5 pasos para buscar empleo sin usar las redes sociales, pero si la Red Personal de Contactos

¡Humm!... ¿Por qué hemos de buscar empleo únicamente a través de los contactos virtuales?

Esa fue la pregunta que me hizo Felipe Rodriguez hace unas semanas, leyendo uno de mis posts, en donde sostenía que las redes sociales profesionales son el mejor vehículo para buscar empleo.

En lugar de caer en un debate estéril, le propuse que escribiésemos un post conjunto en donde exponer una vertiente diferente sobre el tema, considerando que siempre hay cabida para todos los puntos de vista. Y así lo hicimos.

Felipe se define a si mismo como un "orientador laboral con enfoque psicopedagógico". Y desde su blog "Psicopedagogía Laboral" nos da consejos profesionales, tanto a los que buscan empleo, como a los que nos dedicamos a orientar personas.

Juntos, hemos llegado a la conclusión de que todos los blogs que hablan sobre búsqueda de empleo y orientación laboral, han mencionado a las redes sociales como pilar fundamental para encontrar trabajo a través de la gestión de contactos.

Pero, aún no se ha planteado la pregunta: ¿qué pasa con todas esas personas que no quieren ni “pueden” utilizar las redes sociales como vehículo? ¿Por qué han de quedarse afuera de nuestros consejos?


Si la “mejor técnica” para buscar empleo, sigue siendo el Networking, entonces cualquier vía es buena para mantener activos nuestros contactos, independientemente de que lo hagamos (o no) a través de las redes profesionales que estás disponibles en Internet.

La Búsqueda Activa de Empleo, sigue siendo la prioridad en estos tiempos para muchos que siguen sin encontrar un trabajo; y dicen las estadísticas que las mayores oportunidades aparecen luego de una acción de nuestros “contactos”. De hecho, el 80% de las ofertas están “sumergidas” en las redes de contactos.

Lo que “no” dicen las fuentes, es cuál de las vías de gestión de contactos ha resultado ser la más exitosa. Así que, podemos decir: que lo fundamental es, precisamente, gestionar los contactos, y no destacar a un vehículo o un canal en particular.

Búsqueda por contactos y analfabetismo funcional en informática de usuario


Lo más importante en este caso, es poder satisfacer la necesidad de la mayoría; pues como bien es sabido, la mayor parte de la población desempleada no utiliza las redes sociales profesionales con fines laborales.

No obstante, los orientadores laborales (nos incluímos) se siguen empeñando en centrar sus consejos en base a su uso y difusión, excluyendo en cierta forma al colectivo ajeno a la Web 2.0.

Así que con este post, queremos ofrecer un modelo de trabajo práctico que pueda ser utilizado por todo el mundo, tenga o no Internet, para gestionar los contactos sin emplear las nuevas tecnologías; pero dejando claro a la vez, que la gestión de contactos puede optimizarse de forma exponencial utilizando las herramientas 2.0

Por lo tanto, y sabiendo que la gestión de contactos dentro de la búsqueda de empleo, es tal vez, el aspecto más importante del proceso. Hemos desarrollado los siguientes pasos que podrían adaptarse, tanto a modelos de búsqueda basados en el uso de las redes sociales, como a los que están totalmente afuera de su uso; los cuales se basan en el Networking presencial o de contacto directo.

Pasos necesarios para la gestión eficiente de contactos, en función de optimizar la búsqueda de empleo:


Paso 1: Explorar y recopilar contactos actuales.

Hacer una lista con todas las personas que conocemos y que nos conocen actualmente. Seguro que cuentas con más personas en tu haber de las que pensabas en un principio.

-Familiares
-Amigos personales
-Antiguos y actuales compañeros de trabajo, incluyendo jefes.
-Conocidos “cercanos” del día a día (como una cajera del super con quien tenemos confianza, nuestro banquero, quiosquero, empleado de gasolinera, el de correos, etc).
-Vecinos
-Compañeros de cursos a los que hemos ido o vamos actualmente

Paso 2: Ordenar, seleccionar y agrupar a los contactos.

a) Anotar para qué creemos que nos puede ser útil cada contacto. (En los casos de duda, los podríamos clasificar como “general”).

Muchos contactos pueden sernos útiles, de manera general, como medio de difusión de nuestra candidatura y como canalizador de oportunidades. Por lo tanto, si estas personas saben que buscamos trabajo y en qué somos buenos y lo que nos interesa, puede darse el caso -y de hecho se da- de que se tropiecen en su vida diaria con alguien a quien esta información le pueda interesar. Asimismo, "cuatro ojos ven más que dos"; y cuarenta, mucho más. Es decir, también se tropezarán con oportunidades (charlando con otros de sus conocidos, viendo un anuncio, o simplemente descubriendo una vacante de casualidad) de las que nos podrán informar.

Otro tipo de contactos, además, podrán ser especialmente útiles por su posición y sus relaciones actuales en una empresa; bien por las oportunidades que puedan surgir en ésta o bien por las relaciones que tenga con otras de nuestro interés. En estos casos, también convendría clarificar cuáles son estas relaciones para adecuar nuestra estrategia de entrada de nuestra candidatura en las correspondientes entidades, a través de estos contactos.

b) Crear una serie de categorías que nos resulten útiles y agrupar a los contactos.

Convendría aquí dar orden a la información anterior, agrupándola por categorías. Cuanto más organizada tengamos la información, mayor será el control que podamos tener sobre nuestros contactos actuales y sobre nuestra estrategia de búsqueda de empleo a través de los mismos.

Las categorías pueden ser, simplemente, el origen de los contactos (es decir, "familiares", "amistades", "vecinos", "ex-compañeros trabajo", etc), aunque si sabemos que un vecino tiene otras características más interesantes, deberíamos reflejarlo en una categoría aparte (por ejemplo llamada "trabajador empresas mi sector", o incluso "con influencia en determinadas empresas sector"). Son sólo ejemplos, desde luego cada uno deberá organizar la información según la lógica de lo que tengan sus contactos.

c) Definir para qué tipos de puestos creemos que nos puede llegar a ser útil cada categoría (la general necesitará una estrategia "general")

Ahora tocaría enriquecer la información orientándolas a objetivos laborales. Cada categoría puede sernos útiles para puestos de todo tipo (siempre dentro de nuestros intereses), pero seguro que hay contactos que son especialmente interesantes para posiciones determinadas o empresas concretas. Todo ello deberías tenerlo en cuenta para definir tu estrategia.

Paso 3: Planificar nuestra estrategia de toma de contacto.

a) Trabajar habilidades sociales básicas (prácticas propuestas: Danzarina propone presentarse en 1 minuto, para lo cual es fundamental preparar un guión de presentación y ensayarlo, pero manteniendo nuestra naturalidad, con una actitud positiva. Pero sobre todo, aprovecharemos para fomentar nuestra profesionalidad –subraya Lola- por encima de pretender en nuestros contactos simplemente favoritismos o amiguismos.)

Un aspecto "transversal" importante a tener en cuenta en las relaciones sociales, es su entrenamiento y mejora. Ello se puede conseguir a través del conocimiento y de la puesta en práctica de pequeñas técnicas. "Nadie nace aprendido", y aunque hay quien tiene más o menos facilidad para las relaciones sociales, todo el mundo puede mejorar su sociabilidad cuidando, al menos, algunos aspectos básicos.

En este sentido, encontramos muy interesante (y divertido) este artículo de Yoriento sobre los"9 rasgos de las personas que caen bien", quien también ofrece unas recomendaciones sobre saber iniciar, mantener y finalizar una conversación en su ya citado artículo "la mejor estrategia de búsqueda de empleo".

b) Una vez trabajadas ciertas habilidades básicas, definir estrategia para cada categoría, incluida la "general". (esto implica que tendremos preparado un guión, para aplicar con cierta naturalidad, a la hora de tomar contacto con cada persona de manera planificada). Más adelante esperamos trabajar algún ejemplo de guión para algunas ocasiones...

c) Decidir también toda la logística relacionada (a quién llamaremos por teléfono, a quién visitaremos en persona, etc), lo cual incluye estar preparados para tomar notas -ya que en muchos casos lo que recibiremos de nuestros contactos es un teléfono de otro contacto-, tener a mano tarjetas de presentación o nuestro CV en 1 página (por ejemplo).

d) Tener claro que hay que ser agradecido: Agradecer la ayuda, y mantener los contactos más allá de la ayuda prestada. (quedaría muy mal acordarse sólo de algunas personas cuando nos interesa y luego "si te he visto no me acuerdo").

Paso 4: Ejecutar la estrategia

Practicar antes las habilidades sociales básicas y los guiones preparados.

La estrategia debe estar bien definida, aunque hay que dejar un espacio a la naturalidad y a la improvisación. Más vale errar a veces por poca planificación que ser demasiado rígido con nuestra estrategia, y que eso trascienda en nuestra comunicación con los demás.

Tomarse cada cita como si fuera una entrevista de trabajo (como recomendaba Lola en su comentario), lo que implica, como mínimo:

a) Cuidar el aspecto.
b) Actitud positiva y receptiva (saber escuchar, interesarse por lo que nos dicen, no sólo ir a "lo nuestro").
c) Comunicar de manera clara, amena, breve y específica qué podemos hacer y qué buscamos profesionalmente (como apuntaba Juan Martínez de Salinas)

Paso 5: Aumentar nuestra red de contactos.

A lo largo de nuestra gestión de contactos, irán surgiendo más contactos (nuestros conocidos nos referirán a otros, en muchos casos). Estos contactos nuevos, pasarán a aumentar nuestra lista de contactos.

Conclusiones qué aporta la búsqueda por contactos (no virtuales)


-Es la técnica que mayores probabilidades de encontrar oportunidades ofrece.

-Relación esfuerzo y dedicación / eficiencia y rentabilidad de la búsqueda por contactos.

-Inversión de futuro, no sólo de presente.

-Mejorarás también relaciones personales, y tu sociabilidad.

Qué requiere


-Requiere aprendizaje contínuo, y mejora de habilidades sociales (a todos, a unos más a otros menos). Estar dispuestos.

-Mantener después la red de contactos.

Reflexión: Este post lo hemos dedicado a los miles de buscadores de empleo que no necesitan usar las redes sociales, que no las quieren usar o que simplemente no saben cómo hacerlo. Bajo la premisa de que los contactos presenciales son también importantes para encontrar empleo.

Imagen de: © Simon Marcus/Corbis
DESCRUBRE ARTíCULOS SIMILARES
Compártelo
¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir contenidos similares
Tranquil@ no enviamos spam, sólo contenido de valor.

13 pensamientos sobre “5 pasos para buscar empleo sin usar las redes sociales, pero si la Red Personal de Contactos

  1. Yoriento

    Buen apunte, Pedro. Ya conozcas a las personas por medio de redes sociales o en contextos presenciales clásicos, siempre tendrás que saber qué hacer con esa información 😉

  2. Pingback: Tweets that mention 5 pasos para buscar empleo sin usar las redes sociales, pero si la Red Personal de Contactos - Senior Manager -- Topsy.com

  3. Pingback: uberVU - social comments

  4. Quiero empleo

    Una reflexión muy interesante…

    Está claro que la mejor forma de encontrar el empleo que buscas es mantener una red de contactos actualizada. ¡Sea por el medio que sea! Digital o personal. El contacto face-to-face siempre es importante, y también es apasionante poder aportar un medio más a los candidatos para que mejoren su situación laboral y desarrollar sus competencias personales y profesionales, como pretendemos con los servicios Quiero. Los candidatos desarrollan sus competencias para mejorar su empleabilidad, destacando frente a las empresas.

    En relación a las habilidades sociales que desarrolla saber crear una red de contactos, el networking es una habilidad en sí misma y exige práctica, autocrítica y bastante técnica. Practica, practicar y practicar…

  5. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Alfonso: Creo que este post cubre una necesidad que muchos de los que vivimos en el mundo 2.0 no sabemos ver.
    Gracias por pasarte.

    Hola Quiero Empleo: Gracias por enriquecer el post con tus inclusiones. Está claro que no podemos desestimar ninguna opción de networking a la hora de buscar trabajo.
    Saludos
    SM

  6. Pepe Moral Moreno

    Buenos días a todos,
    básicamente estoy de acuerdo con todo lo que se dice; efectivamente, la conversación no tiene por qué estar únicamente en internet, aunque aporta herramientas muy interesantes para su mantenimiento (el de la conversación).
    Únicamente quiero apuntar que pienso lo más importante es mantener la conversación antes y después de la búsqueda de empleo; tenemos que tener cuidado a quién nos acercamos en situaciones difíciles y cómo nos acercamos; creo que fue Tom Peters el que dijo “cuando te llama un ex compañero después de diez años para quedar a comer, seguramente es que está buscando trabajo y te costará una comida…”
    El tratar de explotar contactos no contactados hace tiempo puede resultar contraproducente en un momento dado… insisto que pienso que lo importante es haber mantenido y mantener la conversación, y en éste sentido, las herramientas actuales facilitan mucho más el trabajo que el tradicional tarjetero.
    Saludos, y enhorabuena por el post!,
    Pepe Moral

  7. begoña

    Hola a todos.

    Corroboro lo dicho por todos, y especialmente por Pepe: hoy en día lo tenemos más fácil que nunca el hecho de mantener los contactos personales a través del contacto virtual (un email breve, un mensaje corto, pero emotivo que demuestre que apreciamos a esa persona).
    Y enfatizo lo dicho por SM: “quedaría muy mal acordarse sólo de algunas personas cuando nos interesa y luego “si te he visto no me acuerdo”; en ese caso, es uno mismo quien se labra la fama, y luego no debe extrañarnos que no nos tengan en cuenta cuando las cosas van bien dadas. La generosidad es un don, pero el agradecimiento también.

    Saludos.

  8. Jose Luis del Campo Villares

    Buenas amigo, llego a tiempo, 😉

    Networking, como decimos los gallegos ‘hailo’, ¿que sea más o menos eficiente?, digo yo que dependerá mucho de la red de contactos de cada uno. Da igual el formato, virtual o físico. Lo que realmente importa es la calidad de ‘la otra parte’.

    A mi modo de ver, el networking físico sigue triunfando para un perfil determinado de buscadores de empleo, que probablemente se circunscriban más a una zona geográfica más concreta.

    Para pofesiones más liberales de amplio ambito geográfico, el networking virtual se torna necesario.

    Lo bueno es poder nmanejar los dos de forma adecuada.

    Un saludo

  9. Isabelle Ayel

    Quiza como complemento a los 5 pasos (siempre “trabajar” su “red”, en el empleo como en el desempleo) se podria también enforcar la búsqueda con la siguiente pregunta:
    ¿En qué empresa me gustaria trabajar?
    Desde esa pregunta buscar contactos que le permitiria recojer información sobre esas empresas y luego el punto de entrada para obtener una entrevista.
    Por supuesto la web social es el lugar perfecto para buscar informaciones y relacionarse con personas de la empresa requerida (el famoso número de Erdos) pero la red personal puede ayudar mucho también.

  10. Senior ManagerSenior Manager Autor del artículo

    Hola Pepe: Muy cierto, hemos querido explotar este tema sabiendo que las opciones son todas buenas, pero que no hay que descartar a las más tradicionales, sobre todo cuando son las que aún prevalecen.

    Hola Begoña: Mi fiel lectora… Creo que la facilidad e inmediatez de que hablas es la principal causa de que estemos dejando de lado el contacto personal y nos centremos en la red… a ver si la sociedad se lo toma bien… o mal. Eso lo determinará el futuro.

    Hola José Luis: El Networking personal seguirá por un tiempo siendo el principal sistema de gestión de contactos. Hasta que convirtamos al mundo en una sola red virtual… hasta allí seremos personas.

    Hola Isabelle: Gracias por los “complementos”… has enriquecido el post con tu pregunta tan reflexiva.
    Saludos
    SM

  11. Pingback: 5 Síntomas de que tú no estás haciendo los deberes en las redes sociales. Redes sociales profesionales. LinkedIn, | Un Cafelito a las Once - 1C11