estar en Twitter como estas en la vida misma. ¿Son + capullos los famosos? No lo sé, por pura estadística, no tienen porque serlo, ¿no?

    Gracias por este excelente resumen de la jungla tuiteriana Pedro.

    PD: Para mi ni Dans ni Punset son tóxicos, solo son famosos!

  2. Angel Cabrera

    Aunque haciendo de abogado del diablo. ¿Cuántos, cuantas veces, no habremos caído, pecado?

    “Amén” por este atrevido artículo. Como siempre, creando ejemplo. 🙂

  3. ana

    Bueno, se podría decir que tú mismo, Senior Manager, eres un poco “egocéntrico” ya que no conversas demasiado con tus seguidores. Algunos te responden, te hacen RT, comentan tus tweets, … jamás una respuesta. No será que ves la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio…? Me pregunto. Aparte de que este artículo me suena un poco a pataleta envidiosa…

  4. Jose Ortega

    Hola SM,
    Yo hace unos días reflexionaba en Twitter sobre ello también. En mi tweet me dio por pensar que lo malo de usar el término ‘followers’ o ‘seguidores’ es que al final cualquier twittero se piensa que lo que dice marcará tendencia…
    Y claro, eso a algunas personas les sube el ego hasta la categoría de ‘gurú’.
    En cualquier caso, no hay que olvidar que muchas veces los followers no ‘escuchan’ realmente lo que publicamos a diario,…algunos nos tienen allí por si un día entre los cientos de tweets que leen les da por pararse en el nuestro. Así es que en el fondo no debe ser tan importante ni tan alto el pedestal al que estos señores se suben 😉
    Un saludo!
    Jose.

  5. goloviarte

    Bueno,el post ha sacado a relucir a alguno de los gurus toxicos leyendo algún comentario :))).Todos quieren que se les responda a sus tweet,y eso,hoy por hoy es imposible,pero quizás el que menos lo esperes es respondido,y se que en tu caso,si saben tocarte la fibra,para bien o para mal,respondes.
    Ahora,ya me dirás en que categoría estoy yo :))) saludos

  6. elena_sin_h

    Sobre responder los tweets…. yo no busco que me respondan los tweets, pero sí las preguntas dirigidas a esos twiteros. Y me da igual que sean gurus, toxicos o pringados de a pie. Si le he preguntado o me he dirigido a el/ella en concreto, que me responda! Aunque sea un simple “No lo se” o un “gracias”.
    Luego si tienes millones de seguidores y solo sigues a 10, pues vale, pues me alegro…. me da igual!
    Yo no sigo a todo el que me sigue, ni espero que me siga todo aquel al que sigo!

  7. José Carlos Alcántara

    Uff tienes muchísima razón en este artículo, hay muchos que pierden la humildad con facilidad, a mi me pasó que en mis inicios a un supuesto gurú le pedía un poquito de ayuda, duditas pequeñas, pero el tío parecía siempre demasiado ocupado. Hace poco, se dió cuenta de que manejo un blog con una buena cantidad de gente en mi círculo de influencia y me pidió que escribiera un artículo para su blog o que grabáramos un video juntos. Jaja el interés tiene pies no? Saludos!

  8. Rafael

    Me ha encantado el artículo. Mi mas sincera enhorabuena.

    En la viña del señor el ego es algo que va creciendo y como no lo cuidemos pasa que empiezan a prosperar esos tóxicos que bien hablas. He intentado en mi lista no seguir gente que no me pueda aportar algo, pero veo cada pildorazo de ego… Pero como en todos lados los hay profesionales, no profesionales y los que cansan con sus memeces.

    Un buen saludo compañero y de nuevo muy buen post

  9. Juana Corbalan

    !Qué bueno! Los he tenido de todos los tipos, pero me los he quitado de encima a todos. ;)) Y mi TimeLine se ha quedado mucho más humano. Aunque veo cómo algunos quieren relevar a los anteriores gurús tóxicos. Y en algún caso veo cómo todos le siguen a ciegas y retuitean todo, como dices, sin ver que es un verdadero fraude.
    En fin, los egos son los egos. Y Twitter sabe inflarlos bien …Y ¡Foursquare no te digo!
    Saludos y gracias. 🙂

  10. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Franck: Pues la verdad si creo que es importante, pero entiendo tu reflexión… gracias por el listado, pues me ha resultado interesante contratarlo con mis propias ideas. 🙂
    Hola Angel: Gracias por la precaución, entiendo el planteamiento, y aunque puedaser un pecado general, yo lo considero algo de esas personas, sin incluirme.
    Hola Boloo: Qué lástima que no hubiese empezado…
    Hola Ana: Bueno, ten por seguro que revisaré tu feedback, pues hasta ahora pensaba que no era percibido de esa forma. Gracias por decírmelo.
    Hola Huele: Pues si, huele, pero en realidad que no es. Gracias por pasarte.
    Hola José: Cierto es que se trata de un juego de egos, pero por eso mismo hemos de ponerle un freno ¿no?
    Hola Goloviarte: Muchas gracias por tu feedback positivo, casi llegué a pensar que estaba haciendo algo mal, pero ya sasbes como se ponene algunos cuando tocas a sus Dioses 🙂 Saludos.
    Hola Elena: Si, lo que pasa es que Twitter está diseñado para conversar, no para hacer monólogos. Veo que coincidimos.
    Hola José Carlos: Pues si, el interés tiene pies, y espero que hayas puesto en su lugar a ese gurusillo je je je… Saludos
    Hola Rafael: Gracias de verdad, la intención era esa… Saludos.
    Hola Joana, me alegro de que te haya gustado. Veo que estamos de acuerdo en los temas sobre el ego… nos leemos 😉
    Saludos
    PR

  11. Jaime izquierdo

    Hola Senior,

    Los gurús tampoco responden a comentarios en su blog, así que a ver si aprendes y dejas de contestar, que vas a parecer de la plebe y no te haremos caso! :-)))

    El artículo me ha parecido estupendo. Es muy difícil mantener el contacto de forma consistente cuando se tienen muchos seguidores, pero hay actitudes que se notan a la legua. A veces veo con mi hija los dibujos de “La banda del patio”, y en serio, me río porque encuentro más situaciones parecidas con Twitter de las que cabría esperar…

    Gracias por la oportunidad de comentar y un abrazo,

    Jaime

  12. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Jaime…ja ja me has hecho reír 🙂 Una verdad más grande que el Sol. Creo que todo tiene que ver con la percepción, pero ya sabemos que no todos saben percibir lo que les rodea de la forma positiva en que lo hacemos los demás…
    Saludos
    PR

  13. Pingback: ¿Quién certifica que alguien es o no es Community Manager? El rol de AERCO - Senior Manager

  14. Pingback: Bloggers a seguir en 2011